El fuego se expande al Pantanal, ya hay 1.817 familias afectadas

Autoridades ediles e indígenas de San Matías, San José, San Rafael, Charagua y San Ignacio llegaron hasta Roboré en busca de ayuda. Se quedaron sin agua.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 00:04

Carolina Méndez /  Enviada especial a Roboré

 El fuego llegó al Pantanal y al menos ocho  municipios, además de Roboré,  están en  riesgo. Según el Ministerio de Defensa, hasta ayer se contabilizaban a     1.817 familias afectadas por los incendios que se extienden por más de 700 mil hectáreas. Autoridades de San Matías, San Ignacio, San Rafael, San José y Charagua   claman por  ayuda.  

“Hay comunidades de la zona de Surutú que no tienen agua ni para beber. Hay una escasez  sin precedentes. Por favor, ministros, atiendan también a nuestros territorios”,  pide el alcalde de San Rafael,  Julio  Alvis. Según las cifras del Plan Tajibo, su territorio es el segundo con la mayor cantidad de familias  afectadas.        

  Roboré se ha convertido en el centro de operaciones desde donde salen las cuadrillas a aplacar los incendios por toda la Chiquitania. Hasta allí llegan los alcaldes, concejales y otras autoridades a pedir ayuda. Alvis -como los demás- pide agua, comida, alimento para los animales e intervención  para sofocar las llamas que avanzan.


En Charagua  el fuego arrasó con  la vegetación forestal, solo quedaron cenizas.
Foto:  Asambleista de Charagua

 Según  la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), hasta agosto,  87.940 hectáreas de San Rafael fueron consumidas por el fuego. Lo peor es que las llamas están lejos de extinguirse ya que no se  intervino en el lugar. No hay bomberos y recién el miércoles llegó un camión cisterna que no puede frenar el incendio.

“No me puedo ir de aquí sin ayuda. Me han mandado desde Charagua para que busque soluciones”, interviene Rubén Ortiz, asambleísta de la autonomía Indígena Guaraní Charagua Iyambae. Llegó para presentar su pedido de socorro. 

Ya son dos días que está en Roboré y alza la voz ante todos para pedir ayuda. A su llegada  le dijeron que lo atenderán pero que espere y desde entonces recibe la misma respuesta. 

 El gran problema es el acceso a la zona y según le explican, sólo el avión Supertanker prometido para hoy podrá atender su territorio. El fuego en Charagua ya arrasó con 158.979 hectáreas.


Los bomberos  voluntarios en un descanso.
Foto:Bomberos Voluntarios

“Son cuatro días de intenso trabajo en Taperas, la zona más afectada del municipio de San José de Chiquitos. El fuego se ha ido extendiendo y está muy cerca de la comunidad que tiene unos 1.800 habitantes”, cuenta el alcalde de San José, Germaín Caballero.

En su territorio, FAN contabiliza 23.071 hectáreas afectadas. Caballero califica la situación como “descontrolada” pese a que hasta el lugar llegaron 160 bomberos voluntarios  y una empresa de fumigación se ha convertido -por la emergencia- en un servicio aéreo de riego. 

Con 215.823 hectáreas, San Matías es el municipio  con más áreas  afectadas. Hace dos días la Alcaldía hizo la  declaratoria de Desastre esperando  poder disponer de recursos para atender la emergencia y solicitar ayuda a otras instancias gubernamentales.

“Santa Cruz  está ardiendo”, sentencia el alcalde  de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces. “Necesitamos ayuda internacional para atender la catástrofe”, recalca. Su municipio reporta 163.661 hectáreas arrasadas. 

Ayer, con la noche también llegó la esperanza. En los alrededores de San Ignacio, después de tres meses volvió a llover  un poco.

   Sólo en Roboré hay 546 familias afectadas
 
 Hasta ayer se contabilizó 1.817 familias afectadas por el fuego y la sequía, según un reporte de situación  del  Plan Tajibo de atención de la emergencia  en la Chiquitania. En un breve informe de la situación el Ministro de Defensa, Javier Zavaleta, señaló que además hay ocho familias damnificadas que lo perdieron todo.

      “Tenemos reportadas ocho viviendas destruidas y por lo tanto ocho familias damnificadas. El reporte final de las familias que han sido afectadas asciende a 1.817”, indicó Zavaleta.

Explicó que si bien el Plan Tajibo fue activado para  la atención de los incendios también actúa  en   la sequía que afectó a toda la región. Sostuvo  que este evento climatológico fue uno de los factores  para la propagación del fuego.

Según los datos emitidos ayer, solo en el municipio de Roboré hay 546 familias afectadas. Le sigue San Rafael, San José y San Ignacio  con 400, 354 y 350 familias afectadas, respectivamente. También se reportaron afectaciones en Carmen Rivero, San Matías, Charagua, Pailón y Puerto Suárez.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

32