Los médicos alertan que no hay una ruta crítica para atender casos de coronavirus

El Sedes sostiene que hay una sala en el Hospital del Norte para aislar a los pacientes sospechosos, pero no cuenta con equipamiento y recursos humanos. La institución reconoció que no están preparados.
sábado, 15 de febrero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Médicos de La Paz alertan que  no hay una ruta crítica para atender algún caso de coronavirus en el país. El Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó  que pese a que se cuenta con una sala de aislamiento en el Hospital del Norte,  no hay  condiciones para atender estos casos y exigen al Gobierno mayor atención.

“En La Paz  no tenemos una cadena crítica para atender casos de coronavirus. No sabemos cómo atenderemos  algún caso sospechoso ni dónde”, dijo ayer el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero.

El representante del sindicato indicó que  los médicos del sector público no recibieron hasta la fecha información sobre el tema. Solicitó  ayer a las autoridades departamentales la activación de esta  cadena crítica para que los galenos sepan  dónde y cómo atender a los pacientes sospechosos. “Eso no se puede improvisar”, añadió. 

¿En qué consiste la cadena crítica?  Según Romero, este proceso se refiere  a la identificación del espacio donde  se aislará al paciente y  el protocolo para actuar ante un caso de  coronavirus.  “Si hay un sospechoso, se activa el código rojo. Se traslada al paciente  en  una ambulancia especial. Luego, el equipo de atención médica se viste con la indumentaria de bioseguridad necesaria. El  equipo de laboratorio hace lo mismo y prepara las muestras. El paciente se va por un corredor libre de contacto con otros pacientes a un espacio aislado para  ser controlado con todo el equipamiento necesario”, explicó. 

El dirigente sostuvo que si el paciente se pone muy mal, ya se debería contar con una sala especial de  terapia intensiva. “Tiene que estar  lista con una vía crítica  y con condiciones de aislamiento”, añadió.

El director del Sedes de La Paz,  Weimar Arancibia, aseguró ayer  que  con  el Ministerio de Salud trabajan en el equipamiento de un ambiente.  Reconoció algunas   carencias. “No tenemos la capacidad total para atender un caso de coronavirus”, indicó. 

Arancibia  dijo   que realizan  acciones conjuntas con las autoridades nacionales para atender los casos. Una de las primeras acciones es  la prevención  y la  identificación de los pacientes  en los puntos fronterizos.  “Estamos tomando medidas de educación e información adecuadas para la población”, añadió.

De acuerdo con  la jefa de Enfermedades Emergentes y Reemergentes, Claudia Salazar,   se distribuye información en tres idiomas -aymara, castellano e inglés- sobre el coronavirus.

Destacó que ya se identificó un espacio para el aislamiento de los pacientes. Esta sala se instaló en el  Hospital del Norte de  El Alto. “Pero aún faltan recursos humanos y equipamiento”, sostuvo la autoridad. 

En la actualidad, las autoridades realizan  gestiones para buscar ayuda y contar con esa unidad especializada.

Los médicos  y las autoridades  de salud están atentos  ante la posible  presencia del coronavirus en el país, principalmente en La Paz, donde se encuentra un aeropuerto internacional  por el cual ingresa el 20% de la población extranjera.

“Lo que se teme es que en cualquier momento ingrese el coronavirus al país y no estemos en condiciones en atender esta enfermedad”, dijo Romero.

Los coronavirus son una familia de más de 60 virus. El último es la mutación de uno de ellos que se produjo en Wuhan de la provincia de Hubei (China) en diciembre de 2019. Esta enfermedad fue denominada COV-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS),   que hace tres semanas declaró una emergencia internacional sanitaria.

Hasta la fecha ya se tienen más de 1.100 personas fallecidas por esta enfermedad y cerca de 60.000 infectados. El 99% son   de China.

Arancibia destacó que para atender algún caso de esa naturaleza, el sistema de salud “es débil”. La autoridad indicó que sería mejor “cerrar las fronteras a  los ciudadanos que proceden de esos países”.

Indicó que esas salas no se pueden instalar en el complejo hospitalario porque  las  infraestructuras  son antiguas.  Sostuvo que requieren  ambientes con un sistema de oxígeno especial.