Covid: de la indisciplina a centro modelo, tres municipios paceños dieron pelea

En Achacachi, las autoridades originarias, los vecinos y el municipio ejercieron el control social para evitar más contagios. En Cairoma, el personal de salud brindó información para “matar” el miedo.
miércoles, 28 de octubre de 2020 · 00:51

Anahí Cazas  / La Paz

Achacachi, que se encuentra a 97 kilómetros de  la sede de Gobierno  y cuna de los Ponchos Rojos, tiene uno  de los mejores centros de aislamiento del área rural de La Paz. “Es establecimiento modelo”, dijo  el director del Servicio Departamental de  Salud, Ramiro Narváez. 

 Cuando este municipio registró su primer paciente positivo de la Covid-19,  los mallkus y mama t’allas de los Ponchos Rojos  organizaron los controles en coordinación con los vecinos y la Alcaldía. Todos trabajaron bajo la misma premisa: el cumplimiento de la cuarentena.

 Para la  Asociación Departamental de Antropólogos de La Paz, la acción de los vecinos y las autoridades originarias  fue clave para el cumplimiento de la cuarentena. Con una mirada similar, el director del Sedes coincidió en destacar la labor de    la gente y del alcalde. 

 “Tiene uno de los centros de aislamiento más importante del departamento. Es uno de los más equipados. Achacachi ya está preparado para un rebrote. Es un establecimiento  modelo”, aseguró Narváez. “El municipio hizo un gran trabajo”, agregó. 

Este centro de aislamiento tiene áreas  para el  triaje, para el manejo de pacientes leves,  moderados y  graves. Según el director  municipal de Salud, Reynaldo Quispe, la Alcaldía  invirtió  700 mil bolivianos  en la refacción de las instalaciones de este establecimiento.  

Patacamaya

 De la fiesta al luto.  Todo ocurrió en días. El municipio  paceño de Patacamaya se puso en el ojo de la tormenta en Bolivia. En los primeros días de abril, un fotógrafo murió por la Covid-19 luego de participar en una fiesta patronal. En este acontecimiento social participó casi todo el pueblo, incluso el entonces alcalde Tiburcio Choque, que fue enviado a la cárcel por avalar el encuentro pese a la cuarentena estricta en el país. 

  Antes de morir, el fotógrafo contagió el virus a parte de  su familia: su hija, su yerno y su nieto.  La mujer se quedó aislada  en una casa de  dos pisos en Patacamaya, su esposo e hijo fueron trasladados a un hospital  en La Paz.

 Ante la resistencia de los pobladores, quienes también agredieron al personal médico del hospital por hablar del virus,  las autoridades determinaron encapsular  Patacamaya. 

 Además con una nueva autoridad, el municipio contrató siete profesionales. En coordinación con el Sedes, brigadas realizaron visitas casa por casa para detectar nuevos casos positivos.

Luego de una inspección,  el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, destacó el cambio de la población de  Patacamaya, donde vio el cumplimiento de la cuarentena estricta y la  asignación de cinco horas semanales para el abastecimiento de alimentos. 

En este municipio también  los pobladores y las autoridades locales  cerraron los caminos y realizaron  el fumigado de calles. “Patacamaya tiene un centro grande”, destacó Narváez e indicó que la situación en este municipio está controlada. 

   
Cairoma

 Cuando los vecinos del municipio de Cairoma se enteraron que uno de sus pobladores murió por Covid-19 en un hospital de El Alto, el miedo se apoderó  de los habitantes de este pueblo que se encuentra a  280 kilómetros de la sede de Gobierno. Así  las autoridades locales y los  12.000 habitantes  comenzaron a buscar modos para  luchar contra  el coronavirus.

Fue en abril. El temor se apoderó del pueblo. Por esa razón, el  alcalde de Cairoma,   Pablo Morales, viajó  hasta la ciudad de La Paz para pedir ayuda de las  autoridades de la Gobernación y del Gobierno. “Los vecinos tenían mucho miedo”, dijo el burgomaestre, quien luego  de enterarse del primer muerto por  Covid declaró cuarentena total en toda la población.

