La Paz: 13 municipios se declaran en desastre y hay un pueblo incomunicado

Según la Gobernación, entre las poblaciones afectadas están Charazani, Curva, Sorata, Chuma, Puerto Acosta, San Pedro de Curahuara, Taraco y Mecapaca, entre otras. Envían equipos e insumos.
sábado, 22 de febrero de 2020 · 00:04

Luis Escobar  / La Paz

En los últimos días, 13 municipios de La Paz se declararon en desastre  por las intensas  lluvias, inundaciones y riadas. De acuerdo con  la Gobernación paceña,  hasta fin de mes, esta cifra  se podría incrementar a 20. Además, la comunidad  de Chiata quedó incomunicada después del desplome del camino de ingreso.

 “Hasta el momento, tenemos 13 municipios declarados en desastre, otros  cinco más emitirán la misma determinación en el transcurso de los siguientes días. Creemos que hasta fines de febrero, tendremos 20 municipios en esa misma situación”, dijo ayer  el director de Riesgos de la Gobernación, Luis Alcoreza.

Entre los municipios que se declararon en desastre están  Charazani, Curva, Sorata, Chuma, Puerto Acosta, San Pedro de Curahuara, Colquencha, Humala, Taraco, Mecapaca,  Achocalla, Pelechuco y otros.
 
 “Esta semana se incrementaron los desastres en municipios como Pelechuco y otros de la provincia Ingavi, porque fueron afectados por desbordes de los  ríos  Mauri y  Seguencani.  En Desaguadero se registraron daños en los cultivos”, añadió el técnico de la Gobernación.

 Según la autoridad, hubo  emergencias en los municipios de Palos Blancos y Alto Beni . “En estos sectores las lluvias anegaron todos los terrenos. Los ríos están funcionando a su máxima capacidad”, agregó Alcoreza.

Otra población afectada es Guanay porque se encuentra asentada cerca de dos ríos y al pie de una quebrada   que en época de lluvias  trae  arrastre de material. Este hecho causó inundaciones en sus calles.

“Como Gobernación, construimos un muro de ocho metros de alto y 200 de largo con una inversión de 3,5 millones de bolivianos para evitar el anegamiento de sus vías”, dijo  la autoridad. Para este año tienen previsto invertir otros seis millones de bolivianos para la construcción de estas estructuras y disminuir la vulnerabilidad del municipio.

El alcalde de este municipio, Roger Tintaya, recogió  una tonelada de alimentos para entregarlos a  15 familias que se quedaron sin techo. El  Viceministerio de Defensa Civil donó carpas a los damnificados. En Luribay las lluvias anegaron sus cultivos.

 Según  la Gobernación, requieren cemento y  combustible para la reposición de sus muros de contención, además de  alimentos para las familias afectadas. “Tenemos (hasta la fecha) 3.800 familias afectadas, de ellas  901 son damnificadas”, añadió.

 El director del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) de la Gobernación de La Paz, Nelson Pereira, dijo que en la provincia Franz Tamayo   no lograron habilitar el tramo Hilo Hilo-Chiata debido a una “gran pérdida  de plataforma”. Añadió que en el lugar, obreros trabajan con  maquinaria, pero enviarán más equipos.

 Ante este problema, el ayllu Chiata se halla incomunicado y los pobladores se movilizan a pie. “Pese a que trabajamos en el lugar, aún no logramos rehabilitar ese tramo”,  sostuvo el funcionario  y precisó que los trabajos durarán  una semana.

Las autoridades registraron problemas en la vía que une La Paz con Río Abajo, donde hubo desprendimientos de pedrones. El jueves se habilitó la vía.  

Otro sector conflictivo se encuentra en la  provincia Loayza, en el tramo Rodeo-Cairoma, donde se registraron nevadas.

 En la provincia Sud Yungas, en el tramo Villa Barrientos-La Asunta-Bolívar, se reportaron bastantes derrumbes.

Recomiendan precaución en caminos y ríos

La Gobernación de La Paz recomendó a los conductores que tengan mucha precaución en toda la red de caminos de la región. Sugirió a todos  que viajen en el día.

 Las autoridades departamentales pidieron además  a la población alejarse de las riberas de los ríos con el fin de evitar ser sorprendidos por crecidas bruscas de caudal.

  “En el sector de Amachuma, la nevada está impidiendo el paso. Los conductores deben tener cuidado por esta ruta que tal vez pueda ser interrumpida por el mal  tiempo”, sostuvo ayer  el director del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) de la Gobernación de La Paz, Nelson Pereira.

 De acuerdo con la autoridad departamental, los ciudadanos deben tener cuidado con el tramo  Villa Barrientos hacia La Asunta. “Eviten circular por la noche porque se pueden topar con algún derrumbe”, declaró.

Pereira precisó que de los 5.811 kilómetros que integran la red departamental de La Paz,  hasta la fecha, el  96% se encuentra transitable.

  El director de Riesgos de la Gobernación, Luis Alcoreza, dijo ayer  que otro de los efectos de las intensas lluvias es la crecida de los ríos. 

Una de las cuenca es el Bopi que circunda con  los municipios de Alto Beni y Palos Blancos. Entre otros de los cauces están  el río Yara en Caranavi y  el río Tipuani para Guanay. 

“Se recomienda a la población alejarse de las orillas del río. A veces por imprudencia piensan que pueden cruzar el río. Hay que priorizar la vida, esperar a que baje el nivel del cauce”, dijo  el funcionario.
 

 

Valorar noticia