Refugiado ecuatoriano cumple 40 días de huelga, pide justicia

La lucha de Jesús Vélez Loor se remonta hace 16 años, cuando fue deportado de Panamá, desde donde pretendía llegar a EEUU.
domingo, 18 de agosto de 2019 · 00:03

Martina Prudencio  / La Paz

El refugiado ecuatoriano Jesús Vélez Loor, quien ha estado en una huelga pacífica desde el 8 de julio en puertas de la Embajada de Ecuador, reclama una respuesta concreta para poder ingresar a su país. 

Su lucha se remonta  16 años atrás, cuando retornó a Ecuador al ser deportado de Panamá, desde donde había tratado de alcanzar la frontera con Estados Unidos, en busca de mejores condiciones. 

En Panamá, las autoridades de migración lo acusaron de tener una visa falsa y de estar relacionado con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fue detenido y condenado a dos años de cárcel sin haber tenido asistencia legal; sus condiciones deplorables de salud hicieron que fuera liberado a los 11 meses. En 2004 fue torturado en su patria y estuvo preso durante ocho  días, al ser confundido por un ciudadano indocumentado. 

Al iniciar una denuncia contra las autoridades –que lo habían maltratado el año 2005– fue secuestrado y nuevamente torturado. En 2006 inició un caso contra Ecuador ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, la cual emitió recomendaciones su protección. 

Según sus denuncias, ese y otros incumplimientos por parte de Ecuador lo llevaron a huir hacia Bolivia. 

Hoy se cumplen 40 días de su pacífica huelga, en medio de  temperaturas de sólo tres grados y con un estado de salud vulnerable y  riesgoso.

Este ciudadano pretende que la Procuraduría y Cancillería de  Ecuador lo convoquen directamente a una reunión cara a cara para discutir su caso, aprovechando la sesión de la CIDH que se llevará a cabo este noviembre en Quito. 

Hasta ahora, nada le asegura que el país tomará las medidas necesarias para atender su caso, para que él pueda viajar a Ecuador a luchar por su situación con un abogado. Vélez, quien además tiene un hijo pequeño enfermo de trombocitopenia en Ecuador, recalca la urgencia que tiene de volver a su país, implorándole al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, que se haga justicia. 

El Estado ecuatoriano ha deslindado responsabilidades en el tema. Según fuentes de la Cancillería ecuatoriana, esto obedece a los antecedentes del caso. 

En 2004, Vélez Loor presentó una petición en la cual demandó la responsabilidad internacional de un tercer Estado, por un incidente en ese país, “por la violación del derecho a la integridad personal, falta de garantías judiciales y procesales, violación del principio de igualdad ante la ley, tortura, trato cruel y  degradante”, entre otros. 

En 2010, la CIDH dictó sentencia contra dicho Estado y le obligó a pagar reparaciones por alrededor de 40.000 dólares.

Posteriormente, según la Cancillería ecuatoriana, Vélez presentó en 2006 una petición ante la  CIDH por la supuesta vulneración de sus derechos. Dicha petición fue transmitida al Estado ecuatoriano en 2008 y desde entonces el caso ha seguido el trámite respectivo. 

“Ante la solicitud de una eventual solución amistosa propuesta por el peticionario (Jesús Vélez Loor), el Ecuador ha ratificado su posición de continuar con el trámite de fondo, lo cual ha sido transmitido tanto a la CIDH como al propio peticionario. Actualmente, el caso sigue el trámite regular en la Comisión sin que hasta el momento se hayan determinado responsabilidades del Estado”, dijo la Embajada en  un  comunicado.

La legación agrega que  “Ecuador ya pagó el retorno por razones humanitarias del hijo del señor Vélez en 2018. En aquella ocasión, Jesús Vélez Loor –sin que se le haya dado el alta médica a su hijo– lo llevó de regreso a Bolivia. Si requiere ayuda adicional deberá presentar la solicitud del caso y seguir los procedimientos establecidos en la ley”.

La Embajada asegura que  seguirá los trámites en la CIDH. “No puede llegar a una negociación, pues de los hechos se desprende que el Estado no es responsable”.

5
8