Quillacollo en crisis: Médicos y enfermeras sin sueldo ni equipos

El personal del hospital aún no recibe sueldos de febrero y marzo. Con gorros viejos y guantes rotos, atienden además a 8 comunidades.
martes, 14 de abril de 2020 · 00:04

María Mena M.  / Cochabamba

El único gorro quirúrgico desechable que le fue dotado a la enfermera Fernanda, del hospital Benigno Sánchez de Quillacollo, ya está desgastado y con dos visibles hoyuelos. No tiene  otra, debe seguir usándolo porque es el único protector que le fue asignado en medio de la emergencia nacional por el Covid-19.

La carencia de protectores no es el único problema que afrontan los médicos y enfermeras de Quillacollo. A la fecha, el personal de salud no recibió el pago de sus sueldos de febrero y marzo.

“Apenas nos han dado un gorro y un enterizo y nada más. Además, no lo dieron a todo el personal del hospital porque nos han dicho que no todos están en contacto directo con los enfermos. Hace poco recién nos han pagado de enero, pero aún falta de febrero y marzo”, afirmó Fernanda.

Los enterizos similares a overoles, los gorros quirúrgicos, las máscaras faciales y barbijos, los guantes de látex y otras indumentarias desechables son indispensables. El personal médico debe usarlos durante la atención  de los pacientes con sospecha o enfermos de coronavirus, caso contrario la propagación del virus sería inminente.

Desde que la pandemia llegó a Bolivia al menos 200 salubristas –entre médicos, enfermeras, auxiliares, personal administrativo, manual y de servicios- fueron sometidos a un aislamiento estricto porque tuvieron contacto directo con personas infectadas . Este grupo de profesionales, incluyendo a los policías, militares y funcionarios, está expuesto y es  vulnerable, más aún si no usa indumentaria protectora.

Fernanda (nombre convencional) no es la única salubrista en estas condiciones. En el hospital de Quillacollo,  más de 200 médicos, enfermeras, odontólogos, farmaceúticos y otros profesionales –todos consultores en línea- trabajan sin  medidas de bioseguridad.

“En emergencia  y en cuarentena igual venimos a trabajar sin equipos de bioseguridad y sin que nos paguen desde febrero. ¿Por qué no se dan cuenta de esas malas condiciones? Cada día contratamos vehículos para llegar al hospital”, lamentó otra profesional.

El principal hospital de Quillacollo es el Benigno Sánchez del que dependen ocho centros de salud de Villa Asunción, Apote, Quillacollo, Calvario y otros. Y todos están en las mismas condiciones.

 
El área administrativa del hospital debe enviar a la Alcaldía las planillas del personal solicitando el pago. Ambas instancias se acusan de incumplir con el procedimiento retrasando el pago

“No sabemos dónde está el problema. Creo que en Administración no están dando curso, no sabemos por qué se están retrasando. A todos nos deben febrero y marzo”, afirmó J. R. uno de los jefes del sanatorio.

El alcalde de Quillacollo, Héctor Montaño, consultado sobre los motivos en la demora del pago  al personal en salud, reaccionó sorprendido y acusó a la Dirección y la Administración del Benigno Sánchez. “Imposible que no les hayan pagado. Si se les debe es porque ellos no han generado la planilla de sueldos. Nosotros no somos los irresponsables. Se les advirtió a los jefes que si no pagan no van a cobrar su sueldo”, enfatizó el  edil.

René Fernández, presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, informado sobre la crisis, anunció fiscalización a la labor de la Alcaldía y del hospital.
 

Municipios sin insumos básicos

El alcalde de Quillacollo, Héctor Montaño, admitió que al personal de salud del hospital Benigno Sánchez y los centros dependientes se les dotó un limitado e insuficiente número de indumentaria de bioseguridad. Atribuyó esta falencia a la escasez  y a la burocracia que demora su adquisición. 

“Esta semana nos va llegar los equipos e insumos de bioseguridad y les vamos a dotar. Lamentablemente, por la demanda en la emergencia todas las alcaldías están comprando y eso atrasa”, afirmó Montaño. Añadió que la adquisición fue  directa obviando el proceso de la licitación debido al tiempo que demanda.

El presidente de la Asociación de Municipios de Cochabamba, Héctor Arce Rodríguez, aseguró que casi todos los hospitales y centros de salud de los municipios están desabastecidos debido a la escasez, la alta demanda y la especulación. Exigió la ayuda e intervención pronta del Gobierno.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
12