Coronavirus: instalan 3 anillos de seguridad en aeropuertos

Azafatas de aviones deben informar sobre cómo prevenir la enfermedad. Bolivia cuenta con un centro de diagnóstico y el primer sospechoso dio negativo.
miércoles, 12 de febrero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Funcionarios de  Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa) instalaron    tres anillos de seguridad para prevenir el ingreso del nuevo coronavirus de Wuhan a Bolivia a través de los aeropuertos  de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. El Gobierno  habilitó ayer  un punto de información y  conformó un   comité   para monitorear 27 puntos fronterizos.

“Hemos conformado tres anillos de seguridad en los aeropuertos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba”, dijo  el gerente de Sabsa,  Roberto Cortez. Sostuvo que  los mecanismos fueron realizados  en coordinación con el Gobierno como una forma de prevención de la enfermedad.

El primer anillo se pone en marcha  dentro de la  aeronave. “Si  se ve algún caso sospechoso o  un pasajero, el personal del avión  hace el reporte de esta enfermedad. Debe comunicar además a la torre de control y al aeropuerto de destino. Para tomar las previsiones del caso,  los funcionarios de la terminal aérea  deben realizar  las revisiones.  Y si fuera el caso, deben ejecutar el protocolo de aislamiento y la remisión al centro de salud”, dijo.

El gerente de Sabsa sostuvo que en  caso de  confirmar  un probable caso de coronavirus, “todo el avión sería aislado”. Aclaró que  en esta acción  debería intervenir el personal médico con todas las medidas de seguridad.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, dijo  que el Ejecutivo  coordinó con las líneas aéreas BOA, Amaszonas y Ecojet para que las azafatas de esas líneas aéreas lean de forma obligatoria cómo prevenir la enfermedad. Además pasarán   videos. 

Arias  dijo que se tomará la temperatura dentro del avión de forma aleatoria en los ingresos y las salidas. Todos los aviones cuentan con cartillas de información.

El segundo anillo de seguridad se ejecutará en instalaciones del  aeropuerto, específicamente en las áreas de migración donde  los funcionarios tienen el primer contacto con  los pasajeros. “Ahí están dos médicos por turnos. Ellos  hacen preguntas sobre dónde estuvo el pasajero en los últimos 14 días y de dónde procede. Luego, se le toma la temperatura y verifican otros síntomas. Si  un  paciente es sospechoso,  será derivado a  un espacio aislado”, explicó.

El tercer anillo será  el punto de prevención del coronavirus. En el caso de El Alto, esta área  se  instaló desde ayer en el área pública del aeropuerto. En el lugar atienden al menos tres estudiantes de la carrera de  Medicina de último año. Ellos dan información  sobre los síntomas, las características del virus y las  medidas de prevención. 

En ese espacio, los universitarios atenderán  en horarios de oficina. Regalarán  también barbijos y medirán la temperatura.

Este espacio fue inaugurado ayer por el Comité Intersectorial que está conformado por varios ministerios, de Obras Públicas, Comunicación, Presidencia, de Gobierno y Salud.

Arias aseguró que similares tareas se realizarán en los aeropuertos administrados por Aasana y  Sabsa. “Para (poner en marcha) esta labor, hicimos un convenio con varias universidades públicas y privadas”, acotó.

La ministra de Comunicación, Isabel Fernández, afirmó ayer que realizan labores de control en   27 puntos fronterizos de alto tráfico. Indicó que funcionarios se encargan de dar  información sobre la enfermedad;  además, aseguró que  instalan  medidas de seguridad. 

Estudiantes  se encargarán de dar información a pasajeros.
Fotos: Carlos Sánchez / Página Siete

“Estamos trabajando para mantener informados tanto a los bolivianos como a la población  que viene de afuera. Tenemos que proteger a todos”, sostuvo.  En esos espacios también se distribuirán cartillas informativas sobre  la enfermedad.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz,  anunció que instalaron centros  de reciclaje en cada aeropuerto  del país y  ya habilitaron el laboratorio  para identificar la enfermedad. Por ese motivo, la máxima autoridad de Salud aseguró que “Bolivia ya tiene la capacidad de respuesta”.

Cruz indicó  que las medidas de seguridad para atender esta enfermedad no son iguales a las de otros males, como  el ébola que requiere el uso de   un overol, máscara, guantes y botas. “De acuerdo al  protocolo de la OMS, sólo se recomienda el uso de barbijo clásico, guantes y la bata  para atender un  caso sospechoso, es decir que la persona proceda de China 14 días antes”, sostuvo la autoridad de Salud. 
 

Bolivia cuenta  con laboratorio de referencia para exámenes 

El Ministro de Salud  instaló  un  laboratorio de referencia acreditado  por la Organización Mundial de  la Salud (OMS). En esta unidad ya se realizó  el examen al caso sospechoso de coronavirus  en Cochabamba y el resultado dio  negativo.

“Desde hoy,  y con el apoyo de la OMS,  tenemos personal capacitado en un laboratorio de referencia nacional. Este centro cuenta con el equipamiento adecuado y además está acreditado como centro de diagnóstico de coronavirus”, dijo el ministro de Salud, Aníbal Cruz. 

Para la instalación de este espacio -dijo el Ministro de Salud-  se adquirió material especial,   como un freezer  de menos de 80 grados,  un termociclador para PCR y una cabina de bioseguridad grado IV. “El laboratorio fue equipado completamente. Además, contamos con todos los insumos necesarios de diagnóstico. Con (estos equipos) podemos  certificar  que las muestras sean tomadas y procesadas en nuestro laboratorio”, indicó.

Los barbijos  y los  guantes, las medidas de prevención.
Foto: Página Siete

 En el laboratorio, la primera muestra que fue estudiada fue la  del caso sospechoso de coronavirus en Cochabamba. “Dio como resultado negativo. Lo estamos informando a nivel internacional”, sostuvo Cruz. 

El representante de la OPS, Alfonso Tenorio, aplaudió la reacción de Bolivia para contener la proliferación del coronavirus. “Estamos complacidos de acompañar este proceso. Pocas veces se ve un compromiso tan alto”, dijo. Añadió  que esta enfermedad ya mató en China a más de 1.100  personas  y hay más de 45.000  casos positivos.

 

 

14
1