Carla, víctima de secuestro y feminicidio, era buena estudiante y soñaba con sus 15

La víctima cursaba el tercero de secundaria. Fue hallada sin vida luego de ser secuestrada y asesinada. Ayer se suspendieron las clases en el municipio de Bermejo como una protesta contra el feminicidio.
sábado, 29 de febrero de 2020 · 00:30

Verónica Zapana S.  / La Paz

Desde muy pequeña, Carla M., una adolescente de 14 años  que fue secuestrada  y asesinada en  el municipio de Bermejo (Tarija), era una buena  estudiante  y era  la menor de dos hermanos. Soñaba con su fiesta de 15 años y ya alistaba  todos los detalles de esa celebración porque quería que  ese día  sea  inolvidable para su familia y para ella. 

“Cuando la visitábamos,  Carla siempre   hablaba con las primas menores sobre  cómo sería su fiesta de 15 años”,  contó   una de las primas mayores de la víctima  que prefirió guardar  su nombre en reserva. Entre lágrimas, la mujer lamentó la partida de la adolescente.

La joven aseguró que Carla  ya había elegido el salón  para su cumpleaños: el 10 de Octubre. “Incluso   pidió  a su papá   dar un adelanto para reservar el  local”, contó  la prima.

Carla aún tenía 14 años, pero en octubre cumpliría los 15. “Ella decía que quería un vestido pomposo, una decoración bonita. Comentaba que invitaría a todos sus  amigos”, sostuvo. 

Aunque aún no eligió la temática de la fiesta, la adolescente estaba escogiendo el diseño y la decoración de todo el evento. 

“Su sueño fue robado. Ese sueño no se podrá cumplir. Ese sueño jamás se realizará y ella no disfrutará de  su fiesta. Ya no podrá bailar el vals con su papá  y su hermano, como pensaba”, dijo entre lágrimas la prima de la adolescente.

“Ya no podrá agradecer a su mamá por todo lo que hizo por ella y ya no podrá  reunirnos a todos para festejar su cumpleaños”, agregó la prima, ayer en la mañana  mientras vecinos y familiares velaban los restos de la joven en su tierra natal: Paicho, también ubicada en Tarija.

Vecinos  y amigos dan el último adiós a la  adolescente.
Foto:Página Siete

En el velorio, el ataúd de Carla estaba rodeado de flores. “Nuestra comunidad intenta  entender por qué otra niña fue asesinada, ellas no debían nada”, dijo   una  vecina y  contó  que la mamá de la víctima pedía a gritos justicia. 
  
Según la prima de Carla, la adolescente cursaba el tercero de secundaria en el colegio 25 de Mayo.  Cumplía con sus deberes y no tenía  malas calificaciones. “Ella quería ser profesional;   sin embargo,  no  había decidido aún qué carrera estudiar”, sostuvo. 

Carla era la segunda hija de la familia. “Ella era bien querida por sus papás porque sólo eran dos hermanos. Su hermano mayor tiene 17 años”, acotó la prima de la adolescente.

Las familiares  recuerdan a Carla como una “muchacha alegre”, llena de vida, carismática y “muy centrada”.

Pese a que Carla vivía en Bermejo, su familia decidió enterrarla en  la comunidad de Paicho, donde la adolescente nació, para darle una cristiana sepultura. Su entierro se realizó ayer a las 16:00. 

“Ella ahora se va sin cumplir su sueño: la fiesta de sus 15. El día de su  cumpleaños  nos reuniremos todos los familiares  como ella quería. Rezaremos por ella”, dijo la prima.

 

  Salió y  ya no volvió

Carla desapareció el pasado viernes. Ella había pedido permiso a su mamá para hacer una tarea con su compañera de curso. De acuerdo con la prima, la adolescente  sí llegó a la vivienda de su amiga, a eso de las 16:00, Ambos  realizaron la labor escolar. Fue secuestrada   cuando  retornaba a su hogar.

Debido a que la adolescente no llegaba a su casa, su mamá comenzó a desesperarse. A las  22:00 del mismo día, la mujer recibió  a través de Facebook un mensaje y fotografías de la  adolescente que indicaban que Carla había sido secuestrada. Los delincuentes pedían 20.000 dólares por el rescate.  “Le dieron cuatro días para  conseguir  el dinero. Hemos reunido por todo lado, su mamá hasta se prestó. Mis tíos le dieron también otro monto, pero lastimosamente ya no se contactaron más  y ahora Carla ya no está con nosotros”, dijo la familiar.  

Carla M.,  la  adolescente de 14 años de edad.
Foto:  RRSS

Según las investigaciones policiales, Carla se contactó a través de  Facebook con  el perfil de una mujer,   quien le ofreció trabajo y dinero. Ella  aparentemente aceptó el trabajo y  fue para  encontrarse con la señora. 

 De acuerdo con la Policía, el principal acusado,  Limberth E. V. E., contactó  a la víctima con ese  falso perfil. Sus otros cómplices,  menores de edad,  se encargaron de secuestrar a la adolescente. 

Existen dos versiones del secuestro.  La primera se refiere a que  la  adolescente fue  trasladada en un auto viejo. La segunda es que  los secuestradores usaron  una moto  de color rojo para  llevar a la víctima donde una mujer, se presume una proxeneta.

Seis días después, la joven fue encontrada sin vida   en el tramo carretero que une  Bermejo con el ingenio azucarero de la zona.

La Policía aprehendió a tres autores del hecho, dos de ellos  menores de edad, ambos tienen 14 años. El tercero ya cumplió  25 años. 

De acuerdo con la autopsia legal del cadáver,  la causa de la muerte fue por asfixia mecánica por compresión digital (estrangulamiento digital o manual) y contusión pericraneal con una data de la muerte de cinco a seis días. Esto quiere decir que la víctima  murió entre el viernes 21 de febrero por la noche o  el sábado 22 en la madrugada.

Este caso fue tipificado por el Ministerio Público como feminicidio y consternó a la población de Bermejo. Ayer,  las autoridades de Educación decidieron suspender las clases en   todos los colegios de  esa población como una medida de protesta contra este crimen.  
 

 

1
46