Morales pidió la designación de policías para controlar el cumplimiento de la cuarentena, además solicitó personal médico y pruebas de Covid-19. Luego de  las situaciones difíciles,   los médicos del centro de salud  pusieron  en marcha un plan de socialización     y difusión sobre las  medidas  de bioseguridad para prevenir contagios. Con ayuda del Sedes y  la red rural  de salud, brigadas  realizaron rastrillajes para identificar los casos positivos.

Achacachi: control social e inversión

Ni bien la población de Achacahi registró un primer paciente positivo, las autoridades locales y los representantes de los mallkus   Ponchos Rojos decidieron encapsular el pueblo entre  el 5  y  el 10 de mayo.

Para cumplir de forma rigurosa la medida, el alcalde Mariano Huallpa promulgó una ley. “Decidimos  tomar medidas preventivas, es parte de nuestra responsabilidad”, dijo el director de Seguridad Ciudadana del municipio de Achacachi, Edwin Condori, quien explicó que el primer caso positivo movilizó a los pobladores.

Achacachi no sólo se conformó con el control social. Este municipio también invirtió  700 mil bolivianos   en la refacción de las instalaciones de un  centro de aislamiento modelo. En una primera fase, la Alcaldía compró insumos médicos por un valor de   300 mil bolivianos. Para una segunda fase se adquirió otro lote por   400 mil bolivianos, explicó  el director  municipal de Salud, Reynaldo Quispe.

Además, las autoridades locales  informaron  sobre la  adquisición de  dos ambulancias nuevas para el traslado de pacientes de las diferentes comunidades hacia el centro de aislamiento.

 

Información  “mató” el miedo en  Cairoma


En los primeros días de abril, cuando un vecino murió por la Covid-19 en un hospital de El Alto,  el municipio de Cairoma pasó de la tranquilidad al miedo.  Dirigentes y autoridades ediles determinaron el encapsulamiento de todo el pueblo como primera medida. 

Según su alcalde, Víctor Morales, la cuarentena se cumplió de forma rigurosa. “Incluso las personas de otras comunidades que estaban de paso  cumplieron  el aislamiento”, contó.

Días después del deceso se conoció que   cinco integrantes de una familia se contagiaron del virus. Todos fueron aislados.  En el pueblo se reforzó la cuarentena.  

Cairoma, donde  el 90% de la gente  se dedica a la actividad ganadera y agropecuaria, está  a 280 kilómetros  de la sede de Gobierno.

  El personal  del centro de salud de este municipio puso en marcha un plan de socialización     y difusión sobre las  medidas  de bioseguridad para prevenir contagios de la Covid-19.

 Además, con ayuda del Sedes y  la red rural  de salud, brigadas médicas realizaron rastrillajes para identificar los casos positivos o sospechosos.  

  El cambio se impuso en Patacamaya

En plena  pandemia del coronavirus,  en los primeros días de abril, el entonces alcalde del municipio paceño  de  Patacamaya, Tiburcio Choque, fue enviado a la cárcel por permitir una fiesta en plena crisis sanitaria. Días antes se reportó un muerto por  la Covid-19 en esa localidad. 

Fue un fotógrafo que participó en la fiesta patronal que fue organizada, pese a las restricciones y con el permiso  del entonces  alcalde. Incluso, varios pobladores  agredieron  al personal de salud  porque creían que ellos fueron los responsables de la llegada del virus al pueblo. Así este pueblo se puso en el ojo de la tormenta  y  provocó el enojo  de las autoridades del Gobierno nacional.

   Según  el director del Sedes, Ramiro Narváez,  luego de este hecho, poco a poco  la población entendió sobre  el riesgo de la Covid-19.

  Como primera medida, se determinó el encapsulamiento de Patacamaya. Luego, con una nueva autoridad,  la alcaldía contrató personal de salud -en la primera fase se concretó la llegada de siete doctoras- para mejorar la atención en su hospital.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de