El tratamiento precoz y rayos X, así los municipios de Beni no bajaron la guardia

Ante la falta de pruebas y la demora de los resultados de diagnóstico, los profesionales de salud optaron por la aplicación de estudios complementarios para detectar a los pacientes con coronavirus.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 00:28

Anahí Cazas  / La Paz

Ante la  larga espera de los resultados de las pruebas para detectar la Covid-19, médicos de    Trinidad y Guayaramerín  comenzaron la  aplicación de tratamientos inmediatos a los pacientes sospechosos del virus. Así los municipios de este departamento lucharon contra la pandemia del coronavirus. 

 “En el centro centinela que fue instalado en el Hospital General de Guayaramerín, los  médicos y brigadas móviles realizaron  el triaje (o una primera evaluación del paciente). Luego la persona afectada fue  enviada al centro centinela. Ahí ya comenzamos  el tratamiento para los sospechosos de coronavirus sin esperar los resultados de las pruebas porque había  mucha demora, más de tres días.   Fue  demasiado”, dijo el coordinador de la Red 08 de este municipio beniano Robín Ojopi Miranda.

En los meses pico de la pandemia -entre junio, julio y agosto- los médicos  de  Trinidad  también  aplicaron la misma medida. El director del hospital centinela de este municipio,   Ronald Gutiérrez,   informó que sin esperar los resultados ya dieron  tratamientos a los pacientes con síntomas de Covid-19. “Tomábamos placas radiográficas para ver el estado de los pulmones y si detectamos un deterioro, de inmediato comenzábamos con el tratamiento”, contó el galeno en una entrevista con Página Siete.

La aplicación de tratamientos a sospechosos con coronavirus fue implementada por los médicos ante la insuficiencia de pruebas de laboratorio y la demora en la entrega de los resultados. En muchos casos -como sucedió con el cementerio   Covid de Trinidad- los enfermos fueron enterrados como casos “sospechosos” y casi todos los casos no confirmaron si tenían el virus por falta de pruebas.

Rastrillaje, principal  medida

Según el exdirector del Servicio Departamental de Salud    Jorge Gómez, una de las tareas  estratégicas para controlar el virus en los municipios benianos fue la aplicación del plan de rastrillajes. 

Así brigadas de médicos visitaron las casas de las comunidades y dieron tratamientos inmediatos  a  las personas con sintomatología del coronavirus. Así  las autoridades de salud evitaron que las personas empeoren sus cuadros de salud  y  requerían  camas de terapia  intensiva, incluso se salvaron muchas vidas.  

“Eso se visibilizó en las camas de terapia intensiva. Antes las nueve camas estaban llenas, pero ahora sólo cuatro están ocupadas”, explicó Gómez. Indicó además que antes registraban 28 decesos por día y en la actualidad hay días que ya no se hacen entierros en el cementerio Covid.

Esta tarea se realizó  en todos los municipios benianos, como San Borja, San Ramón, San Joaquín, Riberalta, San Ignacio,  Santa Ana y  Guayaramerín, entre otros. “En todas esas poblaciones  realizamos la misma tarea y logramos controlar la diseminación masiva del virus para que los servicios de salud no colapsen”, aseguró.

De acuerdo con Jaldin, en los municipios de  Beni  las brigadas médicas llegaron a los barrios semanas después de que se declarara el desastre departamental  por el colapso de los hospitales.

 “(Había)  familias enteras contagiadas con exámenes positivos que no podían atenderse en un hospital y estaban en casa. A muchos los atendimos con telemedicina para evitar que se agraven y sacarlos adelante”, explicó  Juan Pablo Jaldín, quien es  médico responsable de  Martixa Telemedicina,  un proyecto que brinda atención gratuita en los principales focos de la pandemia.

   El trabajo de los médicos fue clave para las visitas casa por casa. Según el alcalde de Santa Ana, Gustavo Humberto Antelo, una comisión de salud de la Universidad Autónoma del Beni comenzó un rastrillaje para identificar pacientes con Covid-19 en ese municipio.

 Antelo contó que en julio 17 profesionales, entre médicos y personal de enfermería, llegaron  a esta localidad  para realizar el rastrillaje y dar  la atención médica. Los equipos ayudaron a identificar  a los pacientes con mayor riesgo, además dieron tratamientos a los casos leves.

 

Guayaramerín: rayos X y tomografías

“Para determinar si tienen Covid-19, los médicos trabajaron  con rayos X y tomografías en lugar de sacar pruebas”, explicó   el secretario de salud de la Alcaldía de Guayaramerín, Jesús Salazar.  “Si una  persona  llegaba  con tos y fiebre, le hacíamos los análisis de sus pulmones y si veíamos que estaba  seriamente afectada, automáticamente lo atendíamos como un caso de coronavirus”, dijo.

Así los médicos   se dieron formas para atender a los pacientes con coronavirus en los meses pico de la pandemia. Varios galenos optaron por realizar  estudios  complementarios  como tomografías y rayos X. Según los galenos, estos exámenes son de gran ayuda para definir tratamientos.

 Entre junio y julio, meses pico de la pandemia,  el director del Centro Covid-19 de Beni, Ronald Gutiérrez, indicó que en este establecimiento los galenos hacen consultas con diagnóstico radiológico para medicar. “La pandemia de la Covid-19 no tiene cura. Se trata sólo la sintomatología, los médicos no podemos experimentar dando medicamentos a diestra y siniestra”, sostuvo.

 Tratamiento precoz, la clave en Trinidad 


 
En Beni, el exdirector del Servicio Departamental de Salud (Sedes)  Jorge Gómez  dijo que entre las tareas estratégicas que realizaron para controlar el virus en el municipio de Trinidad  están las visitas domiciliarias y el inicio del tratamiento precoz que permitían que las personas con sintomatología no lleguen a complicarse.

“Eso se visibilizó en las camas de terapia intensiva. Antes, las nueve camas estaban llenas, pero (desde agosto) sólo cuatro estaban ocupadas”, explicó.

Indicó que antes registraban 28 decesos por día y desde   agosto hay días que ya no se hacen entierros en el cementerio Covid.

Gómez explicó que en Trinidad se hicieron dos encapsulamientos continuos, con lo que se logró controlar la enfermedad y se evitó que salga de forma violenta a otros municipios. Pero tras esa medida, el virus llegó a San Borja, San Ramón, San Joaquín, Riberalta, San Ignacio y  Guayaramerín. “En todos esos municipios realizamos la misma tarea y logramos controlar la diseminación masiva del virus para que los servicios de salud no colapsen”, aseguró.

Los rastrillajes y equipos médicos

Durante los rastrillajes casa por casa, las brigadas médicas entregaron  fármacos, además registraron e identificaron a los pacientes que sufren problemas  de tórax. Los afectados fueron sometidos a radiografías y otros estudios complementarios, según el alcalde del municipio beniano de  Santa Ana, Gustavo Humberto Antelo.

  El burgomaestre informó que con los rastrillajes, las autoridades lograron controlar y contener la pandemia. Indicó  que los médicos asistieron y dieron tratamientos a las personas con síntomas de la Covid-19.

Esta población también recibió el apoyo de  una brigada médica enviada por la Federación de Ganaderos del Beni, además  de una comisión del Servicio Departamental de Salud  para reforzar las acciones contra la pandemia en las comunidades de esa región beniana. 

 En otros municipios del departamento beniano, como  Trinidad,   de acuerdo con  el responsable de la Red de Salud, Maycol Guardia,  las brigadas militares se sumaron   a los médicos para realizar los rastrillajes de casos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de