La decisión de Orange

viernes, 2 de octubre de 2020 · 00:04

Marcela Guzmán Erazo

Optimista, aventurera, soñadora, son algunos de los adjetivos que pueden definirme...

El despertador ha sonado, estoy lista para iniciar el día, abro las ventanas. Desayuno con mi familia y me dirijo a mi colegio. Algunos dicen que el último año de secundaria es muy nostálgico. Para mí esta etapa final del colegio es un mundo lleno de posibilidades, llena de cosas nuevas y de aventuras.

La elección para la presidencia estudiantil ha llegado; esperé este momento hace meses y finalmente ha llegado. Agarro el bolígrafo y escribo mi nombre en la lista de candidatos: Orange.

El tiempo se congela y una capa de inseguridad me envuelve. Todos me habían visto escribir mi nombre en la hoja de candidatos a la presidencia. Sus ojos me miran con decepción y con rechazo.

Me pregunto si no debí escribir mi nombre en la lista de candidatos. Tal vez después de todo “no tengo madera de líder”. Tal vez debí escuchar a mis compañeros de clase, cuando me dijeron que la política no es para chicas, que el liderazgo no es tarea fácil. Más aún para una chica, cuya escuela está conformada por más chicos que chicas, donde lo más lógico es que un chico sea presidente.

Miro el cielo por la ventana del salón de clases, luego miro el pizarrón donde está escrito: Orange, la presidenta que anda en las nubes.

Cuánto quisiera nunca haber escrito mi nombre en esa lista. ¿Por qué lo hice? ¿Por qué? Si no lo hubiera hecho estaría tranquila, sin ninguna aflicción.

Yo y mis ideas locas. De alguna manera muy dentro de mí sabía que esto iba a pasar. No sé por qué quise cambiar el perfecto orden de presidentes masculinos de la escuela... a partir de una idea muy alejada de la realidad.

Cuando salí al recreo unas chicas de tercer grado se me acercaron. Me dijeron que estaban muy orgullosas de mí, que tenía un espíritu rebelde y valiente, ya que nadie se había atrevido a postularse debido a las burlas. Me regalaron una tarjeta donde decía: Orange, no te angusties, no estás sola.

Di vuelta a la tarjeta y había miles de mensajes motivadores y conmovedores a la vez, escritos en diferentes tamaños, formas y colores.

Estoy viendo el cielo por la ventana del salón de clases otra vez. Me pregunto qué hubiera pasado si no hubiera tenido el valor de escribir mi nombre en aquella lista, qué hubiera pasado si no hubiera escuchado a esa pequeña voz dentro de mí que decía: Orange, debes hacerlo por todas esas chicas, que creen que el patriarcado es algo imposible de romper.

Orange sé que eres fuerte.

Orange sé que eres valiente.

Orange sé que luchas por tus derechos.

Orange sé que puedes hacer todo lo que te propongas.
 
Orange creo en ti... todas lo hacemos.

Empodera  a ORANGE

“Empodera a Orange” es parte de una iniciativa del gobierno de Estados Unidos para la prevención y respuesta a todas las formas de violencia contra la mujer y la niña. Coordinador: Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza.

 

 

 


   

3
1