Mi Teleférico: torre de línea Morada no se movió ni un milímetro

El Gobierno garantizó la estabilidad y el funcionamiento del teleférico.
jueves, 27 de febrero de 2020 · 00:00

Luis Escóbar  / La Paz

 Cada una de las torres del teleférico cuentan con un sensor que identifica cualquier movimiento de tierra, según la empresa. Y desde hace un mes, cuando se produjo  el  primer deslizamiento en Niño Kollo,  la torre de la línea Morada no se movió “ni un milímetro”,  según la compañía.

 Sin embargo, los técnicos  de Mi Teleférico  recomiendan la captación de  aguas subterráneas que pasan a 30 metros de la estación Faro Murillo. “Todos los estudios se hacen para verificar si las condiciones de diseño se han mantenido o hubo alguna modificación. Con el monitoreo que se hizo durante  un mes,  se estableció que no sufrió ningún tipo de modificación de diseño inicial ni siquiera se movió un milímetro”, dijo el jefe del departamento de investigación de proyectos de Mi Teleférico, Teddy Aguirre.

El especialista informó que en cada torre hay  un sensor y hasta la fecha no se  reportó  ningún tipo de movimiento. “Si registrara el más mínimo movimiento,  tendríamos que detener el sistema. Pero hasta el momento  no sucedió eso y tenemos la garantía del funcionamiento del sistema”, añadió.

En el primer deslizamiento en Niño Kollo, el servicio se paralizó por  cinco días. En la segunda emergencia, la línea Morada paralizó  operaciones el martes  por la  mañana.

 Los deslizamientos se registraron  en el extremo derecho de la estación de la línea Morada de Faro Murillo. Mi Teleférico suspendió actividades  por  prevención y para permitir el desalojo de las viviendas. 

Actualmente, la empresa contratista  realiza  unos pozos para verificar la calidad del suelo en la parte baja y verifica por dónde se hallan los canales de agua. “Una vez ubicados, deben ser reconducidos para evitar la humedad en  el talud”, agregó Aguirre.

Informó que las estructuras de la última torre y  de la estación cumplen con las más óptimas condiciones de seguridad. “Para la torre se pudo construir fundaciones aisladas porque el suelo era bueno,  pero se hizo un diseño más óptimo. Se construyó una losa radier (que conecta a las tres torres de forma monolítica debajo de la tierra). Se conectaron además  seis pilotes a ocho metros de profundidad para garantizar la estabilidad”, declaró.

La estación del teleférico es una construcción antisísmica.  “Las aguas subterráneas están a un lado, bajando por donde está el colegio, a 30 metros de la estación. Se hacen varios estudios para verificar de dónde provienen las aguas. De forma preliminar  no es agua potable, tampoco es de alcantarillado. Eso nos hace presumir de ríos subterráneas que pueden estar llevando su cauce por debajo de la tierra”, explicó.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias,  hizo ayer una inspección en  el sector y garantizó la estabilidad y el funcionamiento del sistema de transporte. “El teleférico está funcionado. Son medidas preventivas, más vale la vida y más vale prevenir”, sostuvo la autoridad.

Kella Kella: evalúan demolición de 11 casas 

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz evalúa si otras 11 viviendas deben ser demolidas en la parte alta donde  se registró  el deslizamiento de Kella Kella, en  Ovejuyo. Técnicos hacen la evaluación estructural casa por casa.

“Los geólogos hacen un relevamiento de las 11 casas que están por encima del escarpe. Se realiza un análisis de cada una de ellas para ver su estado y ver si es factible que sigan siendo habitables o si tienen daños estructurales. Esta  última situación  implicaría su demolición”, dijo  el subalcalde de la zona Sur, Óscar Sogliano.

El pasado fin de semana se registró  un deslizamiento que colapsó 16 viviendas y dejó 86 personas afectadas.

Sogliano explicó que desde el lunes,  la Alcaldía trabaja con maquinaria pesada.   

Entre las actividades que realizan en la zona afectada están el cierre de las grietas, la adecuada conducción de agua del río Arenal y  la impermeabilización del suelo.

 

1
1