El Chapare enfrenta al Covid-19 sin policías, con precios altos y escasez de combustible

Los municipios de Villa Tunari, Ivirgarzama, Chimoré, Entre Ríos y Puerto Villarroel cumplen con las medidas preventivas de la alerta sanitaria. Los militares y funcionarios realizan operativos y controles.
sábado, 28 de marzo de 2020 · 10:22

María Mena M. / Cochabamba

El Chapare, considerado el bastión del Movimiento Al Socialismo, afronta una serie de consecuencias negativas a raíz de las restricciones por la emergencia sanitaria: los precios de los alimentos se han disparado; hay escasez de combustible y GLP, y no todos sus habitantes aplican las medidas de bioseguridad. Ante la ausencia policial, los militares y los funcionarios municipales están a cargo de los controles y operativos para el cumplimiento de la cuarentena.

“Los precios de muchos productos y alimentos se dispararon. Un brócoli pequeño está a 10 bolivianos, el camión de gas no apareció por varios días y recién han empezado a vender gasolina, a pesar que dijeron que no iba a faltar nada”, aseguró Julieta, una vecina de Villa Tunari.

La especulación en el precio de los alimentos es lo más preocupante para los habitantes de Villa Tunari. Por ejemplo, antes el paquete de 5 kilos de azúcar lo vendían a 25 bolivianos, ahora está a 35 bolivianos; el kilo  de pollo (con menudencia) estaba a 13 y 15 bolivianos, subió a 20 y 22 bolivianos. La cuartilla de tomate de 20 y 24 a 30 bolivianos; de zanahoria y cebolla de 8 y 10 a 15 bolivianos; la haba de 10 a 18 bolivianos, entre otras verduras.El precio de las frutas, sobre todo de los cítricos y el banano, se mantiene estable.

Antes de la cuarentena, los camiones con GLP circulaban por las zonas alejadas y las comunidades; ahora los vecinos deben trasladarse hasta el centro poblado para esperar a los distribuidores.

El litro de gasolina en bolsa, en las estaciones de servicio, se vendía a 7 bolivianos, sin embargo, ahora está a 10 bolivianos. En los pueblos y zonas alejabas el litro llega a costar hasta en 25 bolivianos

“Los militares se hacen cargo del control a partir del mediodía. Los funcionarios de las alcaldías también están controlando, sobre todo en los mercados y negocios. Pero, como no hay policías no pueden abastecer”, recalcó Julieta.

Marco Espada, también vecino de Villa Tunari, lamentó la falta de conciencia de algunos vecinos y comunarios del municipio porque en los horarios permitidos para la circulación no todos usan barbijos, alcohol en gel u otras medidas sanitarias. Algo similar sucede con los comerciantes.

“Aquí la gente no usa barbijo, no usa alcohol en gel. Andan normal, solo con un poco de temor al carro de la Alcaldía que anuncia el cierre de puestos”, dijo Marco.

Además, no todos los bancos y entidades financieras funcionan pese a que están autorizados en atender a los clientes en los días de la alerta sanitaria. Es el caso del Banco Unión. Esta limitante reduce el circulante de efectivo, sobre todo para los asalariados y los ahorristas.

Control sindical

Ante la ausencia policial y para reforzar el control militar y municipal -antes de la alerta sanitaria- los dirigentes de los sindicatos coadyuvaban en la vigilancia de los barrios, villas y comunidades para el cumplimiento de la cuarentena.

“En el sindicato donde me ubico sí han hecho el control. Andan en auto con megáfono aconsejando que no salgan de sus casas”, contó Julieta.

Los miembros de la policía sindical -conformada tras el repliegue de los agentes del orden- decidieron quedarse en casa para resguardar su salud.

En el caso del municipio de Chimoré, el vicepresidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Álvaro Pereira, indicó que en su región se los denomina seguridad sindical, pero también se replegaron porque son jóvenes que no reciben remuneración por sus servicios y para que no entorpezcan la labor de los militares.

“Con estos problemas (la pandemia) no hemos podido coordinar con los muchachos. Eran voluntarios, sin sueldo y por eso no les hemos presionado para que ayuden. Nosotros como representantes, como dirigentes estamos controlando”, afirmó Pereira.

Pese a que los dirigentes y vecinos aseguran que la presencia policial es inexistente en el Chapare, la anterior semana el alcalde de Villa Tunari, Asterio Romero, indicó que los agentes retornaron al trópico luego de una serie de reuniones con la Policía y las autoridades locales. Dijo que alrededor de 500 a 600 efectivos realizan servicio en el trópico.

“La Policía ya está en el Chapare. Algunos trabajan de civil. Están trabajando en (ambientes) la Unidad Móvil de Patrullaje Rural y en la Fuerza de Tareas Conjuntas”, precisó Romero.

Chimoré: municipio modelo en el Chapare

En Chimoré se registró el primer caso positivo de coronavirus en Cochabamba. Se trata de un hombre adulto hijo  de la paciente cero de Oruro que llegó de Italia. Una vez conocida la información -tras aplicar las medidas de bioseguridad a las personas con las que tuvo contacto- las autoridades locales decretaron una serie de medidas internas para evitar la propagación del virus.

Eel pasado jueves, tras una reunión entre dirigentes y autoridades municipales, se determinó cerrar los accesos a esa región tropical, medida que aún no fue asumida por los otros cuatro municipios del Chapare: Villa Tunari, Ivirgarzama, Puerto Villarroel y Entre Ríos.

“Hemos determinado cerrar las dos vías troncales de Chimoré (carretera a Santa Cruz – Cochabamba). Al mediodía (el jueves) ya se ha cerrado. Todos los camiones con alimentos pueden pasar, pero antes van a ser fumigados”, dijo Nancy a canal 13 Chimoré Tv, dirigente de la Fejuve, a tiempo de informar que se dará cumplimiento a la alerta sanitaria pese a las “críticas” que surjan durante su aplicación.

En las redes sociales y en los medios locales permanentemente informan sobre los controles y la aplicación de las medidas preventivas. En imágenes se observa calles, avenidas y mercados vacíos. Y aquellas personas infractoras son arrestadas por los militares y retenidos en coliseos u otros espacios durante ocho horas.

El vicepresidente de la Fejuve, Alvaro Pereira, dijo que el 80% de la población chimoreña está cumpliendo el decreto, pero estima que la cifra suba en el transcurso de las siguientes horas.

“Estamos cambiando la ordenanza, la vamos a adecuar al decreto supremo y vamos a añadir sanciones para los infractores”, enfatizó Pereira.

El alcalde de Villa Tunari, Asterio Romero, aseguró que en el Chapare los cinco municipios del trópico aplicaron medidas preventivas y restricciones mucho antes de la cuarentena nacional, con la finalidad de evitar la propagación del Covid-19.

“En el Chapare vamos a cumplir las determinaciones que saque el Gobierno, pero necesitamos apoyo en la salud”, señaló Romero.

El 22 de marzo, luego de que el Gobierno decretara cuarentena nacional, algunos sectores -sobre todo el transporte interdepartamental del Chapare- se opusieron a la suspensión de sus servicios. Actualmente, algunos sectores de la carretera principal Santa Cruz -Cochabamba están bloqueados a la circulación vehicular, sobre todo del transporte público.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

34
1