Alerta en La Paz por nuevo caso de arenavirus y otro sospechoso

La paciente lleva un embarazo de nueve semanas y el personal médico asegura que el bebé está fuera de peligro. Desde junio del año pasado ya suman siete casos.
miércoles, 08 de enero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

El ministro de Salud, Aníbal Cruz,  dijo   ayer que La Paz está en alerta epidemiológica ante el registro de  un caso confirmado de arenavirus y otro sospechoso.  Los pacientes presentaron síntomas en las últimas semanas del año   2019. 

“Quiero comunicar a la población que se tiene un caso (de arenavirus) confirmado por laboratorio. Se trata de  una persona de sexo femenino de 27 años y que tiene un embarazo de nueve semanas”, dijo Cruz, ayer en una conferencia de prensa.

Respecto al caso  sospechoso,  la autoridad indicó que el paciente es un niño y tiene   la sintomatología,  pero todavía no se tiene el resultado.  “Desde ese momento nosotros estamos en una alerta epidemiológica”, aseguró Cruz. 

Según  la responsable de Enfermedades Transmisibles y no Transmisibles del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz, Claudia Salazar, la paciente que tiene arenavirus  es agricultora. Ella vive en la comunidad de Alcoche, a media hora de la población de Caranavi, pero por su trabajo viaja a la comunidad de Bella Vista,  para preparar el cultivo de arroz. Esta última localidad es colindante con la población de Siliamo (municipio de Guanay), donde se registró el caso cero de arenavirus.

El Ministro de Salud aclaró  además que ese lugar es un área selvática e indicó que por eso  el vector no llegó  al área urbana. “No hay que alarmar a la población”, aseguró Cruz. 

“Al parecer, la señora ha tenido contacto con el polvo que tenía la orina o heces de los roedores (portadores del virus)  y  de esa manera se ha infectado”,  indicó Salazar a Página Siete .

 La mujer y su  hijo comenzaron a presentar síntomas como fiebre alta y hemorragia por la nariz, la boca y los ojos en los últimos días de diciembre. Ante esa situación,  acudieron al hospital de Caranavi. “El 30 de diciembre la paciente fue transferida con el diagnóstico de caso sospechoso de arenavirus”, acotó. Destacó que  el personal de ese nosocomio ya está capacitado para identificar el virus.

Fue derivada al Hospital Agramont,  donde está internada. En este centro el personal médico también se encarga de vigilar el embarazo de la paciente. 

Sobre este punto,  Salazar aclaró no hay transmisión transplacentaria de esta enfermedad, por eso  “no hay riego para el bebé”.

Respecto al caso sospechoso, el  pequeño  fue llevado al Hospital del Niño. “Ambos están estables y mejoraron mucho su cuadro hemorrágico. La señora está saliendo de un cuadro neumónico que se complicó por la enfermedad”, indicó. 

Desde junio del año pasado se  reportaron en total  siete casos de arenavirus, de los cuales tres pacientes fallecieron y cuatro  vencieron la enfermedad. 

Uno de  los sobrevivientes es el doctor Marco Ortiz, quien tras una internación de 156 días obtuvo su alta hospitalaria. Él  probablemente pueda contribuir con un suero autoinmune para combatir  futuros casos,  pero por el momento se debe esperar seis meses.

 Salazar aseguró que tras analizar los sectores por donde se presentaron los casos, se puede establecer que “el roedor está en su hábitat.   Por eso ahora toca hacer una investigación  de mastozoología”, remarcó.  

Ante estos nuevos casos, el Ministro de Salud aseguró que en el sector donde se registraron los casos  se toman  todas las medidas de seguridad que corresponden. Como primera medida,  el personal de Salud hizo la búsqueda activa de los contactos de los pacientes y un levantamiento de acciones oportunas en el lugar.

“Ante la alerta epidemiológica,  hemos hecho una acción corporativa con el Sedes y la OPS, para trabajar de forma conjunta”, sostuvo Cruz  y  acotó que se hará una tarea de desratización en el sector.

Según el responsable del Programa Roedores del Sedes, Jimmy Renjifo, la desratización se hará en la población y no será en su totalidad.

 “No podemos acabar con ellos en su totalidad porque deben defender su hábitat”.

Sin embargo, el  Ministro de Salud  anunció que se está trabajando para equipar al hospital de Caranavi con el fin de  que se convierta en un centro  especializado en la atención de  estos casos. “Se debe equipar completamente”, dijo la autoridad  y  advirtió que estos casos sólo deben ser derivados a La Paz cuando requieran terapia intensiva.