Lluvias dejan 6.000 afectados en La Paz y alerta en el trópico

Hasta la fecha, 16 municipios paceños se declararon en emergencia y la Gobernación ya gastó un millón de bolivianos en la atención de los desastres.
lunes, 2 de marzo de 2020 · 00:22

Página Siete  / La Paz

Las intensas lluvias dejaron al menos 6.000 personas damnificadas en 16 municipios del departamento de La Paz. Mientras que el Gobierno Departamental de Cochabamba declaró la alerta naranja en el Cono Sur y el trópico de su región.

“Tenemos alrededor de 6.000 familias que han sido afectadas, más de 100 viviendas que también han sido dañadas en todos los municipios que sufrieron por las inclemencias del tiempo”, declaró ayer el director de Comunicación de la Gobernación de La Paz, Édgar Ramos.

Hasta la fecha, 16 gobiernos municipales se declararon en emergencia y solicitaron ayuda a la Gobernación porque la situación supera sus capacidades.

“Atendimos a las alcaldías según sus propias necesidades. Por ejemplo, entregamos alimentos no perecederos a los municipios de Curva y Achocalla. A otras les dimos miles de litros de diésel para que opere la maquinaria pesada”, declaró.

La institución departamental de La Paz también entregó  herramientas y otros materiales.
“Ya invertimos un millón de bolivianos en las emergencias. En diciembre, antes de la época de lluvias, presupuestamos 3,5 millones de bolivianos”, contó.

Ramos agregó que se tiene prevista una segunda fase de ayuda, que implica la reconstrucción de las áreas afectadas, luego de  que pase la temporada de lluvias.

Esta época de precipitaciones provocó la muerte de nueve personas; ocho de ellas en el departamento de La Paz y una luego del aluvión en Tiquipaya.

El secretario de la Madre Tierra de la Gobernación del departamento de Cochabamba, Alan Lisperguer,  informó que el Cono Sur y el trópico se encuentran en estado de emergencia.

“Tenemos alerta naranja debido al difícil comportamiento climático causado por el calentamiento global. Donde antes no teníamos eventos extremos, ahora sí los registramos. En todo el departamento tenemos diferentes situaciones como deslizamientos,  desbordes de ríos, y debemos atender rápidamente para ayudar a las familias”, dijo.

La Gobernación de Cochabamba impulsa la ejecución de dos proyectos para evitar futuros desastres como la construcción de 15 disipadores y otras obras menores como defensivos, mejoras de sistemas de riego, proyectos hidráulicos que demandarán la inversión de 15 millones de bolivianos.

Priorizan limpieza del río Taquiña

La Gobernación del departamento de Cochabamba dio prioridad a la limpieza del río Taquiña para evitar que las siguientes lluvias causen desbordes. Luego  redoblarán los esfuerzos en Tiquipaya.

“La maquinaria está desplazada en el río Taquiña para retirar todo el material (que quedó por la mazamorra) y que el agua transcurra con normalidad”, indicó el secretario de la Madre Tierra de la Gobernación, Alan Lisperguer.

El director de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación, Fernando Fernández, informó que al menos 1.300 personas trabajan a diario en la restauración de la zona.

“Entre efectivos militares, policiales, rescatistas, voluntarios de Cochabamba y otros suman 1.300 personas por día que se movilizan”, declaró el técnico de la Gobernación del lugar.