Todos Santos: hasta 2 personas por familia ingresarán a hornos

Desde el 25 de octubre la gente llega a las panaderías para hacer las masas de Todos Santos. Hay siete medidas de bioseguridad para evitar la propagación del virus.
jueves, 22 de octubre de 2020 · 01:52

Verónica Zapana S.  / La Paz

Por la pandemia del coronavirus en Bolivia, los panificadores y el municipio elaboran un plan de bioseguridad para el ingreso a los hornos por la fiesta de Todos Santos. Esta medida instruye que sólo dos personas por familia -como máximo- pueden ingresar a estos espacios para elaborar pan en homenaje a las almas. 

 “Decidimos que se permitirá el ingreso de una sola persona por familia para hacer pan por cada quintal de harina, máximo pueden ser dos”, dijo a Página Siete el secretario ejecutivo de la Federación de Panificadores del Departamento de La Paz, Martín Vargas. Indicó que esa decisión fue asumida con la intendenta municipal de La Paz, Velma Vargas.

El dirigente indicó que se tomó esa determinación para evitar aglomeraciones de personas y cumplir con el distanciamiento social, una medida vital para evitar el contagio del virus, tal como recomiendan las autoridades de salud.

 “Hasta el año pasado entraban al horno hasta siete personas por familia, pero ahora (esta situación) será controlada”, dijo Vargas e indicó que tanto la  federación como la Intendencia Municipal serán las encargadas de realizar inspecciones de forma constante a las panaderías.

Si un horno incumple las medidas de bioseguridad y las disposiciones, Vargas indicó que el dueño será sancionado. “Se suspenderá el funcionamiento del horno durante los días de Todos Santos”, sostuvo el dirigente.

El horneado del quintal de harina costará 178 bolivianos. “Este año está  subiendo tres bolivianos respecto al año pasado”, dijo Vargas.

¿Qué dicen los ciudadanos sobre las medidas de bioseguridad en los hornos? Julieta lamentó la decisión de los panificadores, pero aseguró que cumplirá las disposiciones para evitar los contagios del virus. 

“Hasta el año pasado, para hacer pan, siempre fue con mis tres hijas, además llamaba a dos de mis yernos para que nos ayuden a recoger las canastas”, dijo la mujer de 56 años que elabora masas de Todos Santos desde su infancia. Explicó que la elaboración de panes  es también “un momento de unión familiar”.

Según la tradición, cada 1 de noviembre  las familias que perdieron a un ser querido arman un altar con panes, frutas y comida. En esa mesa  no pueden faltar las  t’antawawas,  los caballos y las cruces, todas las figuras son elaboradas de masa de  pan.

Las otras medidas

Según Vargas, este plan incluye otras medidas de prevención para evitar los contagios del coronavirus. Dijo que es necesario adoptar esas medidas de prevención, ya que “por lo general, la gente acude a los hornos de forma masiva desde el 25 de octubre”. Informó que la disposición regirá no sólo en el municipio de La Paz, sino en todo el departamento paceño.

Como primera acción, cuando  ingresen las personas, el personal del horno debe tomar la temperatura que no debe pasar por encima de 37,5. En caso de registrar más,  no podrá entrar.

Al ingresar a la panificadora, las personas y las bolsas deben pasar un proceso de desinfección. Sólo puede ingresar con un barbijo y un gorro.

En la puerta de ingreso de un  horno, el dueño  debe instalar un lavamanos con jabón líquido o alcohol en gel. Para limpiar las plantas de los zapatos, debe contar además con un trapo que mojado con agua y lavandina u otro desinfectante.

Dentro del horno, el panificador debe hacer una desinfección del ambiente y de los utensilios que usados de forma constante. 

El panadero debe usar barbijo y gorro, además debe desinfectarse las manos por lo menos ocho veces por cada turno. 

“Es importante que exista una buena ventilación del horno”, aseguró ayer  el dirigente de los panificadores y adelantó que todas las medidas de bioseguridad serán presentadas hoy  de forma pública junto al municipio paceño. 

Este medio intentó comunicarse con autoridades de la Alcaldía, pero desde la unidad responsable indicó que hoy se realizará una conferencia de prensa para informar sobre todo un plan operativo por Todos Santos.
 

La primera línea  en la celebración

Los “rostros” de médicos, enfermeras, policías y militares que lucharon en primera línea en la etapa más crítica de la pandemia del coronavirus son dignos de recordar en la tradicional celebración de Todos Santos, que es el 1 de noviembre. Por eso, la artesana Nancy Aquice elaboró caretas de t’antawawas con esas características.

“Hicimos esas caretas porque queremos recordar a quienes perdieron la vida por la pandemia del coronavirus”, contó Aquice, una artesana que desde hace 40 años ofrece caretas hechas de yeso en la  populosa avenida Max Paredes de La Paz.

Según la también comerciante, este año  los artesanos elaboraron  estos diseños de caretas en homenaje a los médicos, enfermeras, policías y militares que lucharon en primera línea contra la Covid-19.

La docena de las caretas  vale 100 bolivianos, por unidad a 10 bolivianos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de