Retiran a 5.794 vendedores para evitar aglomeraciones en La Paz

Esta fiscalización se hizo para ordenar la urbe ante la proliferación del comercio ilegal y así evitar concentraciones, principales espacios de contagios del virus.
sábado, 3 de octubre de 2020 · 00:26

Página Siete  / La Paz 

En un mes, 5.794 vendedores sin autorización fueron retirados de las calles de diferentes zonas de la ciudad de La Paz. Según la Alcaldía, esta fiscalización se hizo para ordenar la urbe ante la proliferación del comercio ilegal y así evitar las aglomeraciones, principales espacios de contagios de la Covid-19. 

Desde el 1 de septiembre, la Alcaldía activó el Plan de Reordenamiento de la ciudad, en el marco de la vigencia del posconfinamiento. “Semana tras semana se fue reduciendo en 20% la presencia de comerciantes en estas áreas. Los primeros días tuvimos bastantes aglomeraciones, pero en estos últimos días vimos  que se está generando un orden en la ciudad”,   informó   Paola Valdenassi, directora de Mercados y Comercio en Vía Pública.  

En esta fiscalización también se retiraron  330 vehículos que se dedicaban al  comercio ilegal y se encontraron  710 tiendas que ocupaban la vía sin autorización y permiso. En este trabajo también participaron efectivos policiales para evitar agresiones. En algunos casos, los efectivos de la Guardia Municipal de Transporte se vieron obligados a retener las placas de los automóviles infractores.

Las intervenciones se realizaron en las avenidas y calles  Buenos Aires, Max Paredes, aledañas a las plazas Eguino y Garita de Lima, en el macrodistrito Max Paredes; también en la avenida Busch, calle Díaz Romero e inmediaciones de la plaza Triangular en el Centro; en las calles 16 y 17 de Obrajes, en vías de Calacoto, Achumani e Irpavi del macrodistrito Sur.

De acuerdo con el reporte del operativo, los funcionarios municipales  encontraron también a varios vendedores reincidentes de infracción y decomisaron sus productos y enseres. “Los decomisos tienen una retención de 15 días y después de ese tiempo se hace la devolución con un acta de compromiso y la prohibición de que se asienten en lugares públicos”, explicó la autoridad edil.

Según la  comuna, se tiene previsto que en los siguientes días,  como una medida de  fiscalización, los funcionarios ediles retirarán a los  comerciantes de las  ferias que aparecieron en diferentes plazas, como la Andreu y la Lira. Al menos 30 fueron identificados en estos espacios.

De acuerdo con  las autoridades municipales, los asentamientos sin autorización en las calles causan aglomeraciones.  Y justamente, los médicos recomendaron evitar este tipo de concentraciones para reducir el riesgo de contagio del virus. 

“Necesitamos generar orden a la ciudad de La Paz  para permitir la transitabilidad al peatón que está retornando a sus actividades de forma normal”, explicó Valdenassi.

La autoridad edil  explicó que los comerciantes ilegales llegan al centro paceño por las mañanas, al mediodía y por las tardes. “En todos esos horarios identificamos que los vendedores se concentran en el área del Obelisco para entregar los productos que anuncian por internet. Volvieron a este sector como un sitio de entrega. Generan concentración y aglomeraciones”, sostuvo la funcionaria.

En la actualidad, los vendedores llegan al mismo lugar con bolsas cerradas, sin mostrar los artículos y aguardan a los compradores con quienes ya hicieron una cita previa. A esta situación se suma la instalación de una reja que impide acceder al atrio del Palacio de Comunicaciones  que reduce todavía más el espacio para los transeúntes.

La instalación de nuevos puestos de venta está prohibida desde las ordenanzas aprobadas en 1994 y que fueron elevadas a rango de ley. “Desde esa fecha, la Alcaldía no otorgó nuevas autorizaciones y hacemos prevalecer las normas. Ahora, con el posconfinamiento que permite regresar a una relativa normalidad, continuaremos con el trabajo”,  explicó la funcionaria.  

Este control se realizará también en cada uno de los macrodistritos de la ciudad para reducir el gran número de comerciantes informales, en especial los que se asentaron en las inmediaciones a los centros de abasto. Para esta tarea, la Alcaldía suscribió un acuerdo con la dirigencia de los mercados.

Guido Chuquimia, responsable del Comando de Incidentes del Sedes de La Paz, sugirió  a la población evitar las aglomeraciones para reducir el riesgo de contagio de la Covid-19. “En esta etapa de posconfinamiento vemos que prácticamente hay relajamiento de la población. El fin de semana vimos que hay muchas personas que están caminando sin lo más elemental de bioseguridad, como los barbijos, los llevan a medio colocar o en la mano”, aseguró.

 

 

 

 


   

Más de
7
5