Ponen trampas y en 5 días no atrapan al ratón del Arenavirus

Los técnicos toman muestras biológicas y colocan trampas cada cinco metros para encontrar al roedor de la familia de Calomys, que es transmisor de este mal.
lunes, 08 de julio de 2019 · 00:04

Anahí Cazas  / La Paz

Desde poner trampas hasta ingresar al monte son algunas de las tareas que dos equipos  de especialistas realizan para atrapar al ratón de la familia de Calomys,  transmisor del  Arenavirus que  cobró la vida de dos personas.  Este trabajo se desarrolla desde hace cinco días, pero hasta la fecha no  se encuentra   al vector.

“En  Caranavi nuestros equipos  están trabajando arduamente. Enviamos dos  grupos  con gente de la (Organización Panamericana de la Salud)  OPS para hacer una investigación del vector”,  sostuvo  ayer  la ministra de Salud, Gabriela Montaño, en  Patria Nueva.

Los grupos de expertos tienen  como primera   tarea:  identificar si  el roedor del género Calomys  se encuentra en Caranavi y las zonas cercanas.  Como segunda misión, si se detecta al vector,  deben verificar  si  este roedor  está infectado por el virus. “Por supuesto, se hace un rastreo y  una captura de  roedores”, añadió. Explicó que “los resultados hasta el momento  no son preocupantes, pero se continuará con la investigación”.

De acuerdo a fotos y un video del Ministerio de Salud, los técnicos toman muestras biológicas  y colocan trampas  para atrapar al  ratón de la familia de Calomys.

 “Cada cinco metros colocaremos las trampas, dos en cada sector”, dijo en el video  uno de los  especialistas. Contó además  que trabajan con puntos GPS.

Montaño dijo que investigan    toda la zona entre Caranavi y Guanay. “(Trabajan) en todas las comunidades aledañas.  Se ha trasladado también parte del equipo a otras zonas para hacer la investigación  del comportamiento de los roedores”, sostuvo.

Recomendó a la gente que ingresa al monte,  usar barbijos  y guantes para evitar cualquier  posible contaminación porque hasta el momento no se puede asegurar que el género del roedor,  que es el reservorio del virus, se halla en  la zona hasta no concluir todos los estudios. “Tampoco podemos asegurar que se haya encontrado roedores contaminados con el virus”, dijo.

Cuando se reportó el  brote, el viernes 28 de junio, Salud, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y la  OPS   iniciaron las tareas para identificar el virus, según el ministerio.  Llegaron expertos    de Brasil y Estados Unidos. El primer equipo viajó el martes en la tarde a Yungas y el miércoles inició la investigación.

Según expertos, el roedor de la familia de Calomys, que es transmisor del  Arenavirus,  habita  en regiones cálidas como Beni y  Cochabamba y  ahora ya llegó  al norte de La Paz. Este  roedor    migró desde el Valle  hasta los Yungas a causa de  la deforestación   y la caza indiscriminada de los felinos que controlan naturalmente al vector, aseguró  el responsable de Epidemiología del Hospital Germán Busch de Trinidad (Beni), Wilfredo Camargo.

 ¿Por qué es importante atrapar al vector? La bióloga Isabel Moya, especialista en roedores,  explicó que es  importante la tarea del Ministerio de Salud de atrapar los roedores en Caranavi. Según la experta, de esa manera, se  identificará cuál es su especie y si portan el Arenavirus.  “El Calomys es el género del roedor y el tipo de callosus está en zonas como San José o Magdalena. Está más asociado a la fiebre hemorrágica. Pero el Calomys que puede estar en los Yungas,   puede ser otro tipo”, añadió.

 El Colegio de Biólogos de La Paz indicó a través de un comunicado  que “sin  importar el resultado molecular de los análisis que se estén llevando a cabo en los laboratorios de referencia (Centro  de control y prevención de enfermedades de Atlanta, EEUU), es muy importante que se realicen campañas de captura de roedores de la zona, organizadas por el Ministerio  de Salud”.

 Para este trabajo, la institución sugiere utilizar “todas  las medidas de bioseguridad requeridas”. Según los biólogos, con las muestras de los  vectores, se podrá  determinar por medios moleculares, en laboratorios especializados, la identidad del roedor hospedero (reservorio) de la enfermedad en la zona rural de Caranavi.

Leyenda

Las  características

  • ¿Qué es?   La Organización Panamericana de Salud (OPS) define al Arenavirus como la Fiebre Hemorrágica Boliviana (FHB), que es una enfermedad zoonótica, viral, también conocida como tifus negro. Es producida por el virus Machupo (miembro de la familia Arenaviridae, género Arenavirus del Nuevo Mundo, complejo Tacaribe), el cual fue aislado en 1959.   Sin embargo, el Ministerio de Salud no confirmó que se trate de este tipo de  virus en específico.
  • Contagio  Es transmitido por el contacto directo con roedores infectados o la inhalación de sus  excrementos, según los especialistas.  El virus también es transmisible de persona a persona.
  • Síntomas  El Arenavirus tiene un tiempo de incubación de 14 días. Los síntomas incluyen fiebre, malestar, dolor de cabeza, muscular y articular,  sangrado, petequias en la parte superior del cuerpo y sangrados por nariz. De acuerdo a la OPS, la pérdida de sangre no es grande, los pacientes suelen presentar crisis al séptimo día.

 

Médicos  tienen un pronóstico reservado

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, dijo que los médicos contagiados del Arenavirus continúan en terapia intensiva y tienen un pronóstico reservado.

Montaño recordó que dieron de alta a dos casos sospechosos,  una familiar  y una médico. La segunda   participó en una  endoscopia a  Ximena Cuéllar, la médico interna  que murió a causa del Arenavirus.

 “No tenemos nuevos casos  reportados ni en Caranavi ni en la ciudad de La Paz. Sin embargo, mantenemos las  medidas de seguridad, de  bioseguridad  cuatro  para que no haya contagio”,  aseguró. 

Marco Ortiz, uno de los médicos que se encuentra en terapia intensiva   a causa del Arenavirus, necesita siete unidades de sangre por día, es decir requiere siete donadores por día. Está internado en el Caja Petrolera de Salud.

“Por día se necesita siete unidades  de sangre  y este requerimiento irá aumentando”,  dijo    Luz Figueroa, representante del Club de  Donantes de Plaquetas.

El médico necesita el grupo sanguíneo ORH+. “Pero, pueden ir a donar ya sean A porque se están reponiendo las unidades que usan para el doctor”, aseguró Figueroa. Las donaciones se deben realizar en el  Banco de Sangre de El  Alto, en  Ciudad Satélite.  Para más información comunicarse al 77709793.

 El otro médico se encuentra internado en el Hospital Obrero.

2
44