Personal de salud sospechoso sufre la negligencia del sistema

Los profesionales y trabajadores en salud que contrajeron la enfermedad o temen haberse contagiado se enfrentan también al maltrato y a la falta de pruebas.
miércoles, 15 de abril de 2020 · 00:58

Sergio Mendoza  / La Paz

““Tengo miedo la verdad, si actúan así con personal médico, ¿cómo actuarán con la demás población?”, se preguntaba un médico del Hospital La Paz, ubicado en la Garita de Lima, que angustiado por la sospecha de haber contraído el coronavirus y después del calvario que le tocó vivir para conseguir una prueba, se animó a hacer público su caso, bajo la garantía del anonimato.

Pero éste no es el único caso de un médico o trabajador de salud que es golpeado por el Covid-19 debido a su trabajo en la ofensiva contra la pandemia. Lo peor es que este sector ni siquiera recibe una atención adecuada al momento de buscar ayuda en el sistema sanitario o en las autoridades. Lo que encuentran en su camino es desprotección, maltrato, falta de pruebas para el virus, negligencia y hasta presiones para guardar silencio.

En una denuncia que hizo este médico al Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) La Paz, detalla que el 23 de marzo comenzó a sentir los primeros síntomas de la enfermedad. Pese a que llamó constantemente al Servicio Departamental de Salud (Sedes) para hacerse la prueba no tuvo respuesta sino hasta dos días después, cuando le dijeron que se aisle y avise si su situación empeora.

 El 2 de abril, como su situacón no mejoraba, lo mandaron al Hospital La Portada, donde le hicieron la prueba. Como no había ningún coche que lo lleve de vuelta a su casa tuvo que regresar caminando. 

Dos días después le indicaron que habían llenado mal la ficha epidemiológica, por lo que debía regresar  a La Portada; pero como no tenía en qué ir le dijeron al final que podían tomarle los datos por teléfono, pero eso, al parecer, nunca ocurrió.

“Ya pasaron siete días desde la toma de muestra, sigo aislado en mi casa sin que nadie me diga nada, sin saber los resultados (...). Hasta mis hermanos que estaban bien están están con cefalea, malestar, tos, espero que sólo sea un resfriado y nada más”, relató el profesional el 9 de abril.

El ejecutivo de Sirmes, Fernando Romero, indicó que en La Paz hay un caso confirmado de un médico con coronavirus en Patacamaya y al menos 60 casos sospechosos de otros profesionales. Sin embargo, la cifra es aún incierta con relación a todos los trabajadores en salud, tanto en el departamento como en el país.

   Mientras tanto el personal de salud debe ir asistir a los centros médicos, aún si se sospecha que tengan el coronavirus. “La respuesta es categórica: no hay pruebas para verificar la enfermedad. Lo único que hay es para casos nuevos que sean altamente probables. Esta es una pared dura, en todo el país está pasando esto”, indicó Romero.

Otro médico quien también pidió el anonimato manifestó: “Tengo miedo de las represalias, me llamaron del Sedes, del Colegio Médico, me dijeron que no diga nada porque se afecta al sistema de salud”.

Él relató que varios profesionales ya reclamaron para que se les haga las pruebas porque presentan síntomas de tener Covid-19. “Pero no se les ha hecho la prueba y ellos manifiestan que es un peligro para la sociedad seguir asistiendo a sus fuentes de empleo”.

Mientras tanto, este especialista que sí dio positivo para coronavirus toma todas las precauciones para no contagiar a su familia. 

Mientras tanto la ejecutiva de la Confederación Sindical de Trabajadores en Salud Pública en Bolivia, Jenny Arias, informó que hasta el momento tiene el reporte de que hay una enfermera en terapia intensiva en Santa Cruz, una auxiliar de enfermería con Covid-19 en Oruro, y otro caso en el municipio de Mineros, en Santa Cruz.

La dirigente dijo que los asisten a sus fuentes laborales con miedo y preocupación de ser infectados porque hasta ahora no cuentan con los insumos de bioseguridad necesarios. Por otro lado, personal en situación de riesgo como adultos mayores y mujeres embarazadas continúan asistiendo a los centros médicos ya que si faltan corren el riesgo de ser procesadas por la vía administrativa o la vía penal, cuestionó Arias.

El lunes pasado, el dirigente de los trabajadores de salud en Cochabamba, Adalid Gutiérrez, también informó sobre el caso de un médico y una enfermera con sospecha de haberse infectado.

El representante de este sector en La Paz, Edgar Cabrera, lamentó que no exista el apoyo necesario por parte de las autoridades e indicó que ni el Sedes ni el Ministerio de Salud explicaron los procedimientos a seguir para el personal médico con sospecha de haber contraído la enfermedad. 

“Hemos pedido también que se instalen cámaras de desinfección al ingreso de los centros médicos, pero hay trabas en cuanto a las partidas presupuestarias”, dijo Cabrera.

 Pese a que a los casos sospechosos de Covid-19 se los pone en aislamiento por 14 días, a veces estas personas muestran síntomas después de este periodo de tiempo. Esto implica que continúan siendo un riesgo si no se les aplica las pruebas.

 

 Bolivia, uno de los países con menos tests para el virus

 Bolivia está entre los países con menos cantidad de pruebas Covid-19 en ser aplicadas en Sudamérica, de acuerdo a un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Un gráfico de esta entidad internacional posiciona a Bolivia en el décimo puesto entre 13 países sudamericanos, en cuanto a la aplicación del test, una estrategia considerada como clave para evitar la propagación de la enfermedad en la población y tener certeza de los casos confirmados, así como de los posibles contagios.

 No obstante, al momento de comparar,  se debe tener en cuenta el tamaño de la población de cada país, pues Bolivia es también uno de los menos poblados.

 Venezuela, por ejemplo, aplicó hasta el 9 de abril 139.282 pruebas para detectar el coronavirus, Chile aplicó 68.353, Brasil 62.985, Perú 48.435, Colombia 34.910, Ecuador 19.102, Argentina 14.850, Uruguay 6.856, Paraguay 2.262 y Bolivia 591. Después se encuentran Surinam y las dos Guyanas, con datos desconocidos. 

El coordinador del Ministerio de Salud en La Paz, Luis Larrea, indicó que se cuenta con 20.00 kits para pruebas pero que éstos carecen de un componente para que funcionen, por lo cual es como tener “celulares sin batería”.

La escacez de pruebas es un problema a nivel mundial que genera incertidumbre y riesgo. Pero además, todavía se descubre aspectos nuevos de la enfermedad que imposibilitan tener certezas de su comportamiento y sus consecuencias.

Todavía hay algunos expertos que consideran que hubiera sido una mejor estrategia apostar por el contagio masivo y la inmunización de la población frente al coronavirus, antes de recluirnos en cuarentenas que, por otro lado, destrozan la economía. Sin embargo, esto hubiera ocasionado miles de muertes.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
3
23