Gobierno indaga infección viral de dos médicos y descarta epidemia

Se ha descartado que los dos galenos tengan influenza, el primer diagnóstico estará listo dentro de 48 horas. En tanto, se toman medidas estrictas de bioseguridad.
lunes, 01 de julio de 2019 · 00:10

Alejandra Pau  / La Paz

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó  que los dos pacientes médicos que están internados en terapia intensiva en dos centros hospitalarios de La Paz todavía no cuentan con un diagnóstico determinado. Ambos presentan una sintomatología de tipo viral, pero se descartó que se trate de algún tipo de influenza (H1N1 y H3N2). Del mismo modo, descartó una emergencia epidemiológica por estos casos. 

“Tenemos hipótesis diagnósticas, una de las más importantes es una enfermedad viral que debe ser corroborada laboratorialmente. Se ha descartado la influenza y otras enfermedades virales, tanto en estos pacientes como en una paciente anterior que ha fallecido  (…) . Estamos tomando todas las medidas de bioseguridad necesarias. La población debe quedarse tranquila en ese sentido, es una situación controlada”, aseveró Montaño en una conferencia de prensa, anoche. 

Los doctores G. Vidales y M. Ortiz, profesionales del Hospital Gastroenterológico, que se encuentran en estado crítico, tendrán un primer diagnóstico dentro de 48 horas. Estos resultados estarán a cargo del Instituto Nacional de Laboratorios (Inlasa). Las muestras de laboratorio de los pacientes también fueron enviadas al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC Atlanta, en Estados Unidos, y los resultados  estarán listos en 14 días. 

De momento, se  tomaron otras medidas para salvar la vida de los dos pacientes. Se les administrará suero inmune como parte del tratamiento y se  garantizó la llegada de un lote de ribavirina, un medicamento antiviral, capaz de combatir gran variedad de enfermedades causadas por diferentes tipos de virus. Éste será puesto a disposición no sólo de los dos médicos afectados, sino del personal de salud que los atiende en el Hospital Obrero y en la Caja Petrolera de Salud.

 Se conformó una comisión

Montaño anunció que se decidió conformar una comisión técnica para hacer el seguimiento a todas las personas que hayan tenido contacto en un sentido epidemiológico con los dos profesionales de la salud que permanecen internados, pero además de aquellos que hayan estado en contacto con la internista Ximena Cuéllar que llegó hace un mes de Caranavi y que falleció el pasado 4 de junio. La joven fue atendida por ambos galenos y se presume que fue la persona que los contagió. 

“El caso (de Cuéllar) era sospechoso de dengue inicialmente y, efectivamente, los exámenes laboratoriales para las muestras de la interna fueron efectuados en su debido momento descartándose precisamente dengue e influenza y otras enfermedades virales. Por lo tanto, estamos abriendo la posibilidad diagnóstica a otros virus que no son dengue, influenza o chikunguña. Entonces esas posibilidades requieren de otros exámenes. Esas son las razones por las cuales no tenemos un diagnóstico cerrado”, explicó Montaño. 

En ese sentido, se anunció además que hoy llegarán expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en el área de infectología (clínica y de laboratorio) para coadyuvar con el trabajo del personal médico que atiende a los pacientes. 

Por su parte, el representante de la OPS/OMS, Alfonso Tenorio, indicó que Bolivia tiene las condiciones para tomar las medidas diagnósticas, de tratamiento y control epidemiológico que se requieren ante casos como los que se han presentado y que se está manejando un mecanismo de bioseguridad nivel 4. 

Esto implica que se debe usar un tipo de barbijo, gafas, guantes y batas especiales; ayer  en  la noche el Ministerio de Salud informó que se destinaron 100 equipos de este tipo para la Caja Petrolera de Salud y 100 para el Hospital Obrero. “Es un nivel donde existe el aislamiento respiratorio y total para evitar el contagio”, destacó Tenorio. 

Consultado respecto a la situación de ambos galenos, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, señaló ayer  en  la mañana que una de las hipótesis es que se trate de fiebre hemorrágica de tipo aún desconocido e instó a la población a mantener la calma. 

Montaño enfatizó que la población puede acudir con total normalidad a los centros de salud si tiene que hacerse algún estudio, control o consulta. Se constató ayer que el ingreso al Hospital Obrero era controlado. 
 

 

23
152