Investigan incremento de dióxido de carbono en el Jardín Japonés que provocó la muerte de algunos peces

Por su parte Emaverde realizó la dilución del agua de la laguna a través de mangueras, lo que permitió verter agua potable a la misma.
lunes, 30 de septiembre de 2019 · 23:47

Página Siete Digital / La Paz

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz  (GAMLP) investiga las causas de la muerte de algunos peces en el Jardín Japonés de la ciudad de La Paz, que serían el resultado del incremento de dióxido de carbono en el agua, según reportó la Agencia Municipal de Noticias (AMN).

Según el Director de Empresas de la Alcaldía de La Paz, Martín Fabri, basado en un informe emitido por Emaverde, el agua del Jardín Japonés se cambia con regularidad.

“Este incremento del dióxido de carbono ha obligado a que la empresa tome acciones como el traslado de peces. De momento la situación se encuentra controlada. De todos modos estamos haciendo los análisis correspondientes, estamos viendo los constantes reportes que estamos teniendo del agua para ver en cuál ha sido la situación que haya causado este desequilibrio en el PH”, informó Fabbri.

La noche del 28 de septiembre el personal que administra el lugar notó que los peces estaban flotando, motivo por el cual sacaron a 11 de estos y los pusieron en baldes con agua potable, lo que permitió que algunos reaccionen.

El personal de Empresa Municipal de Áreas Verdes (Emaverde) realizó un estudio del PH del agua, que dio como resultado la existencia de una alta alcalinidad, grado 8.2, lo que generó el aumento del dióxido de carbono que provocó la asfixia de los peces.

Un informe elaborado por la administración de este espacio da cuenta que 11 peces de la especie Cyprinus Carpio fueron colocados en baldes con agua potable. Además, se hizo el traslado de otros 20 peces a la laguna del Parque Túpac Katari y de ocho al parque La Florida.

El informe también detalla que las ranas de la especie Hyla Andina y los sapos del tipo Bufo SP gozan de buena salud.

Por su parte Emaverde realizó la dilución del agua de la laguna a través de mangueras, lo que permitió verter agua potable a la misma. También se trasladó agua de vertientes con el propósito de disminuir la alcalinidad ya referida. Esta acción permitió bajar el PH a 7.6.

Fabbri señaló que en un periodo de 48 horas se espera que el agua recupere su normalidad. “Lo primero que tenemos que lograr es que la laguna ingrese a su PH normal y lo estamos haciendo a partir del llenado de la laguna nuevamente con cisternas, llenado de la laguna por medio de mangueras con agua potable”

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94