Baúles con Ekekos y figuras de ratas, claves para atraer dinero

En la preferia, los artesanos exponen una variedad de productos que van desde negocios de venta de carne hasta pequeños kits de limpieza para el hogar.
martes, 21 de enero de 2020 · 00:04

Wara Arteaga  / La Paz

Un Ekeko no puede faltar en la preferia de Alasita de La Paz. Está en un puesto de herramientas, en un traje  típico de Bolivia y  en una tienda de billetes en  miniatura. En esta última, este personaje es  la portada de una caja de billetitos 2020. Y es que la presencia del dios de la abundancia garantiza fortuna y dinero.  

Por la tradición  de China, en los estantes de artesanías, los comerciantes también ofrecen como novedades  las  imágenes de ratas doradas. Las figuras garantizan dinero y buena surte.   

Elena Arcani muestra parte de su mercadería.

En  el puesto del artesano   Alejandro López,  destacan  los muñecos  vestidos con trajes típicos: salay, morenada, pujllay y tarkeada. En ese mismo  lugar se encuentran tres Ekekos de estuco, dos de ellos fuman.  En cambio, en la tienda de Ronald Revich,  este personaje está plasmado en una foto que destaca en un baúl de la fortuna.

Son baúles dorados, plateados o de madera trupan que cuestan   15 bolivianos.  Estas pequeñas cajas  rebalsan de billetes de Alasita, monedas doradas y muchos amuletos.

 Un ratón Mickey  es   parte de la oferta por  el año de la rata.

 Sobre  los baúles de trupan, Revich cuenta que los diseños son hechos a computadora y  son morosos. 

El material de construcción  en miniatura de María del Rosario Limachi también está acompañado del Ekeko. “Toda la familia hace esto, desde hace 25 años”, explica una de sus hijas. Este año destacan los rollos de piso plástico, la cerámica y las puertas de tiendas.

  A un costado de la mercadería  en miniatura se observan dos  pares de Ekekos. “Tienen que llevar la canasta básica, pero otros aumentan cosas”, acota.  

Las imágenes de las  ratas doradas llegan junto  a  2020 y a  la tradición china que destaca a un animal por año. 

En la feria hay imágenes de ratas de estuco en  diferentes  tamaños. Las más pequeñas no miden más de un centímetro. Las más grandes se  venden     hasta en 50 bolivianos. 

Un kit de limpieza hecho con goma eva.

 Marlene Loza, otra artesana,  teje cuidadosamente  un sombrero blanco de  chef para completar el atuendo de un Ratatouille de yeso.

  La clave para vender más es  traer    novedades.  En el puesto de venta de Elena Arcani,  cada año hay sorpresas. Aquí destacan las tiendas  en  miniatura y las casas en construcción. Para este año, los   pequeños negocios de venta de carne de cerdo son las principales novedades. En este diminuto puesto en miniatura atiende  una chola  con un elegante sombrero borsalino, un topo y grandes aretes brillantes. También tiene agencias oficiales,  salteñerías   diseñadas con vidrio. 

Para las familias que quieren iniciar una construcción o adquirir una casa propia, Arcani  ofrece  viviendas  de dos o tres plantas a media construcción. Recuerda que antes vendía casas de paja o calamina. 

Con muchos años de conocimiento  en el área, Arcani participó   en  la Feria de Alasita  y recuerda que en los  primeros años vendían en la zona de San Pedro.  “Somos fundadores. Desde que era joven salía en San Pedro. Luego nos fuimos  a la Terminal, después  a la Tejada Sorzano y  al Parque Urbano”, concluye.