Pese a cursos extra y grupos de estudio, bachilleres 2020 sufren por entrar a la «U»

Según los estudiantes, en algunos casos, no lograron cubrir temas de materias de ciencias exactas y sociales. Para muchos de los bachilleres 2020, la desinformación fue otro gran problema.
domingo, 6 de diciembre de 2020 · 01:34

Luis Escobar  / La Paz

“No logré ingresar a la carrera de Odontología, no tenía los  conocimientos adecuados en algunas materias, en especial en física”, dice con un tono de tristeza   Lilian C.,  una de las jóvenes que  este 2020 salió bachiller. Da un suspiro, reniega contra el destino y asegura que no se dará por vencida, pero  siente mucho perder un año de su vida tras la suspensión del año escolar. 

   “En las clases presenciales, uno siempre tiene la posibilidad de preguntar todas las dudas a los profesores. En  cambio, en los cursos virtuales, muchos docentes no  se conectaban. Era todo un problema”, comenta la joven, quien luego de la clausura del año escolar,  en agosto, buscó organizar grupos de estudio para alistar su ingreso a la universidad. No logró cumplir el objetivo.

   Al igual que Lilian, pese a pasar cursos particulares y organizar grupos de estudios con amigos, muchos bachilleres 2020 tropezaron con una serie de dificultades para ingresar a las universidades públicas. Muchos  jóvenes deberán esperar hasta el siguiente año para postular -por segunda vez- a la carrera de sus sueños.

   ¿Cuándo fue  el principio del fin? Los problemas comenzaron con la llegada de la pandemia de la Covid-19  al país. El primer caso positivo  se reportó el 10 de marzo y casi una semana después,  el Gobierno transitorio suspendió las labores escolares  para reducir el número de contagios. 

Los establecimientos educativos se organizaron y comenzaron a dar clases virtuales desde junio. Pero un mes después, el anterior gobierno decidió clausurar  el año escolar  y  así todos los estudiantes fueron aprobando al curso  inmediato superior.

 En varios colegios, las clases virtuales continuaron,  pero sin la presión de las notas, la presentación de trabajos o la  asistencia. No obstante, para muchos  estudiantes esta opción no fue suficiente para  ingresar  a una carrera de una universidad pública.

 “Muchos de mis compañeros optaron por cursos extras, muchos pagaron por la   capacitación.  Yo no pude acceder a ese tipo de clases  por falta de dinero y porque tenía la esperanza de recibir algún tipo de orientación de mis  profesores,  pero no se pudo”, añade  Lilian.

Para muchos de los bachilleres 2020, la desinformación fue otro factor clave del tropiezo para ingresar a las casas de estudios superiores. Tal es el caso de  Patricia A., quien se  apuntó a la carrera de Contaduría Pública. La joven se unió a varios  grupos de WhatsApp y de  Facebook de otros aspirantes. En estos espacios  circulaba una variedad de datos imprecisos. 

“Decían que en el examen de dispensación (virtual para ingresar a la Facultad de Ciencias Económicas) podíamos ser suspendidos si se cortaba  el audio o la  imagen. Esos problemas ocurren cuando la conexión no es buena. Luego dijeron que esperemos el examen presencial para entrar; pero esta prueba nunca llegó”,  cuenta  la estudiante. 

Al margen de ello, Patricia A.  reconoce que tiene varios problemas en su formación académica. “Entraron al examen temas como conjuntos, trigonometría, logaritmos, ecuaciones y otros de los que no tenía mucho conocimiento, no estaba bien preparada. En matemáticas sólo pasamos unas tres clases porque el profesor se enfermó”, afirma.

Erlan S. cuenta que su hermano menor   postuló a la carrera de Comunicación Social. “Le recomendé qué temas debería  estudiar, le inscribí a unos cursos y sólo así se sintió más preparado, pero él y  sus compañeros tenían  muchas dudas. Además, pienso que estudiar  de forma aislada es una desventaja porque no pueden compartir  sus avances entre  compañeros”, explica. 

El  examen de dispensación para ingresar a esta carrera fue hace dos semanas. “Todo fue tan complicado porque no hubo buena coordinación. Un día antes hicieron pruebas, pero el sistema se cayó. Mi hermano se puso muy nervioso el día de la prueba por este problema”, dice e indica que al final aprobó con una nota mínima, pero sabe que debe prepararse para no tropezar en el primer año como universitario.

 
Las causas

Según el magisterio urbano, en los más de ocho meses de la pandemia dura,  un 80% de los estudiantes de colegios fiscales no tuvieron acceso a internet y por eso no podían pasar clases.

Para Lilian, estudiante de sexto de secundaria, otro gran problema fue el tiempo de duración de las capacitaciones: 30 minutos. “Cuando comenzaba la clase, se debía esperar que todos mis compañeros se conecten. Luego, el profesor llamaba lista y sólo nos quedaban 15 minutos o menos para el curso”, sostiene.

“En las clases presenciales los profesores se quedaban más tiempo de la hora establecida para explicar un tema o para responder las dudas. Pero en un aula virtual  no hay esa posibilidad. Los profesores se quedaban en medio de un tema e incluso alguna vez sólo pudieron dar la introducción”, afirma la joven. 

Además, los bachilleres tropezaban con los problemas del hogar. “Tenemos hermanos pequeños, ellos metían bulla. No podíamos preguntar, teníamos muchas dudas”, explica. 

Hoy, para muchos jóvenes, sólo queda esperar, nivelar las materias y estudiar para la postulación del siguiente año. “Con un grupo de compañeros decidimos buscar ayuda otra vez para nuestra preparación”, dice Lilian y añade que el  2021 será tal vez su última oportunidad.  

Patricia es menos optimista y cuenta que muchos de sus compañeros dejaron el estudio, además ya desistieron de postularse a una carrera universitaria el próximo año. “No se están preparando y dicen que están mal. Por eso, optaron por trabajar. Algunos ya se fueron al cuartel”, cuenta.
 

Las observaciones y  las posturas

  • Decisión El pasado 31 de julio, el Gobierno determinó  la clausura de la gestión escolar de la gestión 2020 en el subsector de educación regular;  es decir en los niveles de inicial, primaria y secundaria de los colegios fiscales, de convenio y privados de Bolivia. La medida  estableció  la promoción al curso inmediato superior. Días después, la información fue ratificada por la Resolución Ministerial 050/2020. El artículo 2 de esta norma   dispuso  que para habilitar a los bachilleres a las universidades o instituciones de educación superior del siguiente año, el Ejecutivo  implementará cursos de nivelación.
  •  Preocupación Para  el secretario ejecutivo de la Federación de Estudiantes de Secundaria del Departamento de  La Paz (Fesdlp),  Jorge Barrera,  la clausura del año escolar 2020 fue decisión  “unilateral”  porque no se consultó con los principales actores: los estudiantes, los maestros y los propietarios de colegios privados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

2
8