Alpacoma: movimiento ilegal de tierra desestabiliza el vertedero

En la clandestinidad, los loteadores utilizan maquinaria y explosivos para “terracear” predios que se encuentran en la parte alta y baja del relleno sanitario.
domingo, 18 de agosto de 2019 · 00:04

Luis Escobar  / La Paz

Con  explosiones  de dinamita y con tractores, personas inescrupulosas  realizan  de forma irregular movimientos de tierra en sectores cercanos al relleno sanitario de Alpacoma, que se encuentra a  15 kilómetros de la ciudad de La Paz. Estos cambios en el suelo  se ejecutan para  habilitar nuevas áreas de urbanización que son  ilegales, según la Alcaldía. 

Este trabajo ilegal fue revelado por el  mismo  alcalde Luis Revilla el 30 de julio, cuando se registró un derrame de  lixiviados de una de las piscinas que se encuentran en la parte sur del relleno. “Se han comunicado conmigo vecinos de Isla Verde y Sequoia. (Ellos)  me han contado  que durante el fin de semana se han producido dinamitazos en los cerros que están encima y colindantes al relleno. Seguramente la Fiscalía tendrá que investigar a estas personas”,  dijo el burgomaestre entonces.

Un  informe de la Secretaría de Planificación de la comuna confirma que se realizan  diferentes tareas irregulares para habilitar terrenos en la parte superior al relleno sanitario. “Se emitieron notificaciones en gestiones pasadas, para evitar que se continúen con esos trabajos”, se lee en el  documento. 

No sólo se realizan trabajos ilegales  en la parte alta del relleno. Julia G. T.,  vecina de Mallasilla,  reportó movimientos de tierra  en la parte baja de este vertedero.  En una carta, enviada a la   Secretaría de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), dependiente de la comuna,  la vecina denunció un “trabajo intensivo” de areneros frente a la urbanización Isla Verde de Mallasilla. 

“Los areneros trabajan fuera de los horarios regulares; es decir, en las noches,  las madrugadas e incluso en feriados. Por esta razón,  presumimos que sean trabajos ilícitos. El ruido de la maquinaria pesada es ensordecedor y no deja dormir. Realizan también descargas de piedras. El movimiento de camiones es regular en esos periodos de tiempo”, detalla la nota.

La ciudadana denunció que incluso  los camiones cambiaron el cauce del río Alpacoma para construir un camino. “Aplanan también terrenos al lado del mismo río, posiblemente, en complicidad de loteadores. Realizan todo sin control  pues el área por donde para el río se redujo a su mínima expresión, lo que en algún momento puede derivar en una tragedia”, explicó. 

Página Siete visitó la parte alta del relleno  de Alpacoma y observó que en predios aledaños  se realizan movimientos de tierra. Evidenció incluso  que ya delimitan áreas para construir casas.

El pasado 15 de enero se deslizó una de las celdas de basura en el relleno sanitario de Alpacoma. En junio, el alcalde  Revilla informó que fue producto de un sabotaje. 

“Las celdas tienen una geomembrana que es un material entre plástico y tela. Basta poner un cachorro de dinamita para que exploten, no es una cosa complicada. Es un material duro, pero no indestructible. Claro, con un explosivo es muy fácil causar un daño a la celda, como el que posiblemente se causó en enero”, dijo el burgomaestre.

Normativa edil paceña

La Paz no extendió ninguna autorización de movimiento de tierras en predios colindantes al relleno sanitario. “Sin embargo, pese a no tener autorización, en las labores de fiscalización se apreció movimientos de tierra (terraceos) en la parte superior del relleno y se tomaron las acciones oportunas de fiscalización en el marco de la normativa vigente”, respondió  la Secretaría Municipal de Planificación a un cuestionario enviado por Página Siete.

Según la Ley de Uso de Suelos edil, el sector de Alpacoma está identificado como “edificable con patrón de asentamiento de áreas de relleno sanitario”. Esta caracterización no permitiría hacer más construcciones. Para hacer cumplir esta norma, la comuna debe llevar adelante procesos de fiscalización. La Alcaldía aclara que “de por medio se encuentra la indefinición del tema de límites con el municipio de Achocalla”.

Zonas aledañas a La Paz

Las áreas de Achocalla donde se realizan movimientos de tierra en predios cercanos al vertedero también afectan a La Paz. “Cualquier  movimiento de tierras vinculadas al relleno sanitario sólo puede ser autorizado por el municipio de La Paz, en el marco de su jurisdicción y administración territorial”, según la norma.

 Sin embargo, la Alcaldía de La Paz, informó –en respuesta al cuestionario– que Achocalla emite autorizaciones que ponen en riesgo varias zonas de La Paz. Por ejemplo:     Playa Verde, Bajo Llojeta, Los Claveles, Nueva Vida, 27 de julio, 1º de mayo, Los Pinos de Alpacoma, Nagazaki y Valle Alpacoma. 

 Para reducir riesgos, ediles paceños  coordinaron con  el subalcalde de Achocalla, Enrique Mansilla, el control en Kalamarka –un nuevo asentamiento–, Inca Llojeta, zona San Andrés y los Claveles, que son más antiguos.

3
28