En Cochabamba aumenta la producción de alcohol en gel

Los empresarios locales esperan la importación de materiales, como cloro y otros químicos, para la producción del desinfectante. Aseguran precios económicos.
domingo, 15 de marzo de 2020 · 00:01

ABI / Cochabamba

El presidente de la Cámara de Industrias de Cochabamba, Ramón Daza, aseguró  que se  incrementará la producción de alcohol en gel para  contribuir con las medidas de prevención contra el coronavirus (Covid-19).

“Grandes empresas productoras de este insumo en el país han garantizado la provisión de alcohol en gel a partir de la próxima semana”, anunció ayer el representante del empresariado de Cochabamba.

El alcohol y la lavandina son sustancias que garantizan la desinfección y sustentan el protocolo de las medidas de higiene, básicamente en la esterilización de las manos y superficies de contacto, explicó Daza.

“El gobierno ha prometido que la importación de cloro y químicos, que son parte de la producción, va a ser mucho más rauda, de modo que también se garantice la cantidad de producto que necesiten las empresas y los hogares”, informó Daza.

El representante del sector privado destacó la importancia de contar con una gran industria en la producción de alcohol, cuyos representantes  ya se han pronunciado acerca del suministro de esa sustancia  ante la emergencia sanitaria que vive el país.

El ejecutivo de industrias en Cochabamba  señaló que la  inmediata provisión de alcohol e insumos para la fabricación de productos imprescindibles en los hogares frente a la crisis sanitaria contribuirá inclusive a bajar los precios, puesto que la demanda  “se disparó” en el mercado a nivel nacional.

“La epidemia del coronavirus no es la primera ni  la última que tenga que enfrentar Bolivia. Acordémonos de los primeros momentos de la epidemia del cólera, fue también muy fuerte, pero se la pudo controlar, a través del manejo adecuado de la información e higiene”, apuntó Daza.

El directivo industrial también convocó a  promover la información adecuada, respecto a los protocolos de higiene familiar e industrial, y la solidaridad con las personas afectadas que deben ser tratadas en los centros de salud pública.

Cárcel para los que atenten contra la salud

Las personas que impidan el acceso a los centros de salud designados para atender a los infectados con coronavirus o sean portadores sospechosos, serán procesadas penalmente por el delito de atentado contra la salud pública, cuya sanción es hasta 10 años de cárcel, reiteró el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa.

“El no permitir que una persona tenga acceso a la salud es un delito, está catalogado como delito a la salud pública y tiene una pena privativa de libertad hasta de 10 años de cárcel”, afirmó.

El funcionario de gobierno anunció que como parte de los protocolos de seguridad, la Policía y las Fuerzas Armadas realizarán cordones de seguridad en los centros de salud para garantizar el ingreso de las personas afectadas. Asimismo, la autoridad  llamó a la cordura  a los ciudadanos que bloquearon los centros de salud en tres departamentos.

Valorar noticia