A la Iglesia le preocupa el hacinamiento de 18.101 presos y piden ampliación del indulto

Desde esta institución piden acciones que favorezcan a los privados de libertad durante esta pandemia, como la ampliación del indulto, entre otras.
viernes, 17 de abril de 2020 · 22:03

Página Siete Digital / La Paz 

La red Pastoral Cáritas de Bolivia emitió un comunicado respecto a la preocupación que tiene la Iglesia Católica por el hacinamiento de reclusos en las cárceles del país, en medio de la pandemia por coronavirus, ya que en muchos de ellos son parte de los grupos vulnerables, es decir gente con enfermedades crónicas, adultos mayores y otros.

“En Bolivia existen 48 recintos carcelarios, con una población que alcanza a 18.101 personas aproximadamente, de la cuales 16.900 son varones y 1.201 son mujeres. Asimismo, un gran porcentaje de adultos mayores, personas con enfermedades terminales, personas discapacitadas, mujeres en estado de gestación y/o en periodo de lactancia y con hijos menores de cinco años”, dice el informe de Cáritas.

Explican que en otros países del mundo, el hacinamiento fue uno de los mayores riesgos para la propagación de este virus, incluso en Estados Unidos y Colombia donde varios reclusos fallecieron o se encuentran con problemas respiratorios.

“La Pastoral Social Cáritas Bolivia, a través de su Pastoral Carcelaria, está presente en los recintos carcelarios del país por más de 30 años. En este tiempo, más que nunca, considera necesario aportar caminos y señales de esperanza para la defensa de la vida, la dignidad humana y el respeto a los derechos humanos de los privados de libertad, y con prioridad, a la población más vulnerables”, dice su comunicado.

A la vez pidieron a las autoridades considerar acciones para ayudar a la población carcelaria, las mismas tienen como objetivo orienta y ayudar a los privados de libertad sobre los peligros del coronavirus y las formas de protegerse.

Dentro de estas acciones están: Información oficial acerca de las medidas de prevención de virus; adopción de medidas preventivas eficaces y reales para evitar el contagio masivo del Covid-19, mediante protocolos de atención y provisión de insumos de limpieza para la desinfección de ambientes, productos de higiene personal básicos como jabones, guantes y barbijos para los privados de libertad y el personal de seguridad y administrativo de los recintos.

Además de fortalecer las prestaciones de salud, mediante el aumento del personal médico y provisión efectiva de medicamentos; crear espacios de aislamiento para contactos de posibles casos de Covid-19 que puedan presentarse y la dotación oportuna del prediario para una alimentación nutritiva.

Si bien el pasado 9 de abril el Gobierno emitió un decreto mediante el cual se amnistía e indulta a los presos mayores de 58 años con el objetivo de descongestionar las cárceles ante la situación derivada de la pandemia del coronavirus, Caritas opina que el beneficio debe ampliarse a favor de las personas menores de 58 años con enfermedades terminales como el VIH Sida, cáncer, diabetes, tuberculosis, personas con discapacidad física y mental, mujeres en estado de gestación y mujeres en etapa de lactancia y/o con hijos menores de cinco años.

Para los detenidos preventivamente piden que en posible se busque la aplicación de las medidas alternativas a la privación de libertad y la solución a las diferentes demandas de los privados de libertad en el marco del respeto a sus derechos humanos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
98