Hospital del Norte El Alto colapsa y la gente hace fila desde las 4:00

Pacientes deben esperar por una atención hasta 8 horas; llevan bancos y frazadas para acomodarse en los pasillos. Dicen que con el SUS se cuadruplicó la demanda.
sábado, 11 de enero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / El Alto

“Vine con mi cama porque sé que tardan en  atender. Llegamos con mi hija a las 4:00 para conseguir una ficha y nos dieron la número 15 para el consultorio de cirugía. Decidí recostarme en el piso.  Estoy mal”, contó  Flora,  de 75 años. Estaba echada  sobre su frazada y  esperaba su turno para ser atendida en el Hospital del Norte de El Alto, el único  nosocomio de tercer nivel en esa ciudad.

No era  la única. Cientos  de  pacientes  se daban modos para esperar  por una consulta  médica. Muchos llevaban frazadas, aguayos y  bancos para la larga  espera que  demanda hasta  más de seis horas.

Página Siete visitó  el miércoles el Hospital del Norte y observó cómo cientos    de personas sufren “un calvario” por conseguir una ficha para la atención médica en dicho nosocomio.

Este establecimiento es el único de tercer nivel en la urbe alteña. Fue designado el año pasado   por el anterior  gobierno como el centro de atención para casos de arenavirus. Según el personal de este centro, no se cuentan con equipos para tratar este tipo de enfermedades. Se informó además que    llegaron varios médicos y enfermeras exclusivamente para esa atención, pero luego de un tiempo  se fueron del lugar. “Aunque  hubo el compromiso de equipar la sala, nunca llegó nada, sólo algunos barbijos y guantes”, dijo un funcionario. En la actualidad  la sala está  cerrada.

Pacientesdurante la espera de una atención médica.
Foto:Verónica Zapana / Página Siete

Los pacientes llegan al nosocomio desde las 4:00. Hacen  fila primero en el área de gestión para conseguir una ficha en  una de las especialidades. Luego de conseguir el espacio, deben esperar por la atención.  Más tarde, pasan al área de Informaciones,  donde también deben hacer fila para  que sus documentos  sean sellados. Finalmente pasan a farmacia y vuelven a hacer fila.

En otros casos, cuando los pacientes  requieren exámenes complementarios,  como ecografías, tomografías y  pruebas de laboratorio, deben acudir nuevamente al área de  Gestión para reservar cita que estará programada hasta  en  10 días.

 Fausto acudió al hospital el lunes  por  una ficha   para su esposa , pero no tuvo éxito. Al ver  el estado de salud  de la paciente y  por la emergencia, consiguió un espacio para el  día siguiente. “Ella ya no puede caminar, por eso vengo  para hacer los trámites”, dijo Fausto,  mientras  acompañaba a su esposa. “La dejé  en el jardín y está sentada sobre el aguayo. Hace mucho frío y estamos cansados. Somos de la tercera edad”, sostuvo.

En los pasillos,  las gradas y las  jardineras que están cerca de los consultorios externos, decenas de personas   esperan atención médica.  Algunos están  sentados en las jardineras, otros están echados sobre frazadas o aguayos en el suelo.

 Hay también mujeres que llevan  hasta bolsas para sentarse y de esa manera  evitar el frío del azulejo. “Los que tienen suerte están sobre las pocas sillas de espera”, dijo una de las pacientes.

Muchos  enfermos van acompañados de sus familiares.

Otros incluso ya saben que la espera  será larga, así que prefieren llevar un banco para esperar en uno de los pasillos del hospital porque las sillas del nosocomio son insuficientes.

“Hemos traído  banquitos porque sabemos que hay bastante demanda de personas que buscan atención. Sabemos que debemos esperar un buen rato”, afirmó  Eulogia Sempértegui.

La paciente   contó que la primera vez que  visitó el hospital  recibió atención casi  inmediata.  “Mi hijo estaba con problemas en el corazón, lo estabilizaron, pero ahora hemos vuelto para una consulta en hematología, ya que nos programaron para hoy (el miércoles). Dice que la atención es de 11:00 a 14:00. Esperamos que nos atiendan rápido”,  comentó. 

Cuando este medio conversó con la  paciente, eran las 11:30 y el especialista aún no había ingresado al  consultorio.

 Según una anterior declaración del director del Hospital del Norte, Augusto Mamani, el nosocomio  está colapsado en los últimos meses por la cantidad de pacientes. Indicó además que los recursos humanos  son “insuficientes”.

Acotó que en  este establecimiento de salud  se cuadruplicó la cantidad de pacientes. “Antes  en el  Sistema Único de Salud atendíamos a 400 o 500 pacientes, pero ahora llegamos a 1.500”, dijo Mamani. Indicó  que  se verificó que en octubre del año pasado se llegó a atender a más de 4.000 pacientes. 

La demanda es más para medicina interna, cardiología y neurología. Además, el Hospital  del Norte es el único  establecimiento del  departamento que tiene la sala de tomografía.
 

 

1
1