Murillo exige ayuda a Gobernación de Cochabamba y amenaza con cárcel a autoridades que no apoyen

"Estamos en guerra contra el coronavirus, no en guerra de partidos", protestó la autoridad en una conferencia de prensa.
martes, 24 de marzo de 2020 · 10:30

Página Siete 

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, reclamó a la Gobernación de Cochabamba, administrada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), porque no estuviera brindando el apoyo necesario a los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía que trabajan por hacer cumplir la cuarentena, declarada hasta el 4 de abril ante la presencia del Covid 19 en Bolivia, donde se tienen registrados 28 casos. Al mismo tiempo amenazó con cárcel a las autoridades que no trabajen y colaboren en la actual situación de emergencia por la que atraviesa el país.

"Está faltando colaboración de las autoridades a la Policía y las Fuerzas Armadas. A las Fuerzas Armadas  la Gobernación de Cochabamba no les dio  ni un litro de gasolina. La Gobernadora pide ítems y no aporta. Estamos en guerra contra el coronavirus, no en guerra de partidos. Son sean sinvergüenzas, trabajen, si hacen política los haré meter presos. La Presidenta me dio orden de meter preso hasta a el ministro que no trabaje", protestó.

"El país no quiere carreteras, escuelas, sino más que vidas. Lo único que nos sirve hoy es salvar vida. Unas vez estabilizado esto buscaremos recursos para cualquier obras", añadió.

"No hagamos política, este es tiempo de vida, no de política", insistió la autoridad.

Murillo remarcó que el ministro de Trabajo, Oscar Mercado, es el coordinador gubernamental en Cochabamba y está autorizado para atender cualquier requerimiento o consulta. 

Añadió que el gobierno invertirá 100 millones de dólares en la adquisición de respiradores e implementación de salas de terapia intensiva, "en caso de que (la pandemia del coronavirus) se dispare".

Pidió a todas las gobernaciones y alcaldía de Bolivia sumarse a la cruzada contra la enfermedad y colaborar. Al mismo tiempo, aclaró a las alcaldías que no pueden sacar a su personal a realizar controles de manera irrestricta, sólo a funcionarios de las intendencias y tomando las previsiones. "Sacar a los funcionarios a las calles es peligro. No arriesguemos mas gente", dijo.

Confirmó que en Cochabamba existe un grupo de gente de la región aislada en cuarentena en la Villa Olímpica de Cochabamba que llegó de Chile, donde perdió su trabajo debido a que el país también asume restricciones por el Covid 19.  Remarcó que esas personas están bajo medidas estrictas de bioseguridad. 

"Se está desinfectando, esto es serio. Hay gente que le molesta, lo sentimos, usaremos la fuerza", sostuvo.

85
10