Plan poscuarentena: sugieren otorgar créditos, postergar pagos y más horas de trabajo

Varios sectores barajan alternativas para reactivar la economía del país una vez que pase la emergencia.
miércoles, 1 de abril de 2020 · 00:31

Página Siete Digital / La Paz 

Varios sectores del país proponen dar préstamos con mayores facilidades a la población o microempresarios, postergar el pago de créditos, la reducción de altos salarios en el sector público y hasta trabajar sábados y domingos para reactivar la economía del país después de la cuarentena nacional dictada para evitar la propagación del coronavirus.

El presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Conamype) Néstor Conde informó que los microempresarios piden una pausa en el pago de los créditos una vez que pase la cuarentena. Asimismo, solicitó que les otorguen préstamos con mayores facilidades y dos meses de gracia antes de comenzar a pagarlos. “Nosotros no pedimos bonos, podemos trabajar y pagar nuestras deudas”, afirmó el dirigente.

El ministro de la presidencia Yerko Núñez informó este martes 31 que se amplió el beneficio para el pago de energía eléctrica a sector. Explicó que el Gobierno pagará el 100% de las facturas de 120 bolivianos; el 50% para quienes paguen de 121 hasta 300 bolivianos; el 40% para pagos entre 301 a 500 bolivianos; el 30% de 501 a 1.000 bolivianos y el 20% para pagos superiores a mil bolivianos.

Por la emergencia sanitaria, la Asamblea sancionó la Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos", que suspende el pago de créditos mientras dure la cuarentena por el coronavirus y por otros seis meses más a partir de la finalización de la crisis.

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) detalló que los bancos ya pusieron en práctica el diferimiento, por iniciativa propia y bajo el actual decreto supremo del Gobierno, al diferir el pago de créditos hasta junio, que incluyen capital e intereses. Respecto a la ley sancionada, prefirió no emitir una posición.

“El Órgano Ejecutivo tiene que promulgarla, para luego reglamentarla. Cuando tengamos todos estos elementos dados, vamos a emitir un criterio conjunto”, se lee en un comunicado de la institución.

Otro de los sectores golpeados por la cuarentena es el hotelero. Uno de sus representantes, quien prefirió guardar su nombre en reserva, pidió mayor flexibilidad de impuestos. “Nos gustaría escuchar del Gobierno que nos exima del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Transacciones (IT) porque no se va a poder cumplir. No los podremos pagar y con ello tendremos más multas, intereses y nos van a poner en una peor situación”, declaró.

En un documento conjunto, emitido por la Asociación Boliviana de Agencias de Viaje y Turismo (Abavyt), la Cámara Boliviana de Hotelería, Canotur, Abatur, Asociación de Transporte Turístico de La Paz y Guiastur, se estima que por el efecto multiplicador del sector turismo en otros sectores del rubro, las pérdidas totales en el país serán de al menos 1.000 millones de dólares al cierre de 2020, así como la pérdida estimada de 100.000 empleos directos y 500.000 empleos indirectos.

Para resguardar la economía, la Asociación de Mujeres Empresarias de Bolivia (OMEB) propuso que se amplíe la cantidad de horas laborales para este año y se trabaje los sábados y domingos. La presidenta de la institución, Estrella Castelli, afirmó que esta medida busca recuperar el tiempo perdido y dar un mayor impulso económico al sector productivo.

“Como pequeñas empresarias, necesitamos más horas de trabajo; es una forma de generar más movimiento económico, si todos trabajamos sábados y domingos para volver a producir y para generar nuevos negocios podemos evitar despidos de personal”, declaró la representante de 40 asociadas.

El exministro de hidrocarburos, Álvaro Ríos, consideró pertinente que el Gobierno reduzca los altos ingresos a funcionarios que desempeñan cargos ejecutivos en varias empresas estatales como YPFB, ENDE, Entel, y así permitir un ahorro para el Gobierno que incurre en fuertes gastos para mitigar los efectos del coronavirus.

“Aquellos que tienen el salario por encima de los 20.000 bolivianos en instituciones o empresas del Estado, tal vez podrían ser contribuyentes para que ese dinero se quede y apoyen a la salud pública”, declaró la exautoridad.

En las redes sociales no faltaron los comentarios y sugerencias para ampliar la jornada laboral de ocho a 10 horas hasta reactivar la economía del país, y hasta se sugirió suprimir el pago del aguinaldo, para aliviar la fuerte carga social de las empresas.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

7
4