58 municipios del país son más vulnerables al coronavirus, según un estudio

Expertos calculan que por cada caso confirmado hay 5 infectados. Tomando en cuenta el número de camas, el sistema hospitalario podría colapsar entre 9 a 37 días.
jueves, 26 de marzo de 2020 · 10:48

Página Siete Digital / La Paz

De los 342 municipios del país, 58 de la zona occidental que tienen más del 10% de su población con edades superiores a los 65 años son los más vulnerables al coronavirus, según un estudio elaborado por los economistas José Acuña y Luis Gonzáles.

El trabajo, titulado “Políticas públicas para enfrentar el coronavirus en Bolivia: La ‘cancha’ en la que jugamos, señala que esta población, concentrada principalmente en La Paz, Oruro, Sucre y Potosí “es más propensa a resfríos y enfermedades pulmonares, dadas las condiciones climatológicas. Esto además se exacerba si se considera la densidad poblacional de los municipios, siendo el mayor foco de expansión las zonas más pobladas”.

El 84,4% de los hogares de esos municipios no tienen acceso al agua, dice el estudio, y explica que “tomando la tasa de mortalidad de Italia del 5% observada, para la población de 65 años o más, tendremos potencialmente la muerte de al menos 30.000 personas en un escenario de colapso súbito del sistema de salud en el caso de fallar en las medidas de contención”.

La carencia del servicio de agua potable "hace aún más vulnerable su condición bajando la probabilidad de lavarse las manos con frecuencia como es ampliamente recomendado".

Los expertos calculan que por cada caso hay cinco infectados, por tanto, si se considera que en el país hay 39 casos confirmados, el número de posibles contagios se acerca a 200. “Si aplicamos la estrategia de Corea del Sur de realizar 400 test por caso confirmado y tomamos los precios de mercado (aproximadamente 15,5 dólares por test) se necesitan entre 1,2 y 1,8 millones de dólares en total para contener la propagación del virus a nivel nacional. Indudablemente, el retardo de esta decisión empieza a costar exponencialmente por la rapidez de avance de la enfermedad”, explican los especialistas.

Para esto es necesario coordinar los laboratorios químicos del país y seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Según el estudio, “las lecciones que podemos obtener al mapear las vulnerabilidades de Bolivia pasan por realizar una contención dirigida por capas. La meta es reducir la tasa de contagio; al ganar diez días extra en el retardo de la duplicación de casos, se ganan cerca de 40 días extra en el colapso del sistema de salud en Bolivia”.

Basados en las cifras del Ministerio de Salud, los autores señalan que el número de centros médicos en total a nivel nacional es de 210, con 175 hospitales de segundo nivel y 35 de tercer nivel. “Los centros médicos de tercer nivel se encuentran ubicados en las capitales departamentales, hecho que obliga a los pobladores de los municipios a desplazarse al centro médico más cercano de atención de urgencia y cuidados intensivos, lo que a su vez, implica la interacción con otras personas en el transporte público”.

Según una investigación de Página Siete, los hospitales públicos del país tienen 145 camas de terapia intensiva. Los autores del estudio contrastaron este dato con los parámetros del Banco Mundial, que estiman en 1,1 camas por mil personas en Bolivia, de ellas el 3,5% sería de cuidados intensivos, por lo que el rango disponible llegaría a 450. “En este marco según Rodrigo Garcia y Yara Rodríguez (en la investigación Coronavirus Bolivia, 2020), el sistema hospitalario podría colapsar entre 9 a 37 días”.

“Se puede observar, que los centros médicos de tercer nivel se encuentran ubicados en las capitales departamentales, hecho que obliga a los pobladores de los municipios a desplazarse al centro médico más cercano de atención de urgencia y cuidados intensivos, lo que a su vez implica la interacción con otras personas en el transporte público”, explican.

Poniendo como ejemplo a China, España, Italia e Irán, los países más golpeados por la pandemia del coronavirus, Acuña y Gonzales revelan que esta tragedia humanitaria mundial se caracteriza por tres factores: las muertes, en su mayoría, se concentran en población por encima de los 65 años, el número de personas que demanda al mismo tiempo atención médica en un área geográfica colapsando sus sistemas de salud y, por último, la carencia de identificación y realización de tests para aislar los casos identificados reduciendo el posible contagio. “Son estas tres lecciones que nos motivan a inspeccionar con antelación la potencial vulnerabilidad de Bolivia”, señalan los economistas.

 

12
6