El «Gastro» suspende atención del SUS por deuda del Gobierno

La dirección del establecimiento asumió esta drástica decisión porque se quedó sin recursos y no tiene “ni para la comida”. Hay personas que no pueden pagar las consultas.
jueves, 1 de octubre de 2020 · 00:26

Luis Escobar  / La Paz

Por deuda del Gobierno, el Hospital Gastroenterológico Boliviano Japonés (Gastro), uno de los ocho establecimientos  que forman parte del complejo de Miraflores, dejó de prestar atención al  Seguro Universal de Salud (SUS) y todos los pacientes deben pagar por el servicio. La dirección de este  nosocomio tomó esta drástica decisión porque ya se quedó sin recursos y ya no tiene “ni para la comida”. 

“Hicimos fila desde la madrugada para recibir atención, pero cuando abrieron la ventanilla nos enteramos que teníamos que pagar (el servicio). Muchos viejitos que no tenían dinero  se tuvieron que ir”, contó uno de los pacientes que ayer se sorprendió con la determinación del establecimiento.

El SUS se aprobó a través de la Ley 1152 en el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS). Esta norma establece el pago trimestral previo a todos los establecimientos de salud que prestan este servicio. Esto quiere decir que el Gobierno debe cancelar en enero para la atención del primer trimestre del año y hacer cuatro pagos de forma sucesiva. 

El médico Juan Guerra, director del Gastro, informó que recién el pasado viernes  el Gobierno canceló la deuda del segundo trimestre (abril, mayo y junio), pero los problemas todavía continúan. El primer contratiempo del desembolso de 940 mil bolivianos -del segundo trimestre- es que no alcanza ni para pagar a sus acreedores.

 “Lo que desembolsaron no alcanza ni para pagar las deudas que tenemos. Por tanto, no podemos atender con las manos vacías.  No hay insumos para endoscopia, para quirófano o terapia intensiva. No podemos atender a los pacientes, cuando no tenemos las condiciones para hacerlo”, dijo Guerra en una entrevista con Página Siete.

 El segundo conflicto se refiere a que el  desembolso se hizo con muchos errores y el hospital no pudo acceder a los recursos económicos. “El proceso con el que entregaron el dinero al Gastro vino con tantos errores que no podemos ejecutarlo. Ese es el estado de la situación en que nos encontramos”, añadió Guerra. 

La dramática situación del hospital se agravó porque en los más de seis meses de la pandemia -tiempo cuando atendieron a los pacientes con Covid-19- no recibieron ningún centavo pese a que el Gobierno se comprometió a entregar recursos extras. “Debían darnos un recurso adicional pero nada”, sostuvo el médico. 

Ante este problema financiero, Guerra dijo que se dejó de prestar atención al SUS en los últimos días. “No tenemos fármacos. No tenemos ni comida para los pacientes internados porque con lo del SUS atendimos  la pandemia”, explicó.

Según Guerra, el 95% de los pacientes que recibieron en los últimos meses eran beneficiarios de este seguro. “Para volver a prestar atención con el SUS, necesitamos el tercer desembolso (que contempla julio, agosto y septiembre). Además, ya se viene octubre y en esta semana deberían ejecutar el cuarto desembolso que corresponde a los meses de octubre, noviembre y diciembre”, sostuvo.

 El médico Édgar Pozo, director del Hospital del Tórax y representante del complejo de Miraflores, consideró que es “imposible” atender a más pacientes en la actual situación.

 “Esperan que hagamos  un diagnóstico de alto costo sin recursos, eso es imposible. ¿Vale la pena internar pacientes e intentar darles atención sin ni siquiera tener dinero para alimentarlos? Las autoridades conocen esta situación y no sabemos cómo es posible que no puedan atender nuestro pedido”, dijo Pozo.

 Complejo de Miraflores

El Gobierno    hizo unos desembolsos al resto del complejo hospitalario de Miraflores, pero los pagos fueron  “desorganizados”, indicó el director del Tórax  Édgar Pozo.

El  18 de septiembre,  los directores de los ocho nosocomios advirtieron con recurrir a los tribunales para que el Estado cumpla con la Ley 1152. “El solo anuncio de que los hospitales iniciaríamos la demanda judicial provocó un rápido movimiento de la parte financiera del Estado. Nos desembolsaron una tercera parte de lo que realmente nos deben (que alcanza a 60 millones de bolivianos) y lo hicieron de una forma desorganizada”, dijo Pozo.

 Según el médico, a unos hospitales les pagaron lo que corresponde a un primer trimestre, a otros la mitad o simplemente un 20%. “Fue una acción absolutamente caótica. Nos preocupa mucho porque (el Gobierno) gasta millones de bolivianos en cosas superfluas y no atiende a los hospitales”, indicó.

Pozo explicó que el equipo de abogados persistirá en la demanda porque el Gobierno no canceló el total adeudado al sistema médico del complejo de Miraflores. 

 

 Preocupación 

  • Posición  Según el director del Hospital del Tórax  Édgar Pozo, el proceso contra el Gobierno no parará hasta que pague el total de la deuda a los hospitales. “Es el inicio y no pararemos”, sentenció. Indicó que los nosocomios -como el Tórax- fueron designados Covid, volcaron todos sus “esfuerzos” para evitar que los  pacientes  lleguen a terapia intensiva.
  • Precariedad   Pozo dijo que requieren equipos de bioseguridad y  la dotación de insumos.  Indicó que necesitan medicamentos y recursos humanos.  Sostuvo que hay una reducción de casos Covid, pero hay   riesgo de un rebrote.

 

 


   

Más de
23
2