Más de 50 organizaciones exigen nuevos compromisos para enfrentar la crisis climática

Las agrupaciones de la sociedad civil remarcan que los acuerdos asumidos por Bolivia no se enmarcan en la necesidad de reducir los gases contaminantes.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 15:05

Página Siete Digital 

Más de 50 organizaciones de la sociedad civil exigen al gobierno transitorio y al próximo a que inicie un proceso de construcción participativa y transparente que nuevas contribuciones al cambio climático para articular un nuevo modelo energético y productivo que, al mismo tiempo, promueva la justicia social económica y el equilibrio con la naturaleza.

“El Estado debe asumir políticas de protección de derechos individuales y colectivos, de conservación efectiva de ecosistemas y la promoción de alternativas locales y con administración local recuperando los conocimientos y reconociendo el legado ancestral de las culturas de la región andina, oriente, chaco y Amazonia de Bolivia”, se lee en el documento emitido este viernes por organizaciones y activistas ambientales y de derechos humanos.

Los involucrados enfocan sus inquietudes en que los compromisos asumidos por el país -plasmados en las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDCs, por sus siglas en inglés)- no se enmarcan en la necesidad de reducir los gases contaminantes que contribuyen al cambio climático.

Estas Contribuciones son compromisos que los países miembros de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc) han aportado voluntariamente, tras la firma del Acuerdo de París, con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Los NDCs de Bolivia se enmarcan en la política nacional guiada bajo la consigna de “Convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica”, principio que además de ser inviable, según han evaluado las organizaciones, está vinculado al poder de las “grandes transnacionales, la construcción de megarepresas en la Amazonía y el impulso de la producción de etanol y biodiesel, vinculada a la ampliación de la frontera agrícola, la destrucción de bosques y su biodiversidad, para el impulso de monocultivos de caña, soya y sorgo, que son falsas soluciones al cambio climático”, destaca una nota de prensa.

A ese panorama se suma la apertura del mercado chino para la exportación de carne y la política agropecuaria del país, cuyo compromiso pone en riesgo la vitalidad de los ecosistemas en todo el territorio nacional, aumentarán las emisiones nacionales, generarán más injusticias económicas y sociales e incrementarán la vulnerabilidad de las comunidades locales que ya enfrentan los impactos directos de estas actividades.

Según las organizaciones de no cambiar esta política las emisiones de Gases de Efecto Invernadero se incrementarán, así como las desigualdades económicas y sociales, “degradando los medios de vida, y dejándonos más vulnerables y desprotegidos ante los, cada vez más frecuentes, intensos e impredecibles impactos climáticos”, concluye el pronunciamiento.

Entre las organizaciones firmantes se encuentran: Aopeb, Asociación Inti Illimani, Fundación Jubileo, Fundación Gaia Pacha, Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), Plataforma Boliviana de Acción Frente al Cambio Climático, Plataforma Boliviana frente al Cambio Climático, Soluciones Prácticas, Unitas, entre otras.

La petición es apoyada por la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente, la Campaña Reactivación Transformadora, Christian AID, Observatorio Latinoamericano para la Acción Climática (OLAC), Oxfam y We Effect.

 

 


   

2
1