En época de lluvias, la Alcaldía estabiliza San Jorge Kantutani

La comuna consideró que se eliminó riesgos en la zona del deslizamiento. Tiene previsto concluir los trabajos hasta marzo de 2020.
sábado, 08 de febrero de 2020 · 00:04

Luis Escóbar   / La Paz

El deslizamiento en San Jorge -  Kantutani no fue súbito. Pasaron cuatro días desde  el hundimiento de un talud de tierras, que afectó  al inicio    a cuatro viviendas y  terminó por sepultar a 64 casas. Transcurridos nueve meses de la emergencia y una millonaria inversión,  la Alcaldía logró estabilizar el sector con varias obras.

Los movimientos de tierra comenzaron el 27 de abril. Cuatro días después  el deslizamiento causó el colapso de 64 inmuebles. Además,   otros 22 predios quedaron en tan malas condiciones y fueron  derrumbados.  

Para eliminar el riesgo, ahora la Alcaldía paceña  aceleró los trabajos de estabilización en el área del deslizamiento San Jorge–Kantutani  por las condiciones críticas del lugar,   informó  el secretario municipal  de Gestión Integral de Riesgos, Vladimir Toro. 

Según el  edil, la comuna tiene previsto concluir  los trabajos hasta marzo de este año. La habilitación de la vía, sin embargo, demorará otros dos meses.

“Estamos concluyendo con la captación de aguas subterráneas mediante la construcción de una bovedilla que se encuentra en la parte media del deslizamiento”, dijo Toro.   Añadió que  el sistema de drenaje para captar las aguas tiene un 80% de avance.

La Alcaldía, además,  concluyó con la construcción de 100 de los 130 pilotes. Estas estructuras son como pilares circulares que se levantan desde la parte baja del deslizamiento y van subiendo hasta  el lugar donde  se encontraba  la antigua vía.

 Estos pilotes estarán unidos entre sí por muros de concreto “tipo pantalla”.    Luego serán rellenados con tierra para alcanzar el antiguo nivel de la avenida Libertad y restablecer la circulación por el Puente Kantutani; uno de los Trillizos que quedó inutilizado a finales de abril del año pasado. Ya comenzó la construcción de estas obras.

En la parte baja del sector del deslizamiento  la Alcaldía lleva adelante la construcción de la bóveda del río Cotahuma. Estos trabajos continúan pese a la época de lluvia. 

La Alcaldía informó que tomó  algunas previsiones, entre las más importantes están:  el derivar las aguas de los caudales del río Cotahuma, la construcción de cámaras y la instalación de tuberías para las aguas pluviales.

Para prevenir emergencias, los obreros   desplazaron una membrana plástica con el objetivo de prevenir que  “el terreno se vuelva húmedo por las lluvias”.  Instalaron,  además,  un nuevo sistema de alcantarillado para los vecinos y dispusieron tubos para captar aguas pluviales  en todo el sector.

 “Con estos trabajos evitamos que se genere una saturación del terreno y escurrimientos que dañen las obras”, precisó Toro. Con el avance de estas tareas  el especialista afirmó que “se está eliminado el riesgo”.

Para llevar adelante estos trabajos, la Alcaldía informó que  invierte  68 millones de bolivianos. Según las previsiones municipales, las obras se concluirán el primer semestre de este 2020.

Trabajo vecinal

Los vecinos del Valle de  Concepción, que se encuentra en la parte alta del deslizamiento, también trabajan para eliminar el riesgo en su sector. Cada fin de semana, en una acción comunal,  construyen  sistemas de drenaje. 

  “Nos organizamos por calles para construir el alcantarillado. Esto para que el agua de las lluvias no se escurra hasta la zona del deslizamiento”, dijo Carlos Paredes, uno de los vecinos afectados que retornó a su casa en agosto pasado.

El subalcalde del macrodistrito Cotahuma, José Quiroga, informó que el gobierno municipal les apoya dotándoles de material de construcción necesario para llevar adelante estos trabajos.

“Muchos de los damnificados del Valle de Concepción se dedican a hacer trabajos de acción comunal; impermeabilización de las vías con el apoyo del gobierno municipal en cuanto a material y -evitar de esta manera- que las aguas de las lluvias puedan penetrar el área y generar dificultades”, apuntó.

La Secretaría de Riesgos emplazó sumideros transversales para recolectar las aguas de las calles. “El trabajo de estabilización continúa y la Secretaría Municipal de Riesgos contrató a dos empresas. Hay un avance muy significativo en la estabilización”, declaró.

 ¿Cuáles fueron  las causas del deslizamiento en San Jorge-Kantutani? Según las autoridades,  dos fueron los principales motivos. Uno: este sector se  emplazó  sobre un  antiguo botadero municipal, que se cerró en la década de los 90. Dos: la intensa lluvia  que se registró a finales de abril. 

  En el sector se construyeron además  varias casas de dos, tres y cuatro pisos. Este hecho generó  un sobrepeso en el mismo talud. Incluso, en la parte baja de la avenida Libertad  se registraron  cortes que desestabilizaron  el sector. Se  instalaron,  además,  sistemas de alcantarillados defectuosos o ilegales que filtraban  agua hacia el talud.