Supuesto violador de niña de cinco años no es investigado por su edad

La madre contó que la Policía y la Defensoría no atienden el caso porque el acusado es menor de edad. Piden que los padres del agresor sean imputados por negligencia.
martes, 3 de marzo de 2020 · 00:24

Verónica Zapana S.  / La Paz

“¿Se imagina lo que pasó con mi sobrina? Ella es niña, es una pequeña que recién estaba comenzando a vivir. Le robaron su vida, su niñez,  todo”, dijo  ayer entre lágrimas el tío de Fernandita (nombre convencional),  la pequeña de cinco años que el  lunes de Carnaval fue violada por un niño de 12. Ambos habitan  en la misma casa. La familia de la pequeña pide  que  los padres del agresor sean imputados por negligencia y denunciaron que él no es investigado por su edad.

El hecho se registró en una  casa ubicada  en la Villa Primero de Mayo de la ciudad de Santa Cruz. El tío aseguró que la pequeña fue abusada en una habitación vacía,  mientras su mamá dormía.

 “Mi sobrina (la mamá de la pequeña) llevó a la bebé de siete meses al cuarto para darle de lactar, pero se quedó dormida. Ese  niño agresor  aprovechó   ese momento y violó a  la niña”, dijo.

Más tarde,  Fernandita ingresó al cuarto de su mamá para decirle que estaba sangrando, pero cuando le consultó qué pasó, “la pequeña dijo que se golpeó” porque fue amenazada por el agresor.

La madre contó  que llevó a la niña a  un hospital cercano, pero el personal médico le dijo que la pequeña necesitaba una cirugía y la trasladó al Hospital del Niño. Ahí fue operada.

   Al día siguiente, Fernandita confesó   a su mamá todo lo ocurrido. Desde entonces,  la mujer vivió  un calvario para abrir el caso  y   tuvo que peregrinar  entre la Policía, el médico forense y la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia.

La mujer contó que presentó su denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de la Villa Primero de Mayo, donde luego de  las primeras investigaciones se confirmó  que el agresor tiene 12 años. Desde  esa instancia se aseguró a la madre de la víctima que  el acusado es menor de edad y es protegido por las  leyes; además, es  no imputable, es decir que no puede ser procesado penalmente.

Ante esa situación, los investigadores pusieron el caso a conocimiento del Ministerio Público y de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

“Los de la Defensoría me dijeron que agarraron al niño,  pero para hacerle la prueba de VIH. Luego  lo soltaron. Me indicaron que no se puede hacer nada contra él.  Me explicaron que no se puede sentar denuncia, pero yo quiero que se haga justicia, esto no puede quedarse así”,   explicó   entre lágrimas la madre de la pequeña.

El tío de la niña contó que el agresor sigue viviendo en la misma casa donde reside la familia de  la víctima. “Lo vi y quise hacer justicia por mis propias manos. No puede ser que nadie haga nada por mi sobrina, mientras él está feliz en las calles y va como si nada al colegio, mi pequeñita esté internada en el hospital por su culpa”, reprochó.

Aseguró que primero el niño debe ser procesado “porque si no  es sancionado seguirá abusando de otras niñas y además  debería ser sometido a una  valoración  psicológica”. “Debe haber pasado algo con su familia para que él haga eso”, lamentó.

La familia  de la niña contó que la madre del  agresor negó la acusación y dio terribles argumentos. 

Volverá a la misma casa 

La víctima recibió ayer el alta médica.  Ella y su mamá volverán a la casa donde fue abusada sexualmente porque no tienen otro lugar donde ir.

Entre lágrimas, el tío pidió a la Presidenta  de transición, Jeanine Añez, que se pronuncie e  instruya al Ministerio de Justicia hacer seguimiento a este caso. “Queremos que los padres del niño sean procesados. No puede ser que ellos estén tan tranquilos”, dijo el tío de la niña.

La abogada,  Jessica Echeverría, afirmó que la Ley 548 del Código Niño, Niña Adolescente “habla de que se debe sancionar a los padres”. “En esos casos el juzgador tiene que citar a los padres y ver qué es lo que ha sucedido”, dijo.

La jurista sostuvo además que le parece  terrible que la Defensoría de la Niñez no se pregunte “¿por qué un menor de edad de 12 comete esa acción? o ¿en qué clase de entorno es criado?”.

Desde el Ministerio de Justicia se informó que se  investiga el caso y se solicitó  un informe a la Defensoría de la Niñez y a la Gobernación  de Santa Cruz para hacer un apersonamiento de la denuncia.

Se tenía previsto que familiares y amigos protesten desde la puerta del Hospital del Niño hasta el Ministerio Público para exigir una investigación  transparente sobre este hecho.  

 

1
76