Salud pide revisar certificados de defunción de la primera ola

Según el Gobierno, esta solicitud se hizo para conocer cuál fue el impacto de la pandemia en el país. El Ejecutivo dijo que así se podrá mejorar la preparación para el rebrote.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 00:16

Luis Escóbar  / La Paz

El Ministerio de Salud  solicitó  a los nueve servicios departamentales de salud  (Sedes) del país “escarbar” los certificados de defunción de las personas que fallecieron en la primera ola de la Covid-19 para  conocer el impacto “real” de la llegada de la pandemia en Bolivia. Según las autoridades, este pedido se hizo   para mejorar la preparación y la atención  para el  rebrote.

“Tenemos que sincerarnos. Hacemos  un llamado a todos los Sedes para hacer la reconstrucción de  nuestra curva  epidemiológica (…) (Esta solicitud) es importante  para  reconstruir nuestra curva de letalidad   (…)” , declaró el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas,  el martes en el encuentro entre el Gobierno y los representantes  de los Sedes.

 La autoridad destacó el  esfuerzo del Sedes Santa Cruz que revisó la cifra de muertos  de la primera ola. “Si bien la curva (epi de este departamento) se vio desfigurada,  fue un sinceramiento del sistema”, aseguró.

 “Pedimos ese mismo sinceramiento a ustedes estimados colegas de los distintos Sedes, de buscar, escarbar y revisar todos los certificados de defunción generados en la pandemia”,  explicó Terrazas. 

En septiembre, Santa Cruz sumó 1.593 fallecidos en una sola jornada porque el Sedes  hizo la actualización  del número de decesos que se registraron  meses anteriores. Con esta recopilación, el número de personas fallecidas subió de 5.398 a 7.097 en todo el país y en un solo día. Este incremento intempestivo subió el índice de letalidad de 3,8% a casi 7% con relación al número de contagiados por la Covid-19  hasta ese momento.

El jefe de epidemiología del Ministerio de Salud, René Barrientos, explicó que Bolivia  está ahora   en el tercer lugar con tasa de letalidad más elevada de la región con un 6,1%, después de México y Ecuador; y considerando que la media mundial es de 2,2%. “Estados Unidos está atravesando una situación crítica y su tasa de letalidad es de 2%.  Colombia y Argentina, los países más desarrollados en el control de la pandemia, también muestran una tasa de letalidad más baja (en comparación con)   nuestro país”, dijo.

El ministro  aseguró  que es un “delito moral, ético y  profesional -más allá de las otras connotaciones-  no buscar la verdad”. La autoridad reconoció que en los meses de la pandemia la recopilación de datos  fue muy complicado para “todos” los manejos del área administrativa por la sobrecarga laboral.  “Pero en estos tiempos en  que podemos levantarnos y volver a reconfigurar la forma de encarar la pandemia, es el momento para  saber cuál fue el impacto real para tomar las medidas reales. Caso contrario, seguiremos  viviendo en la hipotética imagen de que la pandemia no nos pegó tan duro como creemos”, apuntó. 

Terrazas añadió que  es muy necesario conocer este dato porque ayudará a  definir cuántos insumos se necesitan para  enfrentar la segunda o tercera ola. 

La autoridad llamó a la reflexión a los directores de los Sedes respecto a  la atención de otras enfermedades. “Ustedes saben que hemos descuidado el 99,99% de las otras áreas de la salud. Nos concentramos en una enfermedad (la Covid-19),  pero nuestra gente se nos está muriendo (por otros males), se  sigue enfermando. La morbimortalidad se incrementará por las enfermedades que hemos estado desatendiendo. Un ejemplo  claro es el estado de las vacunas en nuestra población,  (la cobertura  llega) a un 56% a 57%, es el nivel más  bajo de la historia”, advirtió. 

Terrazas consideró que muchas de estas enfermedades “acumuladas” por la desatención  a causa de la Covid-19 tendrán un impacto muy fuerte en la población, no sólo en la intensidad de uso de los servicio en salud,  sino en  la economía del país. 

“El plan estratégico que trabajaremos será analizado como un elemento fundamental. Todos los países colapsaron su sistema de salud y los que salieron más o menos bien son los que  realizaron  una atención primaria de salud, bien fortalecida”, dijo la autoridad.

Barrientos agregó que la virulencia y gravedad del  problema se mide a través de la tasa de letalidad. “Lo que más preocupa al epidemiólogo es saber cuántos están falleciendo, el fin último es ver que la gente no muera. La tasa de letalidad fue importante en la semana 37 y 38. Pando y Chuquisaca (por ejemplo)  rebasaron la media nacional y ese es el peso de la virulencia y la gravedad de la enfermedad”, afirmó.

El director del Sedes de La Paz, Ramiro Narváez, dijo  que en  esta entidad ya se  inició  este relevamiento de datos. “Ya comenzamos el trabajo en el Sedes La Paz. Santa Cruz ya hizo su parte y es importante hacerlo porque definitivamente en Bolivia y en el mundo se reportaron problemas en las certificaciones de las defunciones”, indicó.

La situación en el departamentopaceño

  • Pico De acuerdo con los datos del Sedes, en los últimos días de agosto en La Paz  se registraron alrededor de 20 decesos diarios. Pero, desde el 1 de septiembre hasta el 5 de ese mes  la cifra se incrementó a 33.  La mayor parte de los muertos se registraron en el municipio paceño, según las autoridades locales. 
  •    Observación Este incremento en septiembre  llamó la atención de la administración del  Cementerio General de  La Paz. El responsable del camposanto   Ariel Konitzer dijo que  en las últimas semanas el número de entierros no superan los 15 al día. “Nos llaman la atención esas cifras del Sedes”, afirmó en septiembre  el funcionario.

Santa Cruz

  • Acción En septiembre, el  departamento de Santa Cruz comenzó a cuantificar el número de personas que fallecieron con diagnóstico clínico de la Covid-19. “(Se incluyeron)  casos que no eran positivos al laboratorio (con las pruebas PCR), pero que eran sospechosos de tener la enfermedad por (diagnóstico) clínico. Se los incluyó, se está regularizando y debido a ello se encontraron algunos casos más”, dijo  el jefe de epidemiología del Sedes de Santa Cruz,   Carlos Alberto Hurtado.
  •  Salud  ¿Por qué se recopilaron datos?,  el Sedes cruceño   dijo que la saturación en los servicios de salud en  junio y julio dificultó el flujo de la información. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de