El Centro Nuclear ajusta equipos y personal, se abrirá en 45 días

El Ministro de Energía buscará una reunión con Salud para elaborar reglamentos. El área de ciclotrón, sala donde se fabricarán radiofármacos, no está concluido.
miércoles, 11 de marzo de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / El Alto

Luego de  una inspección por el Centro de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer, ubicado en la zona de Parcopata de  El Alto,  el ministro de Energía, Rodrigo Guzmán, dijo  que actualmente  realizan  algunos ajustes a los cuatro equipos que ya fueron instalados hace cinco meses. Indicó  que   requieren  convenios con Salud para la contratación del personal, cuyo proceso concluirá en 45 días y    luego de ese tiempo la institución abrirá sus puertas.
 
“Hemos dado las instrucciones precisas para que la gente encargada de  este Centro de Medicina Nuclear pueda estar al servicio de la gente y así podamos atender de forma inmediata a los que necesiten”, sostuvo Guzmán. Resaltó que de acuerdo con la inspección las obras civiles ya están terminadas.

Indicó  que ahora se realizan “ajustes a los equipos para que puedan estar de forma adecuada y  al servicio de la población”.  Uno de esos trabajos es la calibración de  las máquinas.

Uno de los  equipos para luchar contra el cáncer.

Otra  tarea importante es la elaboración de reglamentos sobre el manejo, la atención y la contratación del personal. Este trabajo se realizará con el Ministerio de Salud. “Debemos dejar en claro  cuáles serán las atribuciones, los mecanismos de atención a la gente y el personal que trabajará en la parte administrativa. Cuál será el equipo de profesionales que atenderá a los pacientes”, sostuvo la autoridad.

En estas normas también se establecerá qué ministerio se hará cargo de contratar al personal y quién cancelará las planillas. En la actualidad este establecimiento   ya  cuenta con 40 personas que fueron formadas en el manejo de los equipos, pero aún esperan su contratación.

Según  Guzmán, con todos esos reglamentos y ajustes se prevé que “máximo en 45 días se dará  atención  a la población”.

 Se definirá también el  costo o cuál será  el mecanismo de la atención a la gente. “Con el Ministerio de Salud definiremos cuáles serán las condiciones para atender a los pacientes. En caso de realizar  un cobro, tengan la certeza  que será un costo mínimo porque  debemos tener responsabilidad social con la gente”, sostuvo.

El ministro   explicó  que acelerarán todos los trabajos para habilitar el centro porque hay mucha gente que requiere atención  porque no puede   acceder a una clínica privada.

Uno de  los sectores  del centro,  en la zona de Parcopata.
 Foto:Carlos Sánchez / Página Siete

Este establecimiento  no funciona desde hace cinco meses, cuando  el expresidente Evo Morales realizó una inspección  y verificó que el espacio estaba con un avance de la obra civil de un 95%, además constató  la instalación de los  dos aceleradores lineales y otros dos equipos que identifican tumores  desde los cuatro  centímetros. Entonces, los responsables indicaron  que sólo faltaba la calibración de los aparatos  y la instalación del sistema eléctrico.

Han pasado cinco meses y la situación no cambió mucho. Uno de los pocos avances fue la instalación de iluminación.  Los aparatos están un poco empolvados porque no son usados, las siete sillas y tres camas para el tratamiento de quimioterapia están frías porque aún esperan a los pacientes.

El ministro  verificó que los consultorios ya fueron equipados con una camilla, el escritorio del médico y su computadora. La señalética del espacio está completamente instalada.

Según la médico nuclear Vivian Rada, este centro tiene la capacidad de atender  “al menos 110 pacientes por día”.

El centro es parte del Instituto de Medicina Nuclear, ubicado en el  mismo espacio. Esta megaobra -que prometió una lucha frontal al cáncer en Bolivia- se comenzó a construir en 2017, después de la firma de un convenio entre la empresa rusa Rosatom y el anterior gobierno. El costo del proyecto es de 318 millones de dólares.

No es el único centro de esta naturaleza que se construirá en Bolivia. Se contará con otros dos establecimientos, uno en Achumani y otro en Pampa de la Isla, en Santa Cruz. 

El proyecto de los tres centros incluye la capacitación  120  funcionarios, entre administrativos, técnicos y especialistas.

 “Ya que cada uno  de los establecimientos  requiere un equipo multidisciplinario”, precisó.

Rada indicó  que  la capacitación del personal que trabajará en el centro se realizó entre seis meses y cuatro años. “Hay gente que todavía permanece en el extranjero, pero existe otra  que llegó. Ellos se formaron en el manejo de equipos similares a los que tiene Bolivia de otros países”, sostuvo. 

Centro de Tecnología Nuclear 

En la inspección  al Instituto de Medicina Nuclear  se evidenció que el área que más avances tiene es el de medicina nuclear. Las otras unidades aún no fueron concluidas. Una  es   la planta de irradiación que servirá para la eliminación de plagas y  reducción de la carga bacteriana de productos. La otra  albergará el centro de ciclotrón y radiofarmacia,  donde se fabricarán  fármacos.  Habrá además un espacio  un  reactor nuclear e investigación. “Según el proyecto se prevé que esas áreas se terminen  en 2023”, explicó Sánchez.

Si el ciclotrón no funciona,  no se usará todavía el tomógrafo por emisión de positrones computarizada (PET TC). Este equipo permite  identificar tumores de hasta cuatro milímetros o la diseminación o metástasis del cáncer, ya que ese equipo produce los radiofármacos.

El radiofármaco es una inyección que se aplica al paciente, consiste en  pequeñas cantidades de materiales radiactivos. 

Luego de colocarse  20 minutos en una persona, se puede identificar  a través de  una cámara especial y una computadora  los tumores. 

En el recorrido estaban también   los representantes de la empresa Rosatom y el embajador de Rusia en Bolivia, Vladimir Sprinchan.

 

 

11
5