El fuego arrasa 1,8 millones de hectáreas y sigue pese a la lluvia

El Gobierno realiza pruebas al Chinook, un helicóptero que fue enviado por el Gobierno de Canadá. Carga hasta 11.000 litros de agua. Se atenderá Guarayos.
martes, 20 de octubre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Los incendios ya arrasaron 1,8 millones de hectáreas en Bolivia desde agosto hasta la fecha. Pese a la caída de una lluvia en pasados días, el fuego persiste en las zonas afectadas. 

De acuerdo con las autoridades locales, los incendios se redujeron de 83 a 44 en los últimos días. El Gobierno  anunció que  el helicóptero Chinook comenzará sus operaciones en la localidad de  Guarayos.

Según el reporte oficial de incendios forestales, que fue difundido por el Ministerio de Defensa,  el fuego arrasó en total “1.823.093 hectáreas”, el 80% se registró en el departamento de Santa Cruz.

El informe indica además que existen 44 incendios activos y 24 controlados en 20 municipios afectados.

El estudio revela que son cinco los departamentos afectados  por los incendios. La Paz reporta un incendio activo en un área protegida. Hace tres días, Página Siete informó que el Parque Nacional Madidi -que se encuentra en el municipio de Apolo-  registra quemas en cinco puntos.

En Chuquisaca hay  cinco incendios activos y suma cinco municipios afectados.  Tarija y Beni reportan incendios activos, uno cada uno.

 La directora de Recursos Naturales de la Gobernación de Santa Cruz  Yandery Kempff dijo que hasta la fecha “reportan 36 incendios, de este número siete serían reactivaciones”. Explicó que  las quemas afectaron ocho provincias y 12 municipios. De la última cifra, al menos ocho  registran mayor consideración. “Son Concepción, San Ignacio, San Matías, Urubichá, Postrervalle, Valle Grande, Cabezas y Gutiérrez”, agregó.

Santa Cruz,  el departamento más afectado por las quemas.
Foto:APG

 Hasta hace una semana, el Gobierno reportó 83 quemas en el país. Ayer, el Ejecutivo registró 44. “Esto significa que los incendios disminuyeron en un 50%”, informó el director ejecutivo de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT)  Víctor Hugo Áñez, de acuerdo con ABI.

El jefe del Comando Nacional de Incidentes   Iván Ortiz   dijo que pese a que se redujo la cantidad de focos de calor gracias a las lluvias que se registraron en pasados días, los incendios no se lograron apagar en su totalidad. 

“Si bien llovió la anterior semana, los litros  que descargaron las precipitaciones pluviales no son suficientes porque en sectores de copa alta los incendios son rastreros, es decir que están abajo”, explicó a Página Siete.

De acuerdo con Ortiz, en las zonas afectadas la lluvia llegó a la copa y por eso no tuvo un gran efecto en las quemas. No logró apagar los incendios, aseguró. Indicó que ante esta situación, las autoridades llegaron con helicópteros cisterna  a las zonas afectadas;  además, enviaron personal especializado para liquidar y controlar el fuego.

Para atender   las zonas afectadas y apoyar todo el trabajo, las autoridades movilizan maquinaria pesada, como cisternas, orugas y esquilas.

 

“Es un trabajo complicado, pero tenemos el apoyo de las Fuerzas Armadas, voluntarios y los propios bomberos. Todos tienen la experiencia para desarrollar esa labor”, dijo Ortiz e indicó que en el país trabajan 658 personas.

Sin embargo, Kempf indicó que en Santa Cruz trabajan  más de 200 personas, pero esperan que en las siguientes horas retornen más voluntarios a las zonas de incendios.

 En la actualidad, el Gobierno, las gobernaciones y los municipios trabajan de forma coordinada. Las tres instituciones identifican “los incendios y toman todas las decisiones”.

  En Santa Cruz, las autoridades locales y nacionales instalaron la Sala Situacional de Crisis. En este lugar se cuenta con el sistema satelital  y los datos del Instituto Geográfico Militar para identificar los focos de calor.

  “Entre todos determinamos las prioridades de acuerdo con la extensión y los vientos que llevan la cabeza de los incendios. Nuestra prioridad es que el fuego no afecte a las comunidades y a las áreas protegidas”, sostuvo.

Desde hace una semana, las zonas afectadas solicitaron ayuda vía aérea para apagar los incendios. Hace unos días, el Gobierno anunció  que el  helicóptero Chinook -enviado por el Gobierno de Canadá- ya está en suelo boliviano para ayudar a sofocar las quemas. Esta nave es de doble hélice y tiene una carga de hasta 11.000  litros de agua.

Ortiz precisó ayer que el helicóptero ya realiza pruebas y comenzará las operaciones entre hoy y mañana en Guarayos, una de las localidades que requiere más ayuda.  “Trabajará  entre el cruce de Río Blanco y Río Negro”, sostuvo.

 Indicó que en Macharetí (Chuquisaca) cuentan con otro helicóptero que ayuda a apagar el fuego. “Ahí ya se hicieron  más de 290 descargas  de agua y 123 mil litros de agua”, explicó.

Madidi,  una de las áreas dañadas por los incendios.
Foto:Archivo / Página Siete

 Chuquisaca

  • Situación El secretario general de la Gobernación de Chuquisaca Ricardo Zárate  reportó  ayer que existen 19 incendios en el Chaco chuquisaqueño, por lo que se pedirá el retorno del helicóptero que prestó ayuda en esa región.
  • Plan Zárate también reportó que 11 municipios están afectados por las granizadas registradas en días pasados. “Tenemos 19 incendios en el Chaco chuquisaqueño y 11 municipios afectados por las granizadas en todo el departamento”, dijo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Otras Noticias