“Mi papá era mi gran ejemplo, era todo y era mi héroe”

miércoles, 04 de septiembre de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Ramiro Mamani, el hijo mayor del suboficial Lucio Emilio Mamani  que murió en un  incendio en  Coroico (La Paz),   recordó entre lágrimas que antes de irse a trabajar su papá se despidió de él y le dijo que cuide a sus hermanos menores.

 Mamani contó  que para él  su papá  era su ejemplo y  desde niño siempre lo vio como un héroe que ayudaba a los más necesitados.  “Él siempre me ha inculcado valores, me ha enseñado honestidad, respeto y  puntualidad. Para mí era el mejor”, comentó el joven de 20 años, ayer mientras observaba el ataúd de su papá en el velorio. 

Ramiro es el mayor de tres hijos del  suboficial Lucio o más conocido como Curtito. El hijo del medio tiene seis años y la menor cumplió  un año y medio. 

“¿Y ahora qué será de mi familia? Mi papá nos mantenía, yo estoy aún estudiando Ingeniería Petrolera   en la Udabol y mi mamá no trabaja”,  relató con la voz entrecortada. 

El sábado cerca de las 18:00, el suboficial cayó a una profundidad de 300 metros en el cerro Santa Bárbara, del municipio  paceño de Coroico,  donde concluía su labor de sofocación de un incendio que se registró en el lugar. “Fue su camarada y amigo el que se encargó de rescatar el cuerpo de Mamani”, contó.

Al enterarse  que su  papá desapareció luego de sufrir un accidente,  Ramiro y su mamá fueron a buscarlo el domingo. “Nos informaron que lo encontraron muerto”, lloró.  

“No creía”, dijo ayer en el auditorio de la Unidad de Bomberos Antofagasta, donde se celebró una misa en honor a su papá. El cuerpo del suboficial   fue trasladado a su casa de  El Alto, donde será velado. El entierro será en  Peñas. Era su último deseo.
 

 

 

3
32