Rurrenabaque en emergencia y ABC cierra El Sillar y otras 4 vías

El ministro de Defensa, Luis López, viajó a Trinidad para evaluar el nivel de los ríos Mamoré e Ibare y realizar tareas de prevención ante alguna eventualidad.
lunes, 24 de febrero de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Debido al desborde del río Beni, el municipio beniano de Rurrenabaque se declaró en emergencia. Hay unas 50 familias afectadas en dos comunidades. Las autoridades aún evalúan los daños. 

 La Administradora Boliviana de Caminos (ABC), según un reporte reciente, cerró tres vías interdepartamentales. 

El alcalde de Rurrenabaque, Anacleto Dávalos, relató a Página Siete que el sábado, cerca a la medianoche, se emitió “por decreto municipal  la declaratoria de emergencia” porque se desbordó el río  Beni, por lo que se tuvo que evacuar a varias familias del barrio La Isla Grande y otras dos comunidades.

    “Tenemos personas damnificadas, 33 familias  de la comunidad Puerto Yumani y un número similar de la  comunidad Emanuel”, detalló la autoridad.

Las familias damnificadas ya fueron auxiliadas y llevadas a dos albergues. “Hemos ingresado en bote para auxiliarlos”, explicó el burgomaestre. 

 Dávalos aseguró que por el momento se cuenta con  esa cantidad de familias damnificadas, pero que hoy se evaluará otros sectores para corroborar si el número crece. “Mañana (hoy) se hará la evaluación técnica con diferentes direcciones. Además, también estamos con brigadas médicas que están atendiendo en ambos sectores”, dijo.

   Según la autoridad edil, las extensas lluvias que se generaron en La Paz y que provocaron inundaciones en Mapiri, Guanay y Palos Blancos afectan a su municipio.  “Por eso estamos en alerta ante cualquier evento”, dijo.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, viajó a Trinidad para hacer una inspección del nivel de los ríos. “Estamos haciendo una visita para tomar previsiones en  los ríos Mamoré e Ibare. (...) También vamos a coordinar con las unidades de gestión de riesgos tanto de la Gobernación como de los municipios”, informó.

  El jueves, el Gobierno informó que en ocho departamentos del país hay 67 municipios afectados por las lluvias y 17 fallecidos. Además de 2.700 familias damnificadas y 10.707 familias afectadas. La Paz es uno de los departamentos   más afectados, ya que cuenta con 13 municipios declarados en desastre.

Rurrenabaque  es una de las zonas más turísticas de Beni.

Corte de vías

La ABC reportó  que desde ayer hasta nuevo aviso fue cerrada  la carretera nueva Cochabamba - Santa Cruz  porque continúan los deslizamientos en el kilómetro 114, sector Barros Negros de El Sillar, debido a  las intensas lluvias en el trópico cochabambino.  Ante ello, recomendó al servicio de transporte público y pesado desviarse por la carretera antigua a fin de no quedarse bloqueados en ese sector.

Pero esa no es la única vía cerrada. La Administradora Boliviana de Carreteras también comunicó que otra de las vías que se encuentra cerrada desde el pasado sábado hasta nuevo aviso es la vía Caranavi - Guanay. La causa es la crecida del río y deslizamientos activos sobre la vía.

Otros tramos no transitables, según el reporte de la ABC, son: Charazani - Apolo, en La Paz por pérdida de plataforma; también Santa Rosa - Antofagasta en Santa Cruz, por crecida de río; y Reyes - Yata, en Beni,  por la saturación de plataforma.

 

 Potosí tiene cuatro municipios afectados 

Al menos cuatro municipios del departamento de Potosí fueron afectados por granizadas y las lluvias.

El gobernador de ese departamento, Omar Veliz, informó que  son los municipios de Caiza D, Betanzos, Tacobamba y Ocurí. “Ayer hubo una fuerte granizada y una  fuerte riada en el municipio de Caiza D, en la comunidad de Chatnacaya y Tapni. El agua  ha arremetido contra algunos defensivos”, relató. 

Varias  localidades  resultaron inundadas en esa región.

   Informó que en el municipio de Ocurí las intensas lluvias  afectaron un puente. “Estamos haciendo una evaluación para evitar algún incidente”, declaró la autoridad a la red ATB.

Las precipitaciones también provocaron el desborde del río Piraí, en Santa Cruz. Según un reporte de los productores, los sembradíos de soya que debían ser cosechados a mediados de marzo quedaron dañados.