Bolivianos dedicados al comercio y construcción en el exterior regresan por falta de ingresos

Acorralados por las políticas dispuestas por los gobiernos de los países que también son afectados por el coronavirus, los compatriotas retornan a Bolivia.
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 11:32

Página Siete Digital / La Paz

La pandemia del coronavirus (Covid-19) ahora afecta a los bolivianos que están empleados en fábricas, comercios, construcción y en otras actividades, que realizan en países vecinos como Chile, Perú, Argentina o Brasil. Muchos compatriotas decidieron volver por el paro de actividades que hay en esas naciones vecinas.

El director General de Migración, Marcel Rivas, afirmó que en los últimos días se registró un masivo flujo migratorio, principalmente desde los países vecinos con Bolivia, como es el caso de Perú, Brasil y Chile, de los cuales en los últimos días ingresaron más de 500 bolivianos, de los que en su mayoría fueron aislados en centros de diferentes lugares del país y, en otros casos, fueron devueltos a sus casas, para descartar que porten la enfermedad del coronavirus.

"Tenemos reportes de los países vecinos, que de forma agresiva con sus políticas están implementando el regreso de los ciudadanos porque, por ejemplo, en los empleos que están como en las industrias, fábricas o construcción. No les están pagando, pero sus gastos siguen porque tienen que pagar alquiler y su alimentación, por eso los compatriotas deciden regresar al país", afirmó Rivas, en contacto con este medio.

Comparó y dijo que a diferencia de otros países, en Bolivia se emitió un decreto supremo que señala que se declara cuarentena total y que si uno trabaje o no en instituciones públicas o privadas, igual se le debe pagar a los trabajadores, algo que no sucede en los países vecinos, por eso hay un retorno masivo de los connacionales.

Afirmó que por los informes que se tiene, en los siguientes días también comenzarán a ingresar desde Argentina y Brasil, por lo que ahora sólo queda garantizar que los repatriados entren en cuarentena.

"Los connacionales son afectados por las medidas de cuarentena que se implementa en cada país, donde tienen diferentes políticas laborales y en muchos casos es el no pago si uno no trabaja. Por ejemplo en el caso de Pisiga, la mayoría son comerciantes, una actividad que se paralizó", indicó.

Chile, que registra casi 1.000 casos confirmados de Covid-19, con dos muertes, está bajo el estado de excepción con las clases suspendidas y fronteras cerradas, los centros comerciales, cines y restaurantes fueron cerrados, pero también se dispuso que los comercios que no sean de primera necesidad, deben permanecer cerrados. 

La restricción 

Desde el 20 de marzo rige la disposición de cierre fronteras en los principales pasos internacionales que comunican a Bolivia con Perú, Chile, Brasil, Paraguay y Argentina, con tolerancia para los que hacen comercio y los que están de regreso.

Desde entonces, según los datos de Migración, el flujo migratorio en algunos puntos se masificó, principalmente las que colindan con Chile, que según el Gobierno entre el 21 y 24 de marzo ingresaron 360 bolivianos. Aunque también se dijo que otros 300 residentes llegaron ayer hasta Pisiga y que esperan ingresar.

Mientras que por la ruta de Kasani, frontera con Perú, ingresaron 80 bolivianos; por Desaguadero, unas 40; por Guayaramerín, en Beni, frontera con Brasil, otras 15 personas; por Puerto Quijaro, en Santa Cruz, vecino con Brasil, entraron 45 bolivianos.

No obstante, tras la llegada masiva de los compatriotas, que se dio principalmente por vía Chile, generó protestas de parte de un grupo de la población de Tamborada, en Cochabamba, donde bloquearon la ruta de ingreso a la villa Olímpica Suramericana, donde se habilitó las instalaciones para aislar a unos 150 bolivianos.

Ante este hecho, el Gobierno repudió los actos de las personas que dificultaron el traslado de los compatriotas y aseguraron que todos los que retornaron al país, fueron sometidos a los protocolos internacionales.

Aunque también se dispuso, mediante un comunicado de prensa del Ministerio de la Presidencia que, los bolivianos que tramiten su retorno por las fronteras, deberán firmar una declaración jurada de responsabilidad sanitaria, de tal manera que si proporcionaron información falsa o inexacta, serán sometidos a la ley.

 

5
21