En Río Seco no hay cuarentena ni presencia policial

En zonas de comercio existe excesiva aglomeración de personas y los vendedores ofrecen productos que están restringidos por el decreto emitido ante la emergencia de salud.
martes, 24 de marzo de 2020 · 17:20

Sergio Mendoza y Víctor Gutiérrez / Página Siete Digital

En la zona de Río Seco de la ciudad de El Alto la cuarentena no se cumple a cabalidad y no hay presencia policial que controle esto. Por las mañanas se observa en este punto de comercio a personas que no sólo venden productos alimenticios, sino también mercadería que está prohibida. Y por las tardes aún hay circulación de personas fuera del horario establecido. 

A través de un recorrido que hizo Página Siete por esta urbe, y de imágenes difundidas a través de redes sociales, se evidenció que las restricciones emitidas por el Gobierno para prevenir la propagación del coronavirus, se cumplen a medias. No se puede decir que el panorama sea normal, pero sí que la cuarentena todavía está muy lejos de respetarse.

Por la extranca de Río Seco, donde sólo se debería vender alimentos, productos de higiene, medicamentos y artículos de primera necesidad, también se comercia equipos electrónicos, artículos para celulares, juguetes, artículos para la cocina y se ven ferreterías abiertas. Extrañamente no se vio presencia policial ni de guardias ediles, quienes se encuentran por lo general en las avenidas y calles principales vigilando el tráfico vehicular, pero no tienen la misma rigurosidad en los mercados. 

Por otro lado, debido a la afluencia masiva de personas a esta zona comercial, como ocurre también en otras ciudades, es prácticamente imposible respetar la distancia mínima de un metro entre personas. La gente anda codo a codo, y come lado a lado en los puestos de comida instalados en vía pública. 

En cuanto al transporte público se observó varios minibuses que supuestamente trasladan alimentos y a personas que vienen a vender estos productos desde las provincias. No obstante, se vio también que varios llevan luminarias y letreros de sus destinos para recoger pasajeros, como si fuera un día común y corriente de feria. 

También se sabe que algunos de estos motorizados se dedican, de forma camuflada, a llevar pasajeros. No usan letreros ni luminarias, pero la gente sabe que puede abordarlos. El lunes por ejemplo, la periodista Eliana Uchani reportó en su cuenta de Twitter que “en la avenida 6 de Marzo, a la altura de la extranca de Senkata, los transportistas del servicio público circularon sin luminarias y por tramos. Incrementaron el costo de los pasajes y evadieron el control policial”.

En otras zonas de El Alto, el cumplimiento de la cuarentena es más estricto. Sorprendentemente, cerca de la Ceja, a partir del mediodía las calles lucen más vacías, indicaron fuentes que pasaron por el lugar, aunque por las mañanas la aglomeración de personas es excesiva.

Ante la situación de emergencia internacional que se vive en todo el mundo, la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, hizo un llamado público a los ciudadanos que habitan en esta urbe para respetar la cuarentena total, porque aunque los ingresos se reduzcan y la situación se ponga difícil, en un futuro las cosas volverán a la normalidad. Lo mismo hizo la presidenta del Senado, Eva Copa.  

Pero también hubo una advertencia. Hoy el secretario municipal de Atención Ciudadana y Gobernanza, Henry Contreras, informó que las tiendas que se encuentren abiertas en horarios restringidos serán suspendidas. 


“Algunas personas salen a las calles fuera de horario y algunas tiendas funcionan fuera de horario, por lo que hoy sale un nuevo comunicado que sanciona a las tiendas infractoras con la suspensión de la licencia de funcionamiento si continúan funcionando en horario restringido”, explicó la autoridad.

1
79