Sucre: agentes encubiertos evitarán que haya strippers en Comadres

Efectivos de la Policía ingresarán como infiltrados a las fiestas para evitar este tipo de shows. Según la Alcaldía, los funcionarios realizaron un monitorio de las ofertas para mañana y alistan intervenciones.
miércoles, 19 de febrero de 2020 · 00:10

Luis Escóbar  / La Paz

La Alcaldía de Sucre y la Policía coordinan operaciones  con   agentes encubiertos para hacer cumplir la prohibición de  los espectáculos con strippers en las fiestas de  Comadres,   que se  realizarán mañana por la noche.  El control se realizará  con el doble de personal del que desplazaron en la fiesta de Compadres.

Esta medida fue  criticada en las redes sociales y fue calificada como “una mezcla de  machismo conservador y puritanismo” por las activistas.

 “No se olviden que estamos coordinando acciones con miembros de la Policía,  ellos estarán  de civil en estas actividades (las fiestas de Comadres)  y nos brindarán  alguna información para  que nosotros podamos  intervenir”, dijo ayer el director municipal de Seguridad Ciudadana de Sucre, José Luis Assaf.

El funcionario edil indicó que se llevará adelante un dispositivo de control  como  ocurrió el anterior jueves en la fiesta de Compadres, pero con el doble de efectivos y vehículos. “Advertir a todas las actividades económicas que hicimos un  patrullaje  (monitoreo) en las redes sociales y (observamos) que están ofreciendo  strippers de México y de otros países. Es una actividad -obviamente-  prohibida”, apuntó.

La Alcaldía de Sucre prohibió desde  el año pasado los shows   con  strippers para  evitar la distorsión de la tradicional fiesta de   Comadres.

 “No tiene nada que ver  con la presentación de estos hombres que se puede hacer  en otras fechas, previo permiso,  pero no para Comadres”, sostuvo Assaf.

Indicó que en esta fiesta  la comadre menor debe visitar a la comadre mayor y darle un agradecimiento por aceptar el nombramiento. “Se lleva fruta, panes, tortas y de repente un brindis, pero de ninguna manera se permitirá  la presentación de strippers”, sostuvo.

Sobre esta medida, la activista Sonia Montaño dijo que  “hay una mezcla de puritanismo y machismo conservador porque el Carnaval, en definitiva, siempre es una transgresión”, dijo. Añadió que en el fondo no se atacan problemas como la cosificación de la mujer, el abuso sexual y el maltrato.

 “Me parece una medida populista y en Carnaval tendremos que ver situaciones mucho más críticas y ¿dónde estará  la Policía? Era mejor hacer una campaña con los medios para evitar el trato violento hacia las mujeres; no hay políticas y   lanzan esta medida para quedar bien ante los puritanos y conservadores”, añadió la feminista.

La activista y periodista  Patricia Flores  repudió la acción de los policías y las autoridades  ediles de Sucre. “Machismo inquisidor y por qué no pondrán ese énfasis en prostíbulos, donde es evidente la trata y tráfico de niños y adolescentes y  donde los prostituyentes son la lacra”,  expresó.

Mónica Novillo,  feminista y directora ejecutiva de  la Coordinadora de la Mujer, criticó la medida. “Doble moral y normas fariseas. Persiguen a los clubes de strippers  de mujeres. Solo prohíben la erotización de las mujeres, la ven mal; pero la de los hombres es tolerada socialmente. Placer negado para las mujeres, no para los hombres #Hipócritas”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

La diputada uninominal por Chuquisaca  Lourdes Millares   calificó  la medida como positiva. “Es un tema que tiene que ver con los orígenes, las raíces y tradiciones del Carnaval de Sucre”, dijo e  indicó que las autoridades quieren rescatar     el Carnaval de antaño como una oferta turística. 

La asambleísta recordó que la Alcaldía de Sucre  aprobó  varias leyes  relacionadas al Carnaval,  como la prohibición del uso indiscriminado del agua o esta medida “para no desnaturalizar la actividad tradicional”. 

“La fiesta de Comadres tiene que ver con la entrega de canastas, frutos y globos. El objetivo esencial es establecer una relación moral entre las mujeres. Ese es el espíritu que de alguna forma fue cambiando. Ahora las fiestas se volvieron  un acto de exhibición y (por esta razón se emitió) la prohibición del Concejo y su visión conservadora del municipio. Es una ciudad arraigada en sus tradiciones”, declaró Millares.

 

 

6
30