Hay inundaciones en 2 regiones; Sorata y Charazani en emergencia

Dos municipios de La Paz solicitan ayuda a la Gobernación. En el trópico de Cochabamba, los malos desagües y la basura anegaron la población de Ivirgarzama.
jueves, 09 de enero de 2020 · 00:34

 Luis Escobar  / La Paz 

Los municipios de Charazani y Sorata del departamento de La Paz  se declararon en situación de emergencia ante las fuertes lluvias y las crecidas de ríos. En Ivirgarzama de  Cochabamba, el desborde del arroyo Magareño afectó el 40% del área urbana de la zona.  Se registraron inundaciones en Pando. 

 “Tenemos dos declaratorias (de desastre) en  Charazani y Sorata. Además, en función de los pronósticos del Senamhi (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología) tenemos una variedad de municipios que podrán ser afectados (en el transcurso de los siguientes días)”, declaró el director de Gestión de Riesgos y Atención de Desastres de la Gobernación de La Paz, Luis Alcoreza.

De acuerdo con la autoridad departamental, entre los municipios que están en alerta ante próximas lluvias están  Guanay, Tipuani, Teoponte, Palos Blancos y  La Asunta. A la lista se suman Mallasa y Mecapaca 

Las precipitaciones causaron el desborde de un río en  los alrededores del área urbana de Sorata. La mazamorra  arrastró a tres jóvenes, dos cuerpos fueron  rescatados  entre el lunes y el martes.  Los grupos de   bomberos continúan con la búsqueda de  Magdiel. 

“Falta rescatar a una persona en Sorata. Paralelamente, acordamos con este municipio hacer la reconstrucción del puente que quedó dañado por la riada, además del apoyo con maquinaria”, declaró el funcionario.

Una vez que el municipio apruebe la declaratoria de emergencia, se procederá a iniciar los procesos para la contratación de la empresa que se hará cargo de la reconstrucción del puente y la dotación de maquinaria para atender otros sectores afectados en la región.

 “En un mes y medio ya podríamos tener una empresa para el puente. En cuanto a maquinaria,  entre tres y  cuatro días se definirá este tema. Lo que debe definir el municipio es el tipo de maquinaria que requiere”, afirmó.

Añadió  que las crecidas afectaron a 100 familias que se quedaron incomunicadas. Indicó que por eso se necesita “maquinaria para trabajar en una gran red de caminos”, en especial en  los centros mineros.

“De estos trabajos  ya no se encargan  el Sedcam (Servicio Departamental de Caminos),  sino el propio municipio y muchos se ven sobrepasados en sus capacidades”, dijo Alcoreza.

En Charazani,  los problemas se registraron por las grandes granizadas que afectaron los cultivos y las viviendas. Hasta ayer aún se llevaba adelante la evaluación de los daños para dar la ayuda requerida a este municipio.

 La Gobernación tiene un presupuesto de cuatro millones de bolivianos para la atención de emergencias,  pero en la actualidad  gestionan más recursos con el Gobierno.  “Necesitamos una declaratoria de emergencia departamental. La misma  nos ayuda a gestionar recursos con el nivel ejecutivo y  con el Gobernador”, dijo el funcionario.

 En lo que va del año, ya se registraron cuatro muertos por riadas y lluvias. Dos casos se reportaron en Sorata (La Paz), uno ocurrió en  Santa Cruz y otro en Chuquisaca. 

Problemas en el trópico

Ayer se desbordó el río Magareño y las aguas anegaron el 40% del área urbana del  municipio cochabambino de Ivirgarzama,  informó  ayer el secretario de la Madre Tierra de la Gobernación, Alan Lisperguer.

Según el reporte de la Gobernación cochabambina, la fuerte precipitación comenzó alrededor de las 7:00 y se extendió por varias horas. Se  desbordó además  el arroyo que pasa por el centro urbano.

 El agua ingresó a las viviendas hasta una altura de 80 centímetros. Esto  dañó los muebles y enseres de las familias.

 La Alcaldía de Ivirgarzama  pidió ayuda a las Fuerzas Armadas ante la ausencia de la Policía Boliviana. Lisperguer dijo que el problema  de la inundación se debe al deficiente sistema de drenajes y la acumulación de la basura que tapó los desagües.

Evacuación en Pando

 Las aguas del río Acre sobrepasaron los 11 metros en el departamento de Pando. Este hecho afectó  las viviendas de  al menos  12 familias.  “Me levanté muy temprano en la mañana (de ayer)  y cuando vi  el suelo, observé  que ya entraba el agua”, afirmó una de las vecinas de la zona. 

Las familias afectadas comenzaron a retirar sus pertenencias  hasta ayer  en  la tarde porque  “el agua continuaba subiendo”, según un reporte y fotos del periodista  Israel Gutiérrez.  Los  vecinos   indicaron  que no fueron alertados por la  crecida y no  recibieron ayuda salvo de la vicegobernadora. 

De acuerdo con  la Gobernación, el agua descenderá a su altura normal (tres  metros)  hasta este fin de semana.

 

1
2

Otras Noticias