Gobierno permite uso de dióxido de cloro; médicos temen riesgos

Salud dijo que al haber una ley, el uso de esta sustancia es “permisible”. La norma fue aprobada por la anterior Asamblea, pero la gestión de Añez prohibió el consumo.
martes, 1 de diciembre de 2020 · 00:14

Luis Escobar   / La Paz 

El Gobierno  afirmó que permite el uso del dióxido de cloro para el tratamiento de personas con la Covid-19. Ante este anuncio,  varios médicos temen que el uso de este insumo pueda causar mayores complicaciones en los infectados.

“Una parte de la estructura del ministerio (de Salud) está destinada a la medicina tradicional. La propuesta (…) sobre el uso del dióxido de cloro está aprobada por ley y quiere decir que es permisible el acceso a esta medicina alternativa”, dijo el domingo el ministro de Salud, Édgar Pozo.  

La autoridad se refirió  a la ley de uso consentido de la Solución de Dióxido de Cloro (SDC), que fue observada por el gobierno transitorio de Jeanine Añez, pero  promulgada por la expresidenta del senado Eva Copa en octubre pasado. 

Esta norma regula de forma excepcional la elaboración, comercialización, suministro, administración y uso consentido de este insumo de manera preventiva y como tratamiento para pacientes  con coronavirus.

 “Nuestra unidad de Medicina Tradicional comenzará a generar un conocimiento mayor sobre el beneficio, las acciones y la propuesta terapéutica que tiene esta sustancia. Esta (área) -junto con los sectores que proponen el uso del dióxido de cloro- dará el criterio que corresponda”, dijo Pozo e indicó que en el ámbito de la  salud no se cerrará “la puerta a ninguna posibilidad de las  alternativas de tratamiento y protección para la población”.

 En julio, el Gobierno de Perú ordenó a un laboratorio farmacéutico retirar del mercado el dióxido de cloro. En México está prohibida la venta de este  insumo para el consumo humano. Health Canadá, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, la Agencia Francesa para la Seguridad de los Productos y las Normas Alimentarias de Reino Unido son algunas de las entidades que advirtieron los riesgos por la utilización de este producto.

 El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos de Colombia, la Agencia Nacional de Medicamentos de Argentina y el Instituto de Salud Pública de Chile también se pronunciaron contra el uso del dióxido de cloro en los casos de la Covid-19.

En agosto -poco antes de la aprobación de la norma en el Senado- la   Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) del Ministerio de Salud advirtió sobre los riesgos que implica el uso del dióxido de cloro. “No es un medicamento y no cuenta con registro sanitario que respalde su seguridad, calidad y eficacia para sanar la Covid-19. Por lo tanto su elaboración, importación, distribución, comercialización y uso en nuestro territorio es ilegal”, se leía en el comunicado de la entidad.

Según la Agemed, el dióxido de cloro es un producto químico que se utiliza  para la desinfección u otros usos industriales. De acuerdo con la entidad, no existe evidencia científica que respalde el  uso de este insumo contra la Covid-19 u otras enfermedades que se ofertan de forma “engañosa” a través de redes sociales u otros medios de comunicación. “Su uso pone en grave riesgo la salud de la población que lo consume o pretende hacerlo”, advirtió. 

René Sahonero,  exasesor del Ministerio de Salud y médico,  aseguró que no recetaría este insumo a un paciente con coronavirus. “No podría autorizarlo porque no hay ningún estudio científico que lo avale. Varios países lo prohibieron, no está registrado en la FDA (que es la entidad de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU). No hay fármacos que tengan dióxido de cloro”, dijo.

 Sahonero explicó que en Bolivia algunos municipios o gobernaciones -como la de La Paz- autorizaron “por criterio propio y no por científico” el uso del dióxido de cloro. “No hay un aval que pueda garantizar su funcionamiento. Tampoco hay nada que diga que matará a la persona. Otro problema es que hay muchas falsificaciones en el país, no se sabe si venden refresco con lavandina. Se deben tomar en cuenta muchos riesgos. Personalmente no aconsejaría su utilización”, dijo.

  “El dióxido de cloro es un desinfectante de superficies y está compuesto por cloro con dos moléculas de oxígeno. No se trata de un medicamento”, informó el secretario general de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Adolfo Vásquez.

  El profesional advirtió una serie de complicaciones por el uso de dióxido de cloro.  “En caso de ser consumido, (la persona) puede tener riesgos en la salud. La FDA -entidad que aprueba los medicamentos a nivel mundial- sacó un comunicado e indicó que está en contra del uso del dióxido de cloro porque puede producir  hepatitis aguda, diarreas, náuseas, vómitos, distrés respiratorio, falla renal y otras dolencias que pueden agravar la reacción de los pacientes y provocar más reacciones contrarias que beneficios”, dijo Vásquez a Página Siete.

Adrián Ávila, presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, advirtió que el  consumo del dióxido de cloro traerá varios riesgos. El especialista contó que dejó de funcionar el Comité Científico Nacional. “Nosotros estábamos con el gobierno de transición (para asesorar en el área de salud), ahora ya no nos convocaron”, explicó.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
3
10