Covid: familias piden traslado de muertos enterrados en jardines

Los dolientes exigen que los restos de sus seres queridos se puedan sepultar en nichos de los pabellones. Denuncian que los cuerpos se encuentran en fosas.
jueves, 19 de noviembre de 2020 · 00:17

Luis Escóbar  / La Paz

Familiares de las personas que murieron por la Covid-19 piden la exhumación de los restos que fueron enterrados en los jardines David y Salomón del Cementerio General de La Paz. Solicitan  que los cuerpos de sus seres queridos sean trasladados a nichos. Pese a que los cadáveres fueron identificados, los dolientes consideran que los sectores designados son como “fosas comunes”.

“No tenemos una exactitud sobre dónde están enterrados nuestros seres queridos. Nuestros familiares merecen una cristiana sepultura, merecen nichos. Nos cobraron sumas elevadas, pagamos por una bolsa (mortuoria) 5.000 bolivianos”, dijo indignada una familiar que aún llora la muerte de su ser querido en plena pandemia. 

Agustín C., otro familiar  doliente,  demandó que el traslado de los restos se pueda ejecutar “lo antes posible”. “No podemos esperar a la descomposición de los cuerpos. No sabemos dónde están enterrados nuestros seres queridos. Muchas personas no sabían que sus familiares fueron sepultados en las fosas comunes. A mí me tocó enterarme hace un par de semanas”, dijo.

En los meses pico de la pandemia, en el Cementerio General se enterraron 1.233 cuerpos,  878 fueron inhumados en los pabellones La Paz, San Gabriel y Cuartel 201. Otros 196 fueron depositados en espacios a perpetuidad en los pabellones La Paz y Luis Espinal. En cada uno de los nichos sólo se escribió el nombre y la fecha del fallecimiento.

Entre junio y julio, el número de entierros fue de tal magnitud que por día ingresaban entre 80 y 90 cuerpos. Por esa razón, 159 cadáveres fueron sepultados en los jardines David (67) y Salomón (92). Estos  espacios fueron otorgados bajo la modalidad de perpetuidad por la administración del Cementerio General. Los espacios fueron designados mediante un sorteo.

 Cuando se abrieron las puertas del Cementerio General para que las familias dolientes identifiquen dónde estaban enterrados sus seres queridos, los espacios sólo estaban cubiertos con tierra y de forma gradual. Los visitantes sólo se limitaron en colocar flores, caminos de ladrillos y fotografías de sus seres amados para identificar el lugar donde descansan, pero todavía mantienen la duda sobre si los restos de sus parientes se encuentran en esos espacios.

Otro de los jardines  del cementerio  donde fueron enterrados los fallecidos por Covid.
Foto:RTP

  Valentín Calamani, uno de los familiares,  denunció que su papá fue enterrado sin ataúd y sólo fue sepultado en una bolsa mortuoria en una de las fosas que “son muy estrechas”. “Los taquearon. Tenemos imágenes, videos y vimos que los cuerpos fueron sacados de los ataúdes aunque el administrador (del cementerio, Ariel Konitzer) nos indicó que (los cadáveres) se enterraron como llegaron, pero no es así”, dijo.

 Ayer y en compañía de una representante de la Defensoría del Pueblo, varios familiares se reunieron en los jardines donde  fueron sepultados sus seres queridos. “Cuando le pregunté dónde exactamente está enterrado mi padre, él (Konitzer) respondió: ‘Debe estar por acá’. Por tanto, no hay una seriedad ni precisión”, añadió.

 Calamani lidera un grupo de al menos 45 familiares, todos exigen la exhumación de los cuerpos de sus seres queridos. Este sector dio un plazo de 48 horas para que la administración del camposanto dé un visto bueno para el traslado de los cuerpos.

De lo contrario, advierten con “medidas de presión”. Ayer, por ejemplo, varios de los familiares dolientes  bloquearon por unos momentos la avenida Baptista con carteles que decían frases: “Queremos la exhumación de 67 cuerpos” y  “Nuestros seres queridos merecen un entierro digno”.

Página Siete llamó a la administración del Cementerio General para saber si existía la posibilidad de trasladar los cuerpos,  pero no tuvo respuesta.

Varios cuerpos  fueron sepultados en bolsas plásticas.
Foto:Familiares

Más espacios

Días previos a la fiesta de Todos Santos, la administración del camposanto informó que se construirá un nuevo pabellón para 1.500 cuerpos ante la gran cantidad de cuerpos que recibió en los meses pico de la pandemia (entre julio y agosto), además anunció que  tiene prevista la demolición de estructuras que ya tienen más de 100 años de antigüedad.

 Por ejemplo -al lado del pabellón La Paz- se demolerá uno de los cuarteles antiguos para edificar una nueva estructura. Este nuevo espacio contará con más de 570 nichos de cuerpo mayor y alrededor de 1.000 para cuerpo menor.

La administración del camposanto espera comenzar la construcción de las obras esta gestión y se tiene previsto terminar la edificación de los pabellones en marzo del año 2021. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
1
1

Otras Noticias