Los bomberos luchan contra el fuego sin alimentos ni insumos

Sin descanso y en medio de las altas temperaturas, más de 600 bomberos, voluntarios y militares trabajan para apagar 57 incendios forestales en Santa Cruz.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

“No podemos llevar comida. Muchas veces llevamos una pequeña ración seca y al retornar sólo llegamos a cenar. En muchas ocasiones no alcanzamos ni para eso porque llegamos muy cansados”, contó Miguel, uno de los suboficiales militares que trabajan sin descanso para mitigar uno de los incendios en el municipio cruceño de Concepción.

Al igual que Miguel, militares, bomberos y voluntarios trabajan en las serranías sin alimentos; además,  sufren por la falta de insumos para combatir los incendios que en Bolivia ya consumieron un total de 1.578.485,30  hectáreas.  De esta cifra, el 80% está en Santa Cruz.

Según el  comandante de los bomberos voluntarios Fundación Solidaria (Fundasol)  Enrique Bruno, las necesidades que tienen los bomberos -en especial  los voluntarios- “son muchas” y en todos los casos llevan los insumos básicos. “Se requieren botas, ropa y comida. Las herramientas forestales se deterioran mucho por los incendios, muchas son relativamente desechables. Se rompen y se arruinan, las más comunes son batefuegos, mochilas de agua y motosierras, entre otras”, dijo.

Bruno aseguró que para el desplazamiento de los bomberos se necesitan tractores y cuadratracks. “Es muy duro el trabajo en la selva. El promedio de la temperatura es de 30 a 35 grados”,  dijo.

Diego Pizarro, comandante en jefe de los bomberos voluntarios Jenecherú,  contó a Página Siete que los integrantes  llevaron sus propias herramientas de trabajo e indumentaria. “Martillos y mochilas forestales, además de botas, no lograron aguantar porque las temperaturas eran muy altas y se comenzaron a derretir”, dijo.

 Pizarro  indicó  que seis integrantes de este grupo  ingresaron a Guarayos  por  15 días. “Entramos con el apoyo del COE departamental, (las autoridades) nos dieron una camioneta. Nos dotaron algunos víveres y la Campaña Ayiopia  nos otorgó agua y bolsas de alimentos”, dijo.

Sin descanso,  jóvenes  luchan contra los incendios.
Foto:Grupo Jenecherú

Ni  bien llegaron al lugar, el grupo  armó un comando de incidentes. “Al ingresar a las zonas de incendio, verificamos que existía dificultad de acceso. En el tiempo que nos quedamos en el lugar, logramos sofocar ocho focos de calor, que no eran incendios pequeños, todos eran de gran magnitud”, aseguró.

Según el bombero voluntario, en el sector, los integrantes sufrieron también por la  falta de una persona que se encargue de preparar los alimentos para los que vuelven de los focos de incendio. “Salíamos en horas de la madrugada y retornamos  en la noche. Para nuestro retorno ya no teníamos comida”, dijo e indicó que llegaban tan cansados que ya no tenían fuerzas para nada más.

Pizarro contó que sufrieron por el  agua tanto para el consumo como para la higiene personal. “Llegábamos bien sucios”,  dijo  y agregó que necesitaban este líquido vital para lavar los equipos.

 Los bomberos de  ambos  grupos  salieron de los sectores afectados por dos razones: una es  porque necesitan un descanso, ya que por día trabajan 12 horas. La  otra  es por las elecciones presidenciales.  Sus líderes aseguraron que  luego del  proceso electoral retornarán para luchar contra los incendios.

Según el  viceministro de Defensa Civi Gerardo Thellaeche,  en los seis departamentos (Santa Cruz, La Paz, Chuquisaca, Beni, Tarija y Cochabamba) se registraron 83 incendios forestales y se desplegaron 1.485 personas -entre bomberos, voluntarios y efectivos militares- para controlar el fuego. Indicó  que  el trabajo es muy arduo y por eso se requiere  ropa especial para paliar los incendios. Aseguró que necesitan botas que son los accesorios que más se gastan en este tipo de emergencias.

Lanzan campaña de  solidaridad 

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz  Cinthia Asín dijo que muchos de los bomberos voluntarios retornan a la capital cruceña por cansancio. La autoridad indicó que por eso en esos lugares buscan reforzar con el desplazamiento de otros contingentes.

Los bomberos  voluntarios  Jenecherú durante  un  descanso.
Foto:Grupo Jenecherú

“Registramos 57 incendios en diferentes municipios. Ya son un poco más de un millón de hectáreas quemadas en Santa Cruz. Por esa situación, en todos los espacios se desplazaron 600 personas que  trabajan para apagar el fuego”,  explicó  Asín.

La secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación cruceña Paola Parada  informó que desde hace tres días  esta unidad lanzó  una  campaña de ayuda humanitaria para las comunidades afectadas por el incendio  y para los bomberos que están trabajando en esos sectores. 

Las donaciones  de los ciudadanos solidarios se reciben en el  Centro de Acopio, instalado en el Centro de Educación Ambiental. 

La  atención

  • Iniciativa El gobernador de Santa Cruz Rubén Costas  despachó ayer 10 tráilers con 135 toneladas de forraje. 
  • Apoyo La Gobernación cruceña envió también cinco camiones y 35 tanques para el almacenamiento de agua en las provincias Cordillera y Vallegrande. En estos sectores, los municipios fueron  afectados por los incendios y las sequías.
  •   Ayuda Las botas, los insumos más requeridos.