Rosario y otros 15 animales fueron rescatados del fuego

Voluntarios ingresan a las zonas afectadas por los incendios para salvar loros, petas, monos, osos, corechis, tatús, ciervos y una variedad de aves.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz 

A unos pasos de un pozo de agua, dos antas (tapirus) se encontraban lastimadas, tenían quemaduras y estaban deshidratadas. Una de ellas murió y la otra fue rescatada hace días por varios voluntarios que llegaron a San Matías (Santa Cruz) para salvar a los animales silvestres que fueron alcanzados por los incendios. La sobreviviente todavía lucha por su vida y le pusieron el nombre de Rosario. 

Un loro  que perdió la vida por los incendios en la Chiquitania.
Foto:Steffen Reichle

“La  que falleció tenía un cuadro severo de deshidratación. Cuando (los rescatistas voluntarios) encontraron (al animal), estaba agonizando y pese a los esfuerzos que hicieron, no pudieron salvarla y murió. (Los dos animales) estaban cerca de la población Santo Rosario, por eso nombramos Rosario al anta sobreviviente. Salieron del pozo después de tomar agua”, contó a Página Siete la cofundadora de la Fundación Alas Chiquitanas, Daniela Justiniano.

Rosario sufre severas quemaduras y por eso todavía lucha por su vida. “Tiene quemaduras en sus patas y su cuerpo”, dijo Justiniano. Relató que el martes, la anta fue trasladada a San Matías para ser sedada y recibir curación médica. “Luego veremos su evolución”, sostuvo.

 No es el único animal salvaje que fue rescatado por los voluntarios en la Chiquitania. Según Justiniano, otros 15 también fueron encontrados con heridas y quemaduras producidas por los incendios. Entre los animales afectados y con quemaduras están un loro, cuatro petas, dos monos, un oso tamandúa, tres corechis, dos tatús,  un cocinero (un ave de cola larga) y una cierva.

Justiniano contó que para rescatar a los animales  los voluntarios trabajaron  tres semanas. “Organizamos brigadas que realizaron los rastrillajes”, dijo.

En Copaibo se encontró un monito capuchino  y fue bautizado como Chiquitito. “Presentaba un cuadro de intoxicación por el humo, además sufría quemaduras en las manos y los brazos”, contó  y dijo  que  el animal ya se curó luego de un tratamiento y se liberó.

 Justiniano lamentó que en San Matías,  el único lugar de hábitat de la paraba azul, los voluntarios  encontraron pichones quemados. “(Los vimos) con todo el dolor de nuestra alma”, dijo.

 En este sector también encontraron “muchos nidos en el suelo con huevos y pequeños loros quemados, además de  otras aves que perdieron la vida por los incendios”. “Nos preocupa que esa zona que tiene tanta importancia ambiental  (no reciba atención) a tiempo”, sostuvo.

Luego de ser rescatados y recibir atención médica, los animales son liberados. “Si se acostumbra al hombre, se vuelve doméstico”, explicó  e indicó que el objetivo es que vuelvan a su hábitat.

Uno de los  monos en una de las zonas afectadas.
Foto:Steffen Reichle

En el departamento cruceño,   San Ignacio de Velasco es otro de los municipios más afectados.  A este sector también ingresaron las brigadas de rescate. “Ahí llegamos con bebederos reciclados, frutas y  medicamentos para los animales”, sostuvo.

Los rescatistas llevaron agua y alimentos porque los animales que escaparon  del fuego necesitan rehidratarse.

Muchos de los animales comienzan a desvariar y perder fuerza por las elevadas temperaturas que llegan hasta por encima de los 40 grados.  “En ese rastrillaje, dejamos los alimentos y el agua. Al retornar al día siguiente, encontramos en todas las zonas huellas de felinos, monos y  pajaritos. Así verificamos que los animales están buscando agua de los bebederos”, explicó.

Mientras Rosario se recupera poco a poco, los brigadistas rescataron a la cierva Pipa de los pantanos en San Matías. “Tiene heridas por mordeduras y en proceso infeccioso. Tiene además tres patas quemadas”, lamentó Justiniano.

Brigadas  entran  al monte  con agua, alimentos y medicamentos

Para ingresar a las zonas afectadas por los incendios, veterinarios, biólogos y voluntarios lleven  alimentos, agua y medicamentos para atender y salvar a los animales afectados por los incendios en la Chiquitania (Santa Cruz).

Brigadas trasladan frutas y verduras e  ingresan al monte y hacen caminatas que duran muchas horas. Llevan todo gracias a Alas Chiquitanas, Ríos de Pie y Fundación Yindah.

La cierva  Pipa que fue rescatada  de  pantanos en San Matías. 
Foto:Paola Montenegro /Ministerio de Medio Ambiente

 Jochis,  loros y tortugas son los animales que más mueren por intoxicación y quemaduras en los incendios que se registraron en las últimas semanas. De acuerdo con  los especialistas, existen otros que están en riesgo porque perdieron sus alimentos por el fuego, además no pueden tomar agua porque está contaminada. Expertos lamentaron que las quemas se repitan cada vez  y con mayor intensidad. 

“Encontramos a varios animales quemados, como jochis, loros y lagartos. Vimos cómo otros, como los monos, corrían en el camino para escapar  de las llamas”, contó  el comandante de los bomberos  voluntarios Jenecherú  Diego Pizarro. Él y otros seis voluntarios ingresaron hace dos semanas a Guarayos para apagar los incendios forestales.