Hay 10 trabas que causan impunidad y retardación en casos de feminicidios

En La Paz hay 13 fiscales que atienden las causas de violencia y asesinatos de mujeres. Cada uno de ellos lleva 1.000 procesos, según una jurista especializada en el área penal. Hay carencia de médicos forenses.
domingo, 19 de enero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

El desconocimiento de las normas, el incumplimiento al protocolo de atención médica forense,  la falta de jueces, fiscales y médicos forenses especializados  son cinco de las 10 principales trabas que causan la retardación y la impunidad en  los casos de feminicidio. El Gobierno admite que existen esas falencias y promete invertir mayor presupuesto para agilizar los procesos y sancionar a los agresores.

La primera causa  de  la retardación de justicia en los casos de feminicidios es la carencia de jueces. “Lamentablemente tenemos un sistema judicial muy pequeño. En La Paz sólo  contamos con 10 juzgados de Instrucción en lo Penal  que se hacen cargo de los procesos de  violencia contra las mujeres, además  sólo contamos con cinco tribunales anticorrupción y violencia”, dijo la abogada penalista  Verónica Rivero.

2 La jurista indicó que  la segunda causa es  “la carga procesal  alta”. “Son miles de casos que se  llevan”,  sostuvo;  “(por eso) hay audiencias saturadas en la semana”, añadió.

Rivero indicó que con la  nueva Ley 1173 de Abreviación Procesal Penal se busca acortar la querella llevando un juicio durante días enteros. “Con esa medida se avanza en un caso, pero dónde queda el resto”, dijo y argumentó que el resto  se queda en la cola. “Igual hay retardación”.

3 La reducida  cantidad de fiscales para atender los casos de violencia es la tercera causa de la impunidad.  “En La Paz sólo existen 13 fiscales” -indicó la abogada-, los  tres  últimos   fueron incorporados hace una semana, de ellos dos fueron destinados al centro y uno  a  la zona Sur. 

Rivero advirtió que cada uno de  los 13 fiscales  atiende  al menos 1.000 casos vinculados a violencia contra la mujer.

Hace unos días, una fiscal (que evitamos colocar su nombre para evitar represalias) atendió tres audiencias continuas de un caso. La representante del Ministerio Público  estuvo presente en las tres, pero lamentablemente no pudo asistir a  las  audiencias de otros casos, tampoco pudo adelantar resoluciones ni pudo emitir requerimientos. “Es por eso  que no se puede avanzar”, sostuvo la jurista. 

4 La  falta de dinero se convierte en la cuarta falencia  que  causa impunidad en los procesos. Para la representante de la Fundación Voces Libres, Mercedes Cortez, es urgente contar con  “mayor presupuesto para contratar a más fiscales y jueces que estén especializados en atender estos casos”, sostuvo.  

El pasado martes, la presidenta Jeanine Añez  declaró  el 2020 como el  año contra el feminicidio e infanticidio. Anunció, además, que su gobierno destinará 200 millones de dólares del Tesoro General de la Nación para contratar más personal. Se estima que se incorporará al menos  20 jueces y 10 fiscales especiales para todo el país. Con ese personal se podrá “de alguna manera agilizar los procesos”, añadió. 

De acuerdo con el registro de Página Siete, de los 117 casos de feminicidios que se dieron  en  2019, sólo 22 tienen sentencia condenatoria por procedimiento abreviado. 52  de los agresores aún permanecen imputados  o acusados de cometer este delito. Diez se quitaron la vida tras el crimen, diez  tienen acusación formal,  18 están en etapa  preliminar y  ocho están prófugos.

Rivero indicó  que esa cantidad no es suficiente, ya que en La Paz se requiere triplicar el  número de fiscales. 

5 La  quinta causa de la impunidad -según  juristas-  es  la falta de médicos forenses especializados. “En La Paz ninguno de los médicos del IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses) tiene la especialidad en medicina forense”, sostuvo. 

Este medio    visitó el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para consultar sobre sus principales requerimientos y procedimientos en los casos de violencia,   pero el personal indicó que no podía atender   a este medio porque “estaba ocupado”.

6 El incumplimiento de   los protocolos de atención es la sexta causa. Según la  jurista, este se debe a la  falta de la  especialidad en medicina forense. Este hecho  se convierte  en la sexta causa de la  retardación de justicia. Añadió que esos protocolos “están ocultos”, pese a que son normas de procedimiento. 

Según Cortez,  la mayoría de los médicos forenses redactan el informe médico  “a su criterio”,   con eso “el sindicado sale impune”. “Esos errores los pagamos nosotros, los familiares de las víctimas”, añadió  Willy Butrón, el tío de Fabiola Cáceres, víctima de feminicidio en 2016.

Según su relato, el  primer informe forense  estableció  que la joven falleció por asfixia y broncoaspiración, pero su cuerpo tenía signos de  violencia y  violación. El reporte no contaba con esos datos y por eso  la familia  inició un  proceso contra el perito  por mala valoración. En  una audiencia  el médico aseguró que la joven sufrió antes de morir   e indicó que  tuvo desgarro anal y  vaginal.

7 Rivero aseguró que la séptima falencia es que  tampoco existe la cantidad suficiente de abogados penalistas capacitados en criminalística para abordar estos casos. “Lamentablemente la familia de la víctima toma los servicios de cualquier abogado y éste, al no ser especialista, deja pasar los errores médicos”,  acotó e indicó que se debería contar con una lista de  profesionales capacitados para esa labor.

Ambas juristas resaltaron que otro problema  es  el informe médico, porque los galenos que redactan el documento no colocan la hora aproximada de la muerte de la víctima. “Ese dato pequeño ayuda a dar una coartada al autor”, dijo Rivero.

8 Se refiere al “desconocimiento de la norma legal y su aplicación en casos de feminicidio”,  en especial de  las autoridades judiciales, el Ministerio Público y los abogados.

9 El resguardo del  acta de cadena de custodia de las pruebas. Este tema es muy descuidado y causa  la pérdida de las muestras, dijo Rivero. Añadió que el extravío de esos elementos se da también  “por corrupción”. 

10 Para Estela  Quintana, tía de Abigail, una joven que fue asesinada en junio del año pasado  por su exenamorado, la décima traba es la  falta de  investigadores e insumos. “Si estos realizan alguna tarea, la familia debe comprar hasta papel  para sus informes”, concluyó.

Evaluación  2019

  • Reporte De las 117 víctimas de  feminicidios en el año 2019, 107 se separaron de sus parejas o  intentaron dejar a los que serían sus verdugos a causa de antecedentes de violencia, según registro  elaborado por Página Siete.  
  • Observatorio De las 107 -según testimonios de los familiares y reportes policiales-  87 alertaron que sufrían violencia física y psicológica por parte de sus esposos o novios. 20 presentaron denuncias ante autoridades competentes (Policía y Fiscalía). 
13
2

Otras Noticias