Quema de suelo en la Isla de Sol es parte del calentamiento global

Dos expertos se trasladaron hasta K’ona y constataron que la pastura para animales se convierte en cenizas por el calentamiento. Sugieren que se apague pronto.
sábado, 19 de diciembre de 2020 · 00:06

Cándido Tancara Castillo  / La Paz 

Hace una semana que en la comunidad de K’ona, ubicada en la Isla del Sol, la isla más grande del lago Titicaca, la pastura destinada a los animales se convierte en ceniza y día que pasa se extiende la destrucción del suelo. Los campesinos del lugar creían que un volcán estaba por activarse o que debajo había algún yacimiento hidrocarburífero. Un informe preliminar señala que la quema del suelo se debe a un efecto del calentamiento global, de acuerdo con un reporte de expertos que se trasladaron hasta el lugar y trajeron muestras para un análisis de laboratorio.

“Hemos encontrado presencia de turba, en un lugar determinado del suelo. Turba es un suelo que se forma por descomposición incompleta de substancia orgánica de metano, presencia de plantas, raíces y paja; esas sustancias orgánicas no fueron completamente descompuestas; se trata de un vegetal antiguo, todo calentamiento global, porque (la turba) está relacionada con el calentamiento global, toda sequía está provocando el calentamiento”, afirmó en Unitel la geóloga Elena Gorinova, del Instituto de Investigaciones Geológicas y del Medio Ambiente (Igema), dependiente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Gorinova y Hans Resnikowsky, ambos del Igema, se trasladaron el jueves hasta la comunidad de K’ona, ubicada en el ayllu Ch’alla, distante a 19 kilómetros y a media hora en lancha del Santuario de Copacabana, en la ribera al lago Titicaca.

Uno de los campesinos entrevistados por Unitel dijo que el pasado viernes (11) dos pastores de llamas y ovejas encontraron pastura quemada, donde el humo no dejaba de salir y con el paso de los días se extendía hacia otros lados. Entonces comunicaron de este fenómeno a sus autoridades originarias, quienes denunciaron el hecho a los medios de comunicación para exigir atención de las autoridades.

“Esto puede provocar daños en la población”, dijo Gorinova si no se apaga con urgencia, además porque el calentamiento generado por debajo de la superficie genera fuego, humo y una cantidad de tóxicos que pueden afectar a las personas y animales que habitan en  la comunidad.

“Claro, urgente, hay que subsanar esta situación porque va seguir prolongando cada día (que pasa), está prolongando más y más. Se desprende humo, en distintas clases y venenosas, tóxicos como óxido de carbono, metano; abajo todo está quemado. Si no paramos esto, cada día va a ser más, más difícil subsanar esta situación”, alertó la experta.

En la comunidad de K’ana habitan alrededor de un millar de personas, todas dedicadas a la crianza de llamas y ovejas, también a la pesca porque están rodeados del lago sagrado, en la frontera con Perú. Dos ancianos dijeron que en años anteriores “jamás” habían visto que la pastura se empezaba a quemar con un fuego que al parecer sale desde el suelo. Inicialmente habían pensado que era una broma de niños o jóvenes que hicieron la quema pero después conforme avanza el fenómeno descartaron que sea parte de un juego. 

La Isla del Sol tiene una longitud de 9,6 kilómetros por 4,6 kilómetros de ancho y una superficie de 14,3 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la isla más grande del Titicaca. Su gente, que habla el aymara, está dedicada a la agricultura, el turismo, artesanía y el pastoreo. El mallku Bonifacio Callagua,  de K’ona, sostuvo que un estudio tiene que determinar el fenómeno que consume  poco a poco el espacio con pastura destinado a la alimentación de los animales. En el video se observa que algunos comunarios manipulan las cenizas. Uno de ellos dijo que “hay caso de pensar todo” con el suelo que se quema. Resnikowsky, el otro investigador que se trasladó hasta K’ona, afirmó que no será tan costoso apagar el fuego, pero sugirió que  sea pronto. “Se ve algo superficial y no va a ser muy costoso apagar la combustión que hay en las plantas; lo ideal sería controlar (de una vez) para evitar que se siga expandiendo”, añadió.

El decano de la Facultad de Ingeniería, José Ayala, informó a Página Siete que los dos expertos volvieron con muestras de cenizas y otras materias para que sean sometidas a un examen de laboratorio. “(Trajeron un) muestreo para hacer referencias objetivas respecto a la emanación de gases, vapores y calentamiento en el lugar”, afirmó y aseguró que el estudio determinará qué tipo de material es el que deja la quema de suelo. Anunció que en los próximos días se hará conocer el resultado del examen de las muestras.
 

Geólogos dicen que no debe preocupar

El presidente del Colegio de Geólogos de Bolivia, Wilfredo Ramos, aseguró ayer que la turba (un material orgánico, de color pardo oscuro y rico en carbono) se activa por efecto de la caída de un rayo o también de manera natural. 

Afirmó que en el lugar la tierra “puede tener un contenido mínimo de carbón y eso se activa. Puede ocurrir por una concentración de metano, de manera natural, con un poco de ayuda de fuego o descuido de algunos comunarios es posible que se haya activado”.

Ramos alertó que “todas las posibilidades están abiertas, puede haber contenido de un hidrocarburo líquido, tal vez se haya activado y produce este fenómeno”, quema de pastura para animales.

Ramos dijo que no debería  preocupar  para los habitantes del lugar, pero que se requiere que expertos determinen la causa y apaguen para que no avance. Sugirió apagar el fuego con arena. “No hay que alarmar a la población”, dijo.  Sugirió hacer un estudio de geofísica de  lo que ocurre en el lugar. Recordó que algo de eso vio en México donde hay el  fenómeno.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

4
11