Estudiante en un mundo inconsistente

domingo, 6 de diciembre de 2020 · 00:04

Mateo Gonzales Montaño*

¿Cómo ha cambiado la educación en el último año? No se puede negar que en el contexto que vivimos actualmente toda la normalidad como la conocíamos ha cambiado. Así lo ha hecho la educación, ha sufrido cambios tan profusos que a muchos estudiantes y docentes les ha costado adaptarse. Las circunstancias requieren que cambiemos y evolucionemos en personas que sepan valerse por sí mismas, personas autodidactas y capaces de enfrentar un mundo que, ahora más que nunca, está en constante transformación.

Sería inadmisible imaginar todo un año sin clases, la educación debería ser una prioridad para el Estado, y a pesar de eso este ciclo escolar se caracterizó por su irregularidad. Las unidades educativas se han visto en un panorama adverso y como respuesta sobrevino un proceso de adaptación a un nuevo entorno, el mundo digital y virtual. Herramientas nuevas como Zoom, Meets, Classroom o incluso Youtube ahora ayudan a los docentes a llegar a los estudiantes, pero aún con estas facilidades se presentan varios obstáculos para una educación totalmente virtual.

Un primer obstáculo es la baja calidad de internet disponible en el país, por los altos precios. No debe sorprender a nadie escuchar constantes quejas sobre los proveedores de internet, y es que, según la Autoridad de Regulación de Transportes y Telecomunicaciones, la mayoría de usuarios en el país no disfruta de una velocidad mayor a un megabyte por segundo.

Otro gran impedimento para el buen desarrollo de las clases virtuales es la falta de dispositivos adecuados, tanto para estudiantes como para profesores. Sobre todo ahora que se atraviesa una crisis económica, muchos no pueden permitirse una computadora de buena calidad, no tienen acceso a celulares de última generación, y los programas tampoco son enteramente gratuitos.

La educación, por ende, se ha vuelto un privilegio en vez de un derecho; un privilegio al que solo un reducido grupo tiene acceso, en un país en el que el Estado no supo responder de forma adecuada a las nuevas necesidades de su población.

Es por lo anteriormente mencionado que ahora los responsables de la educación son los mismos estudiantes. Atravesamos una situación en la que no se tiene el mismo apoyo de antes, porque se quiera o no, la motivación es más consistente cuando es proporcionada presencialmente y de forma individual. Quedamos a cargo de complementar nuestro propio saber, con nuevas técnicas y medios por los cuáles adquirir conocimiento. Yo mismo en repetidas ocasiones busqué videos en los que se explican, de una y mil maneras, cualquier tema del que se pueda tener dudas. Sin embargo, hay que tomar esta información con cuidado ya que las fuentes no siempre son confiables.

Es imperativo generar pensamiento crítico que permita comparar la información recibida y no apresurarse a aceptar cualquier dato como cierto. Ser autodidacta es difícil, significa adentrarse a un mundo tan amplio, que es fácil perderse en él. Aun así, no podemos permitir que estas vicisitudes disminuyan la sed de conocimiento, que es el motor de cualquiera que desee ser libre.

*Estudiante egresado del colegio Montessori

Frase:

“Es por lo anteriormente mencionado que ahora los responsables de la educación son los mismos estudiantes.”

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
1