Bomberos argentinos y helicópteros peruanos se suman a lucha contra incendios en Bolivia

El ministro Quintana apuntó que las tareas antiincendio continuaban "con toda intensidad" en lo que definió como "la mayor movilización de emergencia hecha en Bolivia contra un desastre natural".
miércoles, 28 de agosto de 2019 · 16:59

Sputnik Mundo

Veintisiete bomberos argentinos y dos helicópteros peruanos abrieron la cooperación internacional a los esfuerzos de Bolivia para apagar los incendios en sus bosques secos próximos a las fronteras con Brasil y Paraguay, que han arrasado casi 800.000 hectáreas, anunció el Gobierno.

"Estos bomberos argentinos y los helicópteros que envía Perú son las dos primeras acciones concretas de la cooperación internacional concertada, que abarca tanto las urgencias como tareas a mediano plazo, de recuperación tras el desastre", dijo a reporteros el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

 

La ayuda internacional fue anunciada luego de que el gabinete de emergencia  instalado en Roboré —epicentro del desastre a unos 1.300 kilómetros al este de La Paz y a 150 kilómetros al norte de la frontera paraguaya— reportara que pese a una "importante" reducción de los focos de calor, persistía la situación de peligro.

Durante el pasado fin de semana, una ola de manifestaciones callejeras en varias ciudades, algunas lideradas por activistas de medio ambiente, habían exigido la declaración de desastre nacional y la apertura a la cooperación, que el Gobierno no consideraba urgente cuando se agravaron los incendios hace dos semanas.

La radio estatal Patria Nueva informó que los bomberos de la provincia argentina de Jujuy llegaron el domingo a Santa Cruz, capital del departamento homónimo donde estaban los incendios, y se sumaron este 26 de agosto a las tareas contra el fuego y sus secuelas.

​Quintana dijo desde Roboré a medios estatales que en las diversas tareas de emergencia participaban unas 3.300 personas, incluidos unos 2.500 militares, policías y bomberos, y el saldo personal civil de los gobiernos regionales y de entidades gubernamentales.

Sobre la ayuda internacional, el canciller Diego Pary dijo a reporteros que desde que se detectó el fuego descontrolado a principios de agosto el Gobierno estuvo en contacto con gobiernos y organismos internacionales que ofrecieron colaboración.

Indicó que actualmente Bolivia coordina tareas con Brasil y Paraguay y la ayuda técnica ofrecida por gobiernos como los de Chile, España, Francia, Rusia y Estados Unidos.

Añadió que la Corporación Andina de Fomento ha anunciado una donación inmediata de medio millón de dólares más un crédito concesional para posteriores tareas de recuperación del bosque destruido, en tanto que el sistema de Naciones Unidas define un plan integral de ayuda y rehabilitación.

El ministro Quintana apuntó que las tareas antiincendio continuaban el 26 de agosto "con toda intensidad" en lo que definió como "la mayor movilización de emergencia hecha en Bolivia contra un desastre natural".

Señaló que, en el área Roboré, la labor de las brigadas terrestres y las descargas de agua desde seis helicópteros y el avión Supertanker contratado por el Gobierno han logrado que a primera hora del lunes se hayan contado solo unos 1.500 focos de calor (áreas con altas temperaturas pero sin ocurrencia de fuego), frente a los 8.000 registrados hace 10 días.

"Pero ésta es una situación muy volátil, por la extrema sequía y los fuertes vientos de la región, son números que pueden variar rápidamente hacia arriba o hacia abajo", advirtió.Medios locales reportaron que el Supertanker operaba este 26 de agosto en el área de Puerto Suárez, en el lado boliviano del Pantanal, cerca de las fronteras con Brasil y Paraguay, donde crecieron los incendios en los últimos días.

35
